<![CDATA[Titulares de Historia y Curiosidades - sierranortedigital.com]]> //www.sierranortedigital.com es-ES hourly 1 <![CDATA[La “Leyenda Negra”: La gran mentira que habla la izquierda sobre la labor de España en América]]>

]]>
PUBLICADO EN ALDEA VIRAL

A raíz de unas declaraciones que Su Bondadosa Santidad el Papa Paco había efectuado en contra de la obra de España en América, publicamos hace más de un año este artículo. Bueno será rememorarlo.De todas las mentiras que he escuchado a lo largo de mi vida sobre asuntos históricos, quizá entre las que más me molestan estén las relativas al papel ejercido por España en América. Las que conforman la “Leyenda Negra” que acusa a España de genocida y esclavizadora de los pueblos americanos durante la Conquista. Y me molestan porque son acusaciones falsas e infundadas, que a base de ser repetidas e introducidas con calzador en el ideario popular, hemos acabado por creérnoslas hasta los propios españoles.Todo proceso histórico conquistador o colonizador conlleva el uso de la violencia y de las armas. Si bien el Imperio Romano invadió y conquistó España desde el siglo III A.C., arrasando y aniquilando a nuestros antepasados celtíberos, lusitanos, astures o cántabros, a nadie con un mínimo de inteligencia se le ocurriría hoy decir que Roma es la culpable de “la aniquilación de España” y del “sometimiento injusto” de nuestro pueblo. Más bien, los españoles mantendremos una deuda eterna con Roma por habernos dejado un legado inigualable tras su paso, latinizándonos y regalándonos su influencia y su organización. Algo parecido, o quizá de superior magnitud, sucedió en lo que respecta a la transmisión de riqueza a América tras nuestra llegada. La diferencia, sin embargo, es que el Imperio Romano no tuvo la mala suerte de contar con un enemigo anglosajón que volcara sobre él durante siglos infinitas mentiras y leyendas destinadas a diezmar su legitimidad y grandeza incontestables.

 

También los propios Tlaxcaltecas ayudaron a Hernán Cortés a derrotar a sus enemigos deTenochtitlán (los Aztecas de Moctezuma), y los Aztecas, a su vez, combatieron junto a los españoles en posteriores colonizaciones…La historia, como vemos, es al final una sucesión de conquistas, y si bien se cometieron algunos casos aislados de maltrato durante los periodos de introducción y de Conquista (inevitables teniendo en cuenta las gentes, las circunstancias y la época) España no ejerció sobre los nativos americanos ningún tipo de genocidio ni esclavitud generalizado. Muy al contrario, podemos decir (y avalarlo con documentación y hechos contrastados de la historia), que España fue el único país de Europa que siempre protegió en su Conquista a los nativos de todos nuestros territorios de Ultramar, garantizándoles una vida digna y unos derechos integrales.

Pocos años después de nuestra llegada a tierras americanas, y en virtud de nuestra condición de Reino católico (clave en nuestra posterior relación con los indígenas), y del impulso de nuestros frailes Franciscanos y Jesuitas, fuimos los propios españoles quienes dictamos multitud de normas, leyes y decretos oficiales que protegían a los indígenas de cualquier abuso. Y fue la propia Reina Isabel la Católica quien determinó tras el primer viaje de Colón, que los indios nativos no debían ser considerados esclavos, ni siquiera gentes colonizadas, sino súbditos de pleno derecho de la Corona Española, como habitantes de las nuevas provincias recién descubiertas.

Y nos tomamos tan en serio los españoles la aplicación de justicia sobre los indígenas del Nuevo Mundo, que la Monarquía Hispánica inmediatamente acometió las reformas necesarias para regular su trato de forma oficial. De esta manera,

Nada más dos décadas después de iniciarse el Descubrimiento (el 27 de diciembre de 1512), España abolió la esclavitud indígena mediante las “Leyes de Burgos”, en las cuales se emitieron las ordenanzas necesarias “para el gobierno con mayor justicia de los naturales, indios o indígenas” y se estableció que el Rey de España tenía derecho a “justos títulos” de dominio del Nuevo Mundo, pero sin derecho a explotar al indio, que era hombre libre y podía tener propiedades, pero que como súbdito debía trabajar a favor de la Corona sin mediar la esclavitud, retribuido y con libertades garantizadas, a través de los españoles allí asentados

nada más dos décadas después de iniciarse el Descubrimiento (el 27 de diciembre de 1512), España abolió la esclavitud indígena mediante las “Leyes de Burgos”, en las cuales se emitieron las ordenanzas necesarias “para el gobierno con mayor justicia de los naturalesindios o indígenas” y se estableció que el Rey de España tenía derecho a “justos títulos de dominio del Nuevo Mundo, pero sin derecho a explotar al indio, que era hombre libre y podía tener propiedades, pero que como súbdito debía trabajar a favor de la Corona sin mediar la esclavitud, retribuido y con libertades garantizadas, a través de los españoles allí asentados. España anteponía la evangelización de los nativos a cualquier otra materia, nativos a quienes consideraba hermanos cristianos, dejando a un lado las excepciones salvajes que efectivamente se pudieran dar y de las que de ninguna manera fue culpable España como unidad.

Pero las “Leyes de Burgos” no fueron unas leyes aisladas en lo referente al trato a los indígenas, y treinta años más tarde (1542), España emitía las “Leyes Nuevas” (o Leyes y ordenanzas nuevamente hechas por Su Majestad para la gobernación de las Indias y buen tratamiento y conservación de los indios), en las que entre otras cosas se regulaba aún más en detalle el trato a los nativos, proclamando de nuevo su libertad y suprimiendo igualmente las encomiendas. Eran normas emitidas por los propios españoles y que restaban derechos a los pobladores españoles en beneficio de los indígenas, algo inédito en aquel momento y digno de asombrosa admiración…En esas “Leyes Nuevas”, el Emperador Carlos V mandó constituir una comisión que determinara la limitación de los derechos de los españoles en sus encomiendas y el sistema y forma en que se llevaban a cabo las Conquistas (no podían violarse los derechos indígenas en ese proceso). En dichas leyes, también se regulaban los tributos que los indígenas debían aportar al Estado, como súbditos del Rey que eran y no como esclavos.

En resumen, en lo relativo al trato a los indígenas, las “Leyes Nuevas” aportaban lo siguiente:

– Sobre la esclavitud:

* Cuidar la conservación y gobierno y buen trato de los indios

* Que no hubiera causa ni motivo alguno para hacer esclavos, ni por guerra, ni por rebeldía, ni por rescate, ni de otra manera alguna.

* Que los esclavos existentes fueran puestos en libertad, si no se mostraba el pleno derecho jurídico a mantenerlos en ese estado.

* Que se acabara la mala costumbre de hacer que los indios sirvieran de cargadores (tamemes), sin su propia voluntad y con la debida retribución.

* Que no fueran llevados a regiones remotas con el pretexto de la pesca de perlas.

* Se dictó orden a la armada española para la persecución y castigo de las naves esclavistas inglesas, holandesas y portuguesas que infectaban el caribe con destino a las colonias anglosajonas y a Brasil.

– Sobre las encomiendas:

* Que los oficiales reales, del virrey para abajo, no tuvieran derecho a la encomienda de indios, lo mismo que las órdenes religiosas, hospitales, obras comunales o cofradías.

* Que el repartimiento dado a los primeros Conquistadores cesara totalmente a la muerte de ellos y los indios fueran puestos bajo la real Corona, sin que nadie pudiera heredar su tenencia y dominio.

Y es que, como decía el historiador e hispanista estadounidense Lewis Hanke, uno de los mayores expertos sobre Hispanoamérica: “Ninguna nación europea se responsabilizó de su deber cristiano hacia los pueblos nativos tan seriamente como lo hizo España. Y no solo cuidamos más que ningún otro país nuestra relación con aquellos nuevos compatriotas, sino que el nacimiento del Imperio Español en América supuso, de facto, en inicio de uno de los periodos más prósperos de la historia universal. Un periodo en el cual la ciudad de México llegó a convertirse en la urbe más grande y rica del planeta, o en el que cuando llegaron las independencias, España había creado un legado que convertía a Hispanoamérica en la región más próspera del planeta, con un nivel de vida y una economía incluso superiores a las de la Europa de entonces y con unas ciudades (como Lima, Santa Fe de Bogotá o México), mucho más importantes que Londres, París o la Roma de aquel momento…Y fuimos quizá tan respetuosos y precavidos, que podemos afirmar que los problemas reales de las independencias americanas no fueron causados por España, sino por los trágicos y mal llamados “libertadores”, que en nombre de una falsa igualdad arrebataron a los indios sus derechos y sus tierras comunales, amparadas por las leyes y los derechos que los españoles habíamos decretado siglos antes.

Nuestra labor en América no tuvo absolutamente nada que ver con genocidios o esclavitudes, y sin embargo sí mucho que ver con el florecimiento en América de una nueva cultura que venía a cambiar para mejor la que nos encontramos al llegar. Descubrimos sociedades tecnológica y humanamente 3000 años atrasadas, generalmente inconexas entre ellas, que en su práctica totalidad practicaban el canibalismo y los sacrificios humanos, y a las cuales situamos a la cabeza del mundo en pocos siglos. Y es España la responsable de haber trasladado a América el urbanismo, el derecho, las economías estructuradas, la agricultura, las universidades, las catedrales, las técnicas arquitectónicas, la influencia del Renacimiento, la imprenta, la rueda, la escritura, la música o la fe, entre otras infinitas cosas. Fundamos 23 universidades en América que daban educación a casi200.000 alumnos de todas las clases sociales y razas (Portugal no fundó ninguna en Brasil durante su periodo colonial, mientras que la Inglaterra colonial de entonces, por ejemplo, hasta ese momento se había preocupado más bien poco por educar a sus indígenas), y a través de la península, hacíamos llegar a América todas las corrientes intelectuales y las artes que la grandiosa España de entonces absorbía.

CAPÍTULO XII del testamento de ISABEL LA CATOLICA:

«Por cuanto al tiempo que nos fueron concedidas por la Santa Sede Apostólica las islas e tierra firme del mar Océano, descubiertas e por descubrir, nuestra principal intención fue, al tiempo que lo suplicamos al Papa Alejandro sexto de buena memoria, que nos hizo la dicha concesión, de procurar inducir e traer los pueblos de ellas e los convertir a nuestra Santa Fe católica, e enviar a las dichas islas e tierra firme del mar Océano perlados e religiosos e clérigos e otras personas doctas e temerosas de Dios, para instruir los vecinos y moradores de ellas en la Fe católica, e les enseñar e doctrinar buenas costumbres e poner en elfo la diligencia debida, según como más largamente en las Letras de la dicha concesión se contiene, por ende suplico al Rey, mi Señor, muy afectuosamente, e encargo e mando a la dicha Princesa mi hija e al dicho Príncipe su marido, que así lo hagan e cumplan, e que este sea su principal fin, e que en ello pongan mucha diligencia, e non consientan e den lugar que los indios vecinos e moradores en las dichas Indias e tierra firme, ganadas e por ganar, reciban agravio alguno en sus personas e bienes; mas mando que sea bien e justamente tratados. E si algún agravio han recibido, lo remedien e provean, por manera que no se exceda en cosa alguna de lo que por las Letras Apostólicas de la dicha concesión nos es infundido y mandado».

¿Qué se cometieron atrocidades e injusticias? Sin duda, sí. ¿Qué hubo quienes utilizaron su poder personal para esclavizar a veces a los indígenas? También. Pero el 95% de las muertes acaecidas por aquel tiempo en América no son producto de las armas españolas, sino de los virus y enfermedades (como la gripe, la viruela, la escarlatina o el sarampión), que inevitablemente se transmitieron de España a América y de América a España entre dos mundos que hasta ese momento habían estado permanentemente aislados entre sí.

Por todo ello, creo que es deber de toda la comunidad Hispanoamericana conocer estos hechos, para no dejarnos seguir engañando por la leyenda negra creada por el mundo anglosajón y por quienes encabezaron las distintas independencias e hicieron creer a algunos que la bellísima historia común que tenemos no fue sino una vulgar y cruel escabechina. Con un poco de rigor histórico y cultura, descubrimos que lejos de ser aquello que esos dicen, la historia de España en América es uno de los periodos más hermosos y prósperos de la historia universal, porque España no fue a América para irse sino para quedarse, para construir y para fusionarse. Y fruto de ese aporte y de esa fusión son sus ciudades y sus gentes de hoy, que son el mejor ejemplo vivo de aquella gesta sin igual que hermanó para siempre a una comunidad de naciones que hoy engloba a 450 millones de personas.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[España ¿Nación de Naciones? Por Iván Guerrero Vasallo]]>

]]>
Lo de Cataluña, es una especie de maniobra de distracción y, a la vez, el inicio para terminar de convertir a España en un Estado Federal. Hacia eso nos dirigimos. 
 
El verdadero golpe de Estado es para subir al poder el ''nuevo Frente Popular'', (PSOE, Unidos Podemos), en próximas elecciones nacionales, (o sin elecciones), debido al desprestigio del PP, por los casos de corrupción y la aparente falta de contundencia en Cataluña del señor Rajoy. Si llegan al poder, entre otras cosas, crearán, utilizando sus propios términos, ''una nación de naciones''.
 
Los Mossos d'Esquadra no responden al gobierno central ante el ataque independentista dicen, ¿y nos sorprende?. Es una policía autonómica, ¿qué esperábamos?. Mi pregunta siempre a sido respecto a ese tipo de policías, ¿que pintan ciertas comunidades autónomas con policías autonómicas?. Nunca lo he entendido. Un gasto innecesario.
 
Y luego el actual Jefe del Estado. Se le pide que intervenga pero no se dan cuenta de que no puede apenas hacer nada, pues el monarca liberal como dice la famosa frase, ''reina pero no gobierna''. 
 
Ademas, cuidado, al acecho está de lo que ocurra con Cataluña, el llamado ''País'' Vasco, con el PNV al frente.
 
Es curioso ver como la decisión que salió de la reunión del llamado Club Bilderberg en el 2014, de que abdicara el entonces rey Juan Carlos I y de que le sustituyera su hijo para convertir definitivamente a España en un estado federal, basándose, según dicen, en el modelo belga, tiene pinta de ir cumpliéndose.
 
Transigir y darles todo lo que han pedido, (¿intencionadamente?), durante años provocó todo esto. 
 
Pero tampoco hacía falta ser muy listo para darse cuenta, ya en su día, de que esto, con el actual sistema político, iba a ocurrir tarde o temprano. A mi por lo menos, no me ha sorprendido...
]]>
<![CDATA[Conferencia de José Pérez Muñoz,en el Foro Historia Local sobre el hijo de la villa de Torrelaguna:Juan Sanz Prieto]]>

]]>
Como ya publicó Sierra Norte Digital, nuestro lector y colaborador José Pérez Muñoz, pronunció el día 6 de octubre, una conferencia en la biblioteca municipal de Torrelaguna “Juan de Mena” dentro del Foro Historia Local sobre su nuevo trabajo de investigación que recoge en un libro la biografía del ilustre militar hijo de esta villa Juan Sanz Prieto.

Por medio de diapositivas el conferenciante comenzó con una breve historia de la familia del militar y una descripción de como fue Torrelaguna el año 1896, fecha de su nacimiento, en lo político, económico y social.

La vida de este militar pasa por la academia de Infantería de Toledo donde obtiene la graduación de teniente en 1915, pasando a la zona del Protectorado Español en Marruecos interviniendo en numerosas y destacadas acciones militares tanto en Infantería como desde el aire, ya que obtuvo el título de piloto de aeroplanos, y profesor de la escuela de éstos como comandante, es herido varias veces, algunas de gravedad, tanto en tierra como por derribo del los aeroplanos desde los que actúa, sus visitas a su pueblo y recibimiento por parte de autoridades y vecinos, ya que el Ayuntamiento el año 1925 le nombra Hijo Predilecto.

Siendo comandante el 13 de noviembre de 1926 fallece en un trágico accidente de aviación en el aeródromo militar de Cuatro Vientos en Madrid.

Contaba con numerosas condecoraciones y fue propuesto para la Laureada de San Fernando, descansa en el cementerio de Torrelaguna, La Corporación municipal después del accidente acuerdan dar su nombre una calle que hace años cambian por calle Mayor.

Al finalizar José hizo entrega a la biblioteca de un libro para los lectores.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[7-0 de 1917 - 2017. Por José Enrique Centén]]>

]]>
100 años que marcaron varias generaciones proletarias, con ascenso y triste declive en ventajas sociales y salariales.  El camino de la vida puede ser libre y bello; pero hemos perdido ese camino”.Debemos de perseverar y volver a realizar una revolución para retornar a ese pasado de hace “cuatro días”.

Desde finales del siglo XX y principio del XXI, los asalariados han perdido paulatinamente su identificación y la memoria olvidando las ventajas sociales y económicas logradas durante siglo y medio de las luchas de sus abuelos haciendo vigente las palabras de Bujarin al triunfo de la Revolución rusa: “Tratando de obtener las mayores ganancias, los capitalistas buscan fuerzas de trabajo, más baratas y al mismo tiempo la mayor explotación posible. Se persigue así la “cacería” de trabajadores, lo que se llama en Occidente “el efecto llamada”. Y al tiempo en aras del máximo beneficio se desplazan mercancías y capitales cada vez más lejos de su país de origen”.2

Con estos renglones algunos ya estarán pensando “salió el comunista de turno”, nada más lejos de la realidad, no porque no sea interesante la filosofía comunista, sino que hoy en día es muy difícil serlo e imposible en esta sociedad, es como volver a una comunidad esenia que en esencia podría ser la comunista, pero tenemos pequeñas propiedades que no compartimos con la comunidad, como el coche, vivienda, móvil…, y ante los que me acusarán de serlo, les  indico: “Ser comunista no es reclamar el control de los medios energéticos por el Estado (agua, luz, gasolina) o potenciar las energía renovables; en España prohíben y sancionan porutilizar el astro sol al no permitir a los particulares el uso de placas solares. No es ser comunista pedir la eliminación de tantos intermediarios entre el agro y el consumidor. No es ser comunista exigir que las grandes empresas y fortunas particulares paguen sus impuestos como el asalariado o autónomo. No es ser comunista eliminar y penalizar la ingeniería financiera y tributaria, para evitar pagar al Fisco. No es ser comunista tener la Educación, Sanidad y prestaciones sociales públicas, que abarque a todos, y a los más necesitados en especial.

Todo por la imagen distorsionada, y a veces cierta, de ciertos regímenes comunistas que hemos conocido, regímenes manipulados por algunos dirigentes al mantenerse en el poder a toda costa, eliminando pensadores como en el caso de Bujarin (Moscú, 1888-1938), y muchos otros desconocidos. Regímenes que convirtieron al partido en Gobierno y Administración única cayendo en la más abyecta burocracia y nido de corrupción, al igual a como ocurre en las supuestas democracias actuales, y en la falsa democracia de España. O como en ese otro supuesto país comunista, al que no se le critica por definirse así, China, posiblemente la 1ª potencia económica mundial, que se elevó a ese puesto por el Capitalismo agresivo de la Globalización, siendo primero objetivo del Capital por su mano de obra barata; pero que han controlado los medios de distribución y hoy es el competidor a quién temen las llamadas Democracias burguesas controladas por al Absolutismo Financiero, las que controlan y pregonan las excelencias de la Democracia burguesa, o como dice José Manuel Bermudo, “Democracia burguesa no es otra cosa que dictadura de la burguesía cuando se basa solo en el Derecho (sus derechos)”.3 Han logrado conseguir, 100 años después, el retorno a un nuevo absolutismo, el Absolutismo Financiero. 

]]>
<![CDATA[El turismo de la guerra civil de la Comunidad de Madrid se concentra en la Sierra]]>

]]>
Búnkers, trincheras, refugios, caminos militares... La Comunidad de Madrid cuenta con un vasto patrimonio de la guerra civil que cada vez más municipios se han propuesto recuperar como elementos culturales y turísticos, pero según los especialistas, no siempre de manera que se asegure su preservación.

"En poco tiempo hemos pasado de no hablar de este patrimonio, o por lo menos no darle mucha publicidad, a que se empiece a poner en valor", señala Óscar Navajas, profesor de la Universidad de Alcalá y especialista en interpretación del patrimonio.

En colaboración con la Asociación Espacios para la Memoria, Navajas ha realizado un estudio en el que analiza cuáles de estos recursos de la guerra civil se han recuperado y de qué manera, qué mensaje transmiten y quiénes son sus visitantes.

Una de sus conclusiones es que "hay una parte de la sociedad muy interesada en visitar este tipo de patrimonio, y que hay una parte de la sociedad grande que visitaría este patrimonio de la guerra civil con una perspectiva histórica", señala Navajas.

El museo de la batalla del Jarama, en Morata de Tajuña; los frentes de Somosierra, Rivas-Vaciamadrid, Pinto o el denominado 'frente del agua', en Puentes Viejas; el Blockhaus de Colmenar de Arroyo o el cerro Melero, en Arganda del Rey, entre otros, guardan un pedazo de la historia de la guerra civil.

Pero también numerosos vestigios que no se conocen, como los existentes en la ciudad de Madrid, pero con los que convivimos de forma habitual.

En opinión del profesor de la UAH, "el patrimonio bélico siempre es de interés, simplemente por las construcciones, por la mecánica, por la técnica o por lo que se ha sufrido con él".

Estas edificaciones son además para los profesores "un recurso muy interesante para hablar de educación cívica o de educación para la paz", explica Navajas.

"Cuando los visitantes ven un fortín, o un búnker, en el que había soldados, donde se pasaba frío, donde se pasaban calamidades, y donde sabían que las personas a las que tenían que matar enfrente podían ser un familiar o un amigo, eso siempre lleva un halo de nostalgia o de reflexión", dice el especialista en patrimonio.

Otra conclusión menos positiva del estudio 'Turismo en espacios de conflicto' es que desde que en los últimos dos años algunos municipios han comenzado a poner en valor este patrimonio, "algunos están realizando una carrera política por ser los primeros, por lo que se están realizando actuaciones que no son las más convenientes", indica Navajas.

Pese a que "es muy interesante que los municipios se preocupen por este patrimonio, sobre todo porque parte de él se está degradando, porque está al aire libre o porque es muy endeble", los especialistas en patrimonio advierten que estas actuaciones no pueden hacer "de forma rápida" ni "sin contar con especialistas".

Entre las razones que en los últimos tiempos han fomentado el interés de los municipios de la Comunidad de Madrid en estos recursos de la guerra civil, en opinión del profesor de la UAH, está que "tenemos una cierta deuda con ese pasado".

"Cuando se inició la transición hubo un pacto del olvido y no se habló de ello, y en algún momento tenía que salir", indica Navajas.

De otro lado, explica el autor del estudio, "tampoco sabemos si la sociedad española está preparada para visitarlo, porque mientras que en algunos países de la Unión Europea se ha hablado más de temas como la Alemania Nazi o la Primera y Segunda Guerra Mundial, y donde esto sí que son recursos turísticos, por desgracia en España no ha sido así, y todavía queda mucho trabajo por hacer". EFE

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Conferencia sobre la vida del ilustre militar de Torrelaguna: Juan Sanz Prieto]]>

]]>
El próximo día 6 de octubre a las seis de la tarde, en la biblioteca Juan de Mena de Torrelaguna, nuestro colaborador José Peréz Muñoz pronunciará una conferencia sobre la vida del ilustre militar de esta villa Juan Sanz Prieto.

Captura_de_pantalla_2017-09-29_a_las_14.15.18

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Declaración de la república catalana octubre...de 1934]]>

]]>
Ante la falta de información de la mayoría de la población, sobre lo ocurrido en Cataluña que es historia y no figura en los textos escolares o lo es de manera partidista, intento resumir para general conocimiento, tanto de catalanes como del resto de ciudadanos, hechos reales que describen lo ocurrido durante la Segunda República española y la declaración de independencia de Cataluña,......

 

Situación política y hechos previos.

 

Tras la Dictadura de Primo de Rivera el rey Alfonso XIII nombró en enero de 1930 al general [Dámaso Berenguer] presidente del Gobierno para que restableciera la "normalidad constitucional". Pero la "Dictablanda" del general Berenguer fracasó dando paso al breve gobierno del almirante Juan Bautista Aznar que convocó elecciones municipales españolas de 1931 para el domingo 12 de abril. Antes, en agosto de 1930, los partidos republicanos se habían reunido y firmado el pacto de San Sebastián entre los que se encontraban representantes de los partidos nacionalistas catalanes.

 

El presidente Indalecio Prieto dijo... ''el problema referente a Cataluña ''quedó resuelto en el sentido de que los reunidos aceptaban la presentación a unas Cortes Constituyentes de un estatuto redactado libremente por Cataluña para regular su vida regional y sus relaciones con el Estado español''

 

La proclamación de la República Catalana el 14 de abril de 1931

 

En Cataluña, concurrieron a las elecciones municipales cuatro grupos además de los monárquicos. ERC en Barcelona obtuvo 25 concejales, frente a 12 de la Lliga Regionalista]y otros 12 de la candidatura republicana-socialista.

 

El 14 de abril, Lluís Companys, uno de los líderes de Esquerra Republicana salió al balcón del Ayuntamiento de Barcelona, en la Plaza de San Jaime para proclamar la República e izar la bandera republicana. Una hora después, el líder de Esquerra [Francesc Macià] se dirigió a la multitud concentrada en la plaza y proclamó, en nombre del pueblo de Cataluña, "''L'Estat Català, que amb tota la cordialitat procurarem integrar a la Federació de Repúbliques Ibèriques''". A media tarde Macià de nuevo se dirigía a la multitud pero esta vez desde el de la Diputación de Barcelona, situado enfrente del Ayuntamiento en la misma plaza de San Jaime, para comunicarles que había tomado posesión del gobierno de Cataluña y a continuación firmaba un manifiesto en el palacio de la Diputación en que proclamaba de nuevo el "''Estat Català''" bajo la forma de 'una República Catalana'' Una tercera declaración de Macià, por escrito como la segunda, se produjo a última hora de la tarde, cuando se supo que la República había sido proclamada en Madrid y el rey Alfonso XIII abandonaba el país, en la que, después de hacer referencia a los supuestos acuerdos alcanzados en el "[Pacto de San Sebastián", se proclamó "La República Catalana com Estat integrant de la Federació Ibèrica''. Fueron tres declaraciones que mostraron la variedad de tendencias agrupadas en la coalición de izquierdas catalana... y un elevado nivel de improvisación acerca de qué se está proclamando...

 

La proclamación de la “República Catalana” hecha por Macià en Barcelona fue el problema más inmediato que tuvo que afrontar el Gobierno Provisional de la Segunda República Española. Así el 17 de abril, sólo tres día después de haberse proclamado la República, tres ministros del Gobierno Provisional se entrevistaban en Barcelona con Francesc Macià alcanzando un acuerdo por el que Esquerra Republicana de Cataluña renunciaba a la “República Catalana” a cambio del compromiso del Gobierno Provisional de que presentaría en las futuras Cortes Constituyentes el Estatuto de Autonomía que decidiera Cataluña, previamente “aprobado por la Asamblea de Ayuntamientos catalanes'', y del reconocimiento del gobierno catalán que dejaría de llamarse Consejo de Gobierno de la República Catalana para tomar el nombre de Generalidad de Cataluña Gobierno de la Generalidad de Cataluña, recuperando así el nombre de la institución del Principado que fue abolida por Felipe V en los decretos de Nueva Planta de 1714.

 

El Estatuto de Autonomía de 1932

 

En 1932 una comisión de las Cortes adecuaron el proyecto de Estatuto de Cataluña a la Constitución y aun así encontró una enorme oposición en la cámara para su aprobación. Tras cuatro meses de debates interminables, sólo el fallido golpe de Estado del general Sanjurjo de agosto de 1932 motivó que se acelerara la discusión del Estatuto, que finalmente fue aprobado el 9 de septiembre. El Estatuto era menos de lo que los nacionalistas catalanes habían esperado (la versión final eliminaba todas las frases que implicaban soberanía para Cataluña; se rechazaba la fórmula federal; los idiomas castellano y catalán eran declarados igualmente oficiales, etc), ​

 

A las pocas semanas de la aprobación de Estatuto, se celebraban elecciones al Parlamento de Cataluña, con nuevo triunfo arrollador de ERC, que conseguía 56 de los 85 escaños en juego. El Parlamento se constituía el 6 de diciembrecon Lluís Companys como primer Presidente de la cámara legislativa, y ERC formaba un gobierno monocolor.

 

En enero de 1934 la autonomía catalana asumía facultades judiciales con la creación del Tribunal de Casación de Cataluña, así como nuevos poderes ejecutivos, incluyendo los de Orden Público al desaparecer de la estructura política la figura de los gobernadores civiles, que representaban al Estado español en Cataluña. Antes, el día de Navidad de 1933 moría el presidente Macià. El 1 de enero de 1934 era elegido Lluís Companys para sucederlo.

 

La Reforma agraria fue motivo de conflicto con el Gobierno central

 

Las diferencias políticas entre el Gobierno central y la Generalitat sobre una ley de reforma agrícola acabaron en declaración de independencia.

 

En Cataluña, uno de los principales propósitos del presidente Companys, era la de realizar una reforma agraria adaptada a las especificidades del campo catalán, en el que miles de pequeños agricultores dedicados al cultivo de la uva, no disponían de la propiedad de la tierra, sino que la cultivaban bajo contratos a largo plazo. El programa propugnaba el acceso a la propiedad de la tierra por parte de los pequeños agricultores, ​ Así, el Parlamento de Cataluña aprobó, el 11 de abril de 1934, la Ley de Contratos de Cultivo la cual garantizaba la explotación de tierras durante un mínimo de seis años y la posibilidad de comprar las parcelas que hubieran estado cultivando durante al menos quince años. ​Ello llevó a la derecha catalana de la Lliga, representante de los terratenientes catalanes, y que colaboraba en las Cortes Españolas con la CEDA, a reclamar la declaración de inconstitucionalidad de la ley, pidiéndole al gobierno Samperque recurriese la ley ante el Tribunal de Garantías Constitucionales, cosa que hizo. El recurso se basaba en una presunta invasión de competencias estatales, las referentes a las obligaciones contractuales (que el artículo 15 de la Constitución de 1931reservaba al Estado), en tanto que la Generalitat aducía que en virtud del artículo 12 del Estatuto, le correspondía la legislación en materia de política social agraria. El 8 de junio de 1934, el tribunal declaró, por 13 votos a 10 y sin que muchos de sus integrantes hubiesen oído el caso, incompetente al Parlamento de Cataluña sobre el tema y anuló por tanto la ley. La respuesta de la Generalidad fue la aprobación por el Parlamento de Cataluña de una ley virtualmente idéntica, aunque Samper y Companys iniciaron una negociación a para buscar una fórmula que hiciera compatible la ley con la Constitución.​

La anulación de la Ley de Contratos de Cultivos creó una grave crisis política entre Madrid y Barcelona (incluyendo la retirada de los diputados de ERC de las Cortes Españolas) y una considerable exacerbación nacionalista, que favorecía las actividades paramilitares y la propaganda separatista de las Joventuts d'Estat Català, dirigidas por Josep Dencàs. Dencàs logró la consejería de Gobernación el 18 de septiembrerepresaliando además al movimiento anarcosindicalista de la ciudad, en tanto que a Miquel Badia, de ERC, se le encargan los servicios de Orden Público de Cataluña

 

Proclamación de la República catalana el día 6 de Octubre de 1934

 

Las Cortes Españolas se reunieron el 1 de octubre y la CEDA manifestó que retiraba su confianza al gobierno del Partido Republicano Radical presidido por Ricardo Samper, exigiendo la participación en el que se formara a continuación. Al día siguiente caía el gobierno Samper, que había tratado de llegar a un acuerdo sobre la ley de contratos con Companys, y el día 4 de octubre Alejandro Lerroux formaba un nuevo gobierno en el que entraban por primera vez ministros de la CEDA. Inmediatamente los socialistasdeclaraban una huelga general revolucionaria en toda España para el día siguiente

 

 

El 6 de octubre la Alianza Obrera organizó una manifestación que se dirigió hacia la Plaza de San Jaime con pancartas reclamando la "República Catalana" pero se disolvió pacíficamente. En realidad aquel día no hubo actos de violencia en Barcelona y fueron muy escasos en el resto de Cataluña.​ Al parecer el presidente de la Generalidad Companys trató de hablar por teléfono con el presidente de la República Niceto Alcalá-Zamora para advertirle que le sería imposible contener las reacciones izquierdistas y nacionalistas contra el nuevo gobierno al que se había incorporado la CEDA, aunque no logró hablar personalmente con él. Esa mañana Companys había conocido el anuncio del gobierno de Lerroux de declarar el estado de guerra en toda España.[

 

La tarde del 6 de octubre, Lluís Companys apareció en el balcón de la Generalidad acompañado de sus consejeros y proclamó la República Catalana.

 

 

Ese día al anochecer aparecieron las primeras barricadas, se distribuyeron grupos armados por las calles y se preparó a los edificios oficiales para la resistencia. La Generalidad se defendió con un centenar de Mozos de Escuadra dirigidos por Pérez Farrás; la Alianza Obrera ocupó el local de Fomento del Trabajo Nacional en la Vía Layetana con unos 400 hombres; un número similar de partidarios del PSOE se concentraron en la Casa del Pueblo de la calle Nueva de San Fracisco; y en general lgrupos con fusiles estaban preparados.

Cerca de las once de la noche, una compañía de infantería y una batería del regimiento de artillería llegó a la Rambla de Santa Mónica y cuando el capitán se dispuso a leer el bando de proclamación del estado de guerra, desde el local del CADCI empezaron a disparar resultando muertos un sargento y heridos otros siete militares. La repuesta fue el bombardeo de artillería sobre el centro resultando muertos Jaume CompteManuel González Alba y Amadeu Bardina, dirigentes del Partit Català Proletari. El resto se rindieron a la una y media de la madrugada del día 7 de octubre.​

Unas horas antes, hacia las diez de la noche del día 6, una compañía de artillería había ocupado la Plaza de la República (actual Plaza de San Jaime) informando a Pérez Farrás sus jefes de que tenían órdenes de tomar los dos edificios oficiales. Tras un tiroteo, los mozos de escuadra se replegaron al Ayuntamiento. Allí se acababa de votar una moción presentada por el alcalde Carles Pi i Sunyer de adhesión al Gobierno de la Generalidad. El asedio se amplió con la llegada de una compañía de ametralladoras.

Afortunadamente, el general Batet, a pesar de tener órdenes estrictas de atacar por parte del ministro de la Guerra, y a sabiendas de que tenía la situación completamente controlada, dejó pasar el tiempo esperando reducir a los rebeldes.​ A las seis de la mañana, Companys comunicaba a Batet su rendición.​ Esa noche, Dencàs (ERC) había huido.

 

 

Se acabó la fiesta

Sobre las siete de la mañana del 7 de octubre las tropas entraron en el Palacio de la Generalidad y detuvieron a Companys y a su gobierno y a los diputados Josep TarradellasAntoni XirauJoan CasanellasEstanislau Ruiz, y al presidente del parlamento Joan Casanovas. Acto seguido detuvieron también en el Ayuntamiento al alcalde Carles Pi i Sunyer y a los concejales de ERC que le seguían. Los apresados fueron trasladados al buque Uruguay anclado en el puerto de Barcelona y reconvertido en prisión. Aquella mañana, las calles fueron quedando vacías de gente y todo fue volviendo a la normalidad. Incluso un representante de la CNT aconsejaba por la radio volver al trabajo, apostando por la organización obrera y la no colaboración con los partidos burgueses nacionalistas.​

Pese a la gravedad de los hechos, se considera que el general Batet consiguió dominar la situación con el mínimo de destrucción y violencia, actitud que le valió ataques de ambos bandos: de la derecha y de algunos sectores militares por un lado (Batet sería fusilado durante la Guerra Civil por los franquistas) y de los insurrectos, por no ponerse a sus órdenes, por otro (por su participación en la sofocamiento de la insurreción obtuvo la Cruz Laureada de San Fernando).

 

Triste final

 

En la fracasada rebelión murieron cuarenta y seis personas, treinta y ocho civiles y ocho militares.​ Más de tres mil personas fueron encarceladas, la mayoría de ellas en el vapor "Uruguay", y puestas bajo la jurisdicción de los consejos de guerra. También fue detenido Azaña, que se encontraba casualmente en Barcelona para asistir a los funerales del que fuera ministro de su gabinete Jaume Carner. Los militares que habían formado parte de la insurrección, el comandante Enrique Pérez Farrás y los capitanes Escofet y Ricart, fueron condenados a muerte, siendo su pena conmutada por la de prisión perpetua por el presidente de la República, Alcalá Zamora, a pesar de las protestas tanto de la CEDA como del Partido Republicano Liberal Demócrata de Melquíades Álvarez, que pedían mano dura.]​ El presidente y el gobierno de la Generalidad fueron juzgados por el Tribunal de Garantías Constitucionales y fueron condenados por rebelión militar a treinta años de prisión, que cumplirán, unos en el penal de Cartagena y otros en el del Puerto de Santa María. El 23 de febrero de 1935 son dejados en libertad provisional el alcalde de Barcelona y los concejales detenidos.​

El gobierno de Lerroux desató «una dura oleada represiva con la clausura de centros políticos y sindicales, la supresión de periódicos, la destitución de ayuntamientos y miles de detenidos, sin que hubieran tenido una actuación directa en los hechos», lo que evidenció «una voluntad punitiva a menudo arbitraria y con componentes de venganza de clase o ideológica».​

La autonomía catalana fue suspendida indefinidamente por una ley aprobada el 14 de diciembre a propuesta del Gobierno (la CEDA exigía la derogación del Estatuto) y la Generalidad de Cataluña fue sustituida por un Consejo de la Generalidad designado por el Gobierno y con un presidente denominado gobernador general de Cataluña (el primero fue el coronel Francisco Jiménez Arenas, que ejercía como "presidente accidental" de la Generalidad desde el 7 de octubre, y que en enero de 1935 fue sustituido por Manuel Portela Valladares). En abril de 1935, cuando se levantó el estado de guerra, Portela fue sustituido por el radical Juan Pich y Pon, y algunas de las competencias de la Generalidad le fueron devueltas, pero no las de Orden Público.​ La Lliga participó en ese gobierno, «lo que confirmó su imagen de cómplice de los enemigos de la autonomía y alejó de ella a sectores de clases medias, pese a que paralelamente, desde finales del mismo octubre, denunciara al Gobierno central por aprovechar la situación creada para suprimir o recortar las facultades autonómicas, sosteniendo que "no se debe castigar a un pueblo por los errores de sus gobernantes". En nombre de la Lliga, el vicepresidente del Parlamento catalán, A. Martínez Domingo, impugnó ante el Tribunal de Garantías la ley de 2 de enero de 1935, que vaciaba de contenidos a la Generalidad».​

La Ley de Contratos de Cultivo fue anulada y se tramitaron casi tres mil juicios de desahucio de "rabassaires" y de aparceros. Los periódicos nacionalistas y de izquierdas fueron suspendidos.

 

Ahora el “referéndum”

 

La situación actual de Cataluña se generó en el pasado, debido a que los políticos de distinto signo no han sido capaces de dar solución a las constantes demandas de la Generalitat, que a su vez no ha dejado de pedir y pedir más y más autonomía hasta el punto de ser posiblemente la que tenga más competencias que cualquier estado federal.

 

La historia falseada, el control de la enseñanza, el odio generado hacia lo español y los intereses políticos provocaron un caldo de cultivo a favor del independentismo, fomentado por partidos radicales en colaboración con la derecha catalana en un matrimonio que acabará en divorcio.

 

Los independentistas han usado y abusado del Parlamento Catalán, aprobando leyes exprés saltándose a la oposición y las leyes del Estado español con total impunidad y desobediencia.

 

El presidente Puigdemont ha declarado que su referendum “ilegal” tendrá validez para declarar la independencia de Cataluña, lo que parece muy fuerte al no tener las menores garantías, tanto de poder celebrarse como de participación y ni de un mínimo de control.

 

Es conveniente recordar como terminó la anterior declaración de independencia: suspendida la autonomía, intervención militar, muertos, detenciones y hasta un barco cárcel en el puerto de Barcelona, ......... hoy no solo hay un barco sino dos.

 

Hay demasiadas similitudes entre el pasado y el día de hoy en vísperas del 1-O, esperemos que impere la cordura y que la historia no se repita.

Alfonso Prieto

Puedes visitar su Blog aquí: 

http://filosofoactual.simplesite.com/

 

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[El caso del monje del Monasterio de Montserrat, Sergi d'Assís]]>

]]>
Los hay tontos por ignorantes o por miedo. Ese es el caso del monje del Monasterio de Montserrat, Sergi d'Assís, que el pasado domingo 24 de septiembre defendió en la homilía de la misa el 1-O, rechazando la «represión» y defendiendo los derechos fundamentales. D'Assís ha considerado que el derecho de reunión y de expresión están amenazados y, en algunos casos, vulnerados en la actuación del Estado contra el referéndum.

 

«Se prohíbe un derecho tan sencillo como el de ser consultados», y ha añadido que se menosprecia a las instituciones catalanas y, por tanto, también a los ciudadanos que representan. Nos pide a todos – o ¿solamente a los independentistas catalanes?- afrontar la situación con espíritu pacífico y ha añadido: «Tenemos que decir "no" a la represión y "sí" a la libertad y al respeto a los derechos más fundamentales». También nos invita a leer la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como el que trata sobre la libertad de expresión.

 

El monje d'Assís no parece entender que estamos en una situación tan peligrosa que existe el riesgo de que se repita, por segunda vez en la Historia España, las consecuencias que trajeron, entre otros graves errores históricos, la proclamación por Lluis Companys, de la república catalana aquel 6 de octubre de 1934, hace hoy casi 83 años: una nueva Guerra Civil.

 

Hablando de represión, palabra que utiliza en su homilía el monje d'Assís, en su ignorancia mayúscula habrá que explicarle como se posicionaron ante la Iglesia los dos bandos que se enfrentaron en nuestra Guerra Civil y que dio lugar al holocausto o la persecución religiosa cuyo objetivo final era el exterminio de toda la Iglesia Católica en España.

 

Usted no es un ignorante Padre Sergi –me gusta llamar los religiosos por su nombre- ya que conoce la historia de los monjes del Monasterio de Montserrat que fueron vilmente asesinados, entre 1936 y 1937, por las hordas marxistas de entonces y que hoy tienen clara representación en el Parlamento de Cataluña. Usted es un pobre cobarde que cree que por posicionarse hoy ante los que pudieran ser sus verdugos, caso de repetirse la historia, le van a salvar el cuello. La diferencia con sus antecesores que sufrieron martirio es que a usted no le considerarían nunca un mártir, en caso de que no huya a tiempo. Sepa además que si consiguiera salvar el pellejo tendría que agradecérselo a aquellos a los que hoy acusa de represores.

 

Para conocimiento de los lectores y vergüenza del monje Sergi d'Assís, por deslealtad con aquellos que hace décadas le antecedieron, adjuntamos la relación de los monjes mártires del Monasterio de Montserrat.

 

clip_image002

clip_image004

ES.28079.AHN/2.2.2.1.9.10//FC-CAUSA_GENERAL,1674,Exp.2

 

JAVIER CORDERO

26-09-2017

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Mesa redonda en la UCM en torno a argumentos para la defensa de la unidad de España]]>

]]>
Organizada por grupo de estudiantes de la Facultad de Filosofía de la UCM. Tendrá lugar el viernes 29 de septiembre a la 13:00h en el Salón de Grados de dicha Facultad. Temática y participantes: Disputa en torno a argumentos para la defensa de la unidad de España.

-Santiago Armesilla.

-Pedro Insua.

-José Miguel Gambra.

-Fernando Muñoz.

CartelMesaRedondaUnidadEspanaSOLA

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[El Molar vuelve a celebrar un año más la concesión del privilegio de Villa]]>

]]>
El municipio de El Molar vuelve a celebrar un año más la concesión del privilegio de Villa a la localidad. Lo hace con diversas actividades que se van a desarrollar en el municipio entre el 18 y el 23 de septiembre. El rey Felipe II otorgó este título al municipio el 23 de septiembre de 1564.

El Archivo Municipal se convierte de nuevo en “el principal protagonista”, según ha indicado el Ayuntamiento. En él se guarda y se custodia toda la documentación producida en el Consistorio en los últimos años y el encargado de “salvaguardar” la historia de la localidad. El miércoles 20 por la tarde tendrá lugar la presentación del portal web del archivo municipal, para mostrar la riqueza documental que guarda.

En el portal, que será “dinámico y encaminado a fomentar la participación ciudadana”, se podrán consultar actas plenarias, artículos relacionados con los expedientes o visualizar imágenes antiguas.

Además de la presentación de portal, y como en anteriores ocasiones, se organizarán visitas guiadas al archivo y se han programad charlas sobre el municipio (viernes 22 a las 19.00. El sábado 23, día del Privilegio de la Villa, tendrá lugar un concierto en la Plaza Mayor, a cargo de MAYALDE, un grupo de música y folclore tradicional salmantino.

FUENTE:http://cadenaser.com/emisora/2017/09/19/ser_madrid_norte/1505812132_850373.html

 

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Descubre el Hospital de Mangirón del año 1936/1937. Por José Pérez Muñoz ]]>

]]>
En los últimos días del mes de julio, y con objeto de atender los servicios médicos de las Milicias de Canales del Lozoya, destacadas en los embalses, se montó, por orden del Delegado de la República en Canales, el primer Hospital de sangre, en la casa de Canales, en Manjirón, ocupando la planta baja de la misma, en la cual quedaron instaladas diez camas, sala de operaciones y demás servicios.

Por todo personal se disponía de un médico cirujano, un practicante y tres mujeres del pueblo en calidad de enfermeras provisionales. Hay que señalar que este Hospital fue el primero que se instaló en el frente de Somosierra, y que por aquel tiempo era el mejor instalado. Al cabo de de dos semanas, como se viera que resultaba insuficiente, se amplió su capacidad a un total de 20 camas y se llevaron de Madrid dos enfermeras para que las enfermerías fueran atendidas debidamente.  

En estos primeros tiempos se hicieron múltiples intervenciones de urgencia, especialmente extracción de proyectiles, tratamiento de fracturas y primeras curas a heridos.

Después y en virtud de la reorganización de la sanidad en el sector de Somosierra, quedó como Hospital de evacuación para el sector Paredes-Puentes Viejas. Conviene señalar que, además, se atendía al pueblo de Manjirón, así como a todo el personal de Canales en embalses y a sus respectivas familias.

En el mes de septiembre, a requerimiento del Mando de sector, Canales amplió el Hospital a 50 camas de capacidad y se le destinó para el tratamiento de enfermos recuperables, o sea para aquellos cuyas enfermedades o heridas se calculaba estarían curadas antes de una semana.

Como el personal era entonces insuficiente, se aumentó, quedando la plantilla del mismo del modo siguiente: Dos médicos, de Canales; un practicante, dos enfermeros, siete enfermeras, un conductor y cinco mujeres del pueblo para servicios de limpieza y auxiliares.

Hay que señalar que guerra sólo siniestraba la alimentación y una pequeñísima cantidad de la farmacia. A excepción de algunos donativos, todos los gastos y suministros han corrido por cuenta de Canales del Lozoya.

El personal ha trabajado con gran celo e interés, no habiendo habido nunca necesidad de imponer la más leve sanción.

Del rendimiento del Hospital dará idea la enorme cifra de 1.192 enfermos atendidos en el mismo; de esta cifra está descontada la d enfermos del pueblo de Manjirón (92). Como prueba del buen funcionamiento y organización del Hospital podemos señalar que cuando el mando ordenó su evacuación, ésta se hizo ordenadamente, en menos de dos horas. Además ha existido un libro de reclamaciones para los enfermos, el cual nunca ha sido utilizado.

De la última visita del jefe de Sanidad Militar de la Primera División, éste felicitó al personal, proclamando que era el mejor Hospital del sector.

Datos estadísticos más importantes de este  Hospital, reunidos al terminar su actuación en 1 de marzo de 1937 por nueva reorganización de los servicios sanitarios del sector.

GASTADO POR CANALES:

Víveres especiales, medicamentos etc. 4.938.05 pts. Enseres 5.920; haberes personal facultativo 7.186.95: iden subalterno 1.162: total 19.207 pesetas.

ESTADÍSTICA DE LOS ENFERMOS ATENDIDOS EN ESTE HOSPITAL DESDE EL DÍA 28 DE JULIO DE 1936 HASTA EL DÍA 13 DE MARZO DE 1937.

Heridos 192; fractura, luxaciones, distensiones 58; quemaduras 11; heridos por mordedura 4; edemas de picadura 10; hernias 10; lumbago de esfuerzo 18; enfermos de pulmón y corazón 193; enfermos de procesos gripales 199; afecciones del intestino con fiebre tifoidea 90; estómago 37; recto y ano 11; hígado y vías biliares 5; abdomen agudo 6; riñón y vejiga 13; garganta, nariz y oídos 65; boca y dientes 31; ojos 32; sífilis blenorragia y venéreas 48; enfermedades de la piel 50; reumatismo 43; nervios y mentales 42; procesos ganglionares 8; fiebre tifoidea 3; sin calificación 3: total enfermos 1.183. De esta cifra hay que descontar 92 enfermos pertenecientes a la población civil, siendo el resto militares o asimilados.

El Hospital ha prestado excelentes servicios a nuestros milicianos, a la población civil de Manjirón, Cinco Villas y Puentes Viejas, así como al destacamento de todo aquel sector. Ha dirigido el hospital el Dr. Roca de la Mata con el auxilio en distintas fechas por los Dres. Camacha y Barrios y los practicantes señores Bárcenas y González.

FUENTES

CANALES DEL LOZOYA Aportación a la guerra

Captura_de_pantalla_2017-09-17_a_las_13.10.06

Captura_de_pantalla_2017-09-17_a_las_13.10.18

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Como lo de Cataluña se habla de Golpe de Estado, Tejero pide un "un juicio comparativo al del 23-F"]]>

]]>
Antonio Tejero, el ex teniente de la Guardia Civil que protagonizó el fallido golpe de Estado el 23 de febrero de 1981, ha escrito una carta firmada de puño y letra a La Gaceta en la que exige que la justicia española "lleve a cabo un juicio comparativo entre lo ocurrido el 23-F y lo que está ocurriendo actualmente" en Catalunya. 

 

 En su carta, Antonio Tejero no sólo admite que cometieron “un gran delito, que fue castigado con penas gravísimas”, sino que redefine en tras sólo tres líneas lo que pasó aquel 23 de febrero de 1981: “más que un Golpe de Estado fue el Contragolpe que se dio al preparado en la persona del general Armada, y patrocinado por el Rey Juan Carlos I y los partidos políticos, sobretodo el socialista y comunista, que ya se habían repartido todos los Ministerios”.

También tiene palabras para los militares y para la Iglesia. Así es la carta del hombre que paralizó España hace casi cuatro décadas y que hoy asiste, a sus 85 años, atónito al golpe de Estado que se lleva a cabo en España.

 

‘Cataluña’, la carta de Antonio Tejero

“Yo, Antonio Tejero Molina, español de 85 años de edad, teniente coronel de la Guardia Civil, expulsado del Ejército por los sucesos de 23 de febrero de 1981, con Documento Nacional de Identidad nº 01XXXXD, y como más antiguo de todos los participantes vivos que tomaron parte en aquella acción, exijo, que por la Justicia española se lleve a cabo un Juicio Comparativo entre lo ocurrido en la fecha del Golpe de Estado, llamado 23-F, y lo que está ocurriendo actualmente en los prolegómenos de la que quiere ser la destrucción de España, llevado a cabo por el Gobierno de la Generalidad de Cataluña, y teniendo en cuenta los siguientes términos:

 

1. Que el 23-F pretendía conseguir un cambio de Gobierno que garantizara la unidad de la Patria, dañada por la Constitución y los Estatutos de Autonomías que el presidente Suárez otorgó a Cataluña y Vascongadas; sin embargo, el Golpe de Estado que se está preparando en Cataluña quiere conseguir la ruptura de la región catalana del resto de la Patria.

2. Que es cierto que cometimos un gran delito, que fue castigado con penas gravísimas, ya que tres de los participantes lo fuimos con 30 años de Reclusión Mayor y expulsión del Ejército; en cambio, los sediciosos catalanes están incumpliendo leyes y más leyes desde hace tiempo con total impunidad, con el agravante de jactarse de ello y de ir, cada vez, más adelante en la comisión de sus delitos independentistas.

3. Que la persecución del delito del 23-F fue inmediata y contundente y que, si bien, en una primera sentencia se condenaba a un máximo de 12 años y un día, al Gobierno le pareció escaso, y según nos comunicaron dos vocales del Consejo de Guerra, uno de ellos el general de división D. José Contreras Franco, que el Gobierno había ordenado subir la pena hasta los 30 años de Reclusión Mayor y que ellos, no habiendo estado de acuerdo con la medida, hicieron Notas separadas disintiendo. Sin embargo, estamos viendo como el Gobierno del Sr. Rajoy es totalmente estático ante los hechos independentistas catalanes, mucho más graves que los nuestros y continúa, en estas fechas, intentando diálogos infructuosos y tomando pequeñas medidas, como la persecución de las papeletas del Referéndum, empleando para ello al dignísimo Cuerpo de la Guardia Civil. Es por lo que también se pide que se juzgue la actitud de delación de poder, con perjuicio para la unidad de España, del Gobierno de la Nación que, por ningún momento, ha cumplido con su deber de acabar, desde sus inicios, con estos delitos tan patentes, tan públicos y tan graves. 4. Sé que el Rey no es responsable de sus actos, pero creo que dentro de esta cualidad,debió de haber tomado alguna resolución de que se ejercieran medidas mas coercitivas.

Por todo ello, y antes de que llegue el fatídico día del primero de octubre, y como integrante de lo que más que un Golpe de Estado fue el Contragolpe que se dio al preparado en la persona del general Armada, y patrocinado por el Rey Juan Carlos I y los partidos políticos, sobretodo el socialista y comunista, que ya se habían repartido todos los Ministerios. Todo esto, se encuentra en los Papeles del 23-F que aún no han sido descalificados, ya que al cumplir los 25 años, se subió el plazo otros 25 años más. Hasta última hora, hemos estado esperando una reacción del Gobierno tan contundente como la que se empleó con nosotros el 23-F pero ni se ha producido ni creo que se vaya a producir; sigue el “pasteleo” que no lleva a ninguna parte, bueno lleva a que cada vez se envalentonen más Puigdemont y su comparsa, en vez de estar desde hace tiempo en prisión como les corresponde.

 

Esta declaración me gustaría que saliera en la Prensa antes de su envío a la Justicia ya que al llegar a ésta quizá la remitan al Tribunal Constitucional que es el paño de lágrimas de los políticos cobardes e incompetentes y el retrete del Gobierno catalán.

De los militares no quiero hablar por el respeto que me merecen esta Institución, sus héroes y sus mártires que han dado todo antes en la defensa y en la creación de la unidad de España, aunque pienso que podrían hablar un poco los que aún están en activo porque entres otras cosas os conviene ya que un general en una España rota y disminuida no vale nada.

Ya sólo me queda la Iglesia y, de esta, aún hablaré menos por ser hijo fiel de ella, pero los obispos y clérigos, que ondean las banderas esteladas, algunas veces hasta en sus iglesias, podían mejor orar por la unidad de la Patria que tanto expandió la religión católica por el mundo y a la que España dio tantos mártires.

Piénsenlo bien antes de seguir por el camino que han tomado y Dios y España les premiará, y si no se lo demandará ¡Lo juro! Como juro igualmente fidelidad a España, a su historia, a sus mártires, a sus héroes y, en la actualidad, sobre todo a su unidad y su grandeza, en defensa de las cuales daría gustoso mi vida y la vida de mis enemigos.

¡Viva España!”

Torre del Mar (Málaga) a 15 de septiembre de 2017

Antonio Tejero

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Ripoll la cuna del yihadismo catalán fue la cuna de la Cataluña cristiana]]>

]]>
Ripoll tiene dos anclajes o referencias: Cataluña, de la que se considera cuna, y el cristianismo. Tumba de Wifredo el Velloso y esplendor del románico con Santa María de Ripoll.

En términos históricos, aunque hoy sea una población de tipo medio, Ripoll tiene una importancia capital. El monasterio, íntimamente ligado al gran conde Wifredo, quien se independizó de los reyes carolingios, en pleno deterioro de la herencia de Carlomagno, fue un gran centro de irradiación cultural y el corazón espiritual del condado. En este monasterio se desarrolló una relevante tarea de redacción de manuscritos. De entre los que destacan tres Biblias, actualmente en el museo vaticano.

Wifredo era de linaje godo. Conde de Urgel y Cerdaña, recibe los conados de Barcelona, Gerona y Besalú. Recluidos en los valles pirenaicos los cristianos, empiezan a bajar a los llanos en un proceso de repoblación, como sucede con la plana de Vic. Wifredo es un gran organizador: monta nuevas diócesis para atender a las necesidades espirituales de las nuevas poblaciones.

 

En medio, de la destrucción del legado de Carlomagno, Wifredo sabe ser leal, al tiempo que se inmiscuye lo menos posibles en las pugnas dinásticas. De esa forma, va ganando autonomía. Eso hará que su condado pueda ser transmitido a sus hijos, y no venga por designación carolingia: ha dejado de pertenecer a la Marca Hispánica, para tomar vida propia.

Wifredo es también un hombre de frontera, un guerrero. Ataca Lérida, fortificada por los Banu Qasi (del linaje godo de los Casio, conversos al islamismo). Tiene, posteriormente, que acudir a defender Barcelona de los musulmanes. En esa lucha perderá su vida el 11 de agosto del año 897 de la Encarnación de Nuestro Señor.

Uno de sus mejores legados es el monasterio de Santa María de Ripoll, fundado en el año 880, bajo la regla de San Benito, y que fue reconstruido en el siglo XIX tras un terremoto. También fundó el monasterio de San Juan de las abadesas, cuya primera abadesa fue su propia hija, Emma.

Wifredo el Velloso estuvo casado con Guinidilda de Ampurias, con la que tuvo nueve hijos.

]]>
<![CDATA[ Visitas gratuitas al Frente del Agua]]>

]]>
En el recorrido desde Puentes Viejas los participantes podrán conocer las 13 estructuras de carácter militar construidas entre 1936 y 1939 que han sido recuperadas y acondicionadas. Escenario en el que se desencadenó la Batalla del Agua basada en el abastecimiento de agua a Madrid, que produjo un amplio desarrollo de la fortificación en campo abierto, donde se sembraron kilómetros de trincheras, se construyeron refugios de tropa, observatorios y nidos de ametralladoras, transformando todo el paisaje de la sierra madrileña. Todo con el fin de mostrar a los visitantes lo que pasó y cómo pasó, como ha explicado en SER Madrid Norte la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini

Una ruta cultural y natural por 25 construcciones con las que ambos bandos pretendían ganar dominando el agua que abastecía a Madrid, para así hacerse con el control de la capital. Así se levantó una línea defensiva-ofensiva muy extensadurante toda la contienda, que aún se conserva: observatorios blindados, fortines, nidos de ametralladoras, miradores fortificados y trincheras.

 

Los soldados de Franco trataron de conquistar el pantano de Puentes Viejas, pero las milicias republicanas se lo impidieron tras un largo y sangriento combate. Se trata una ruta histórica por la Sierra de Guadarrama en la que se han restaurado, documentado y señalizado la mayor concentración de estructuras militares de ambos bandos conservada en la Comunidad de Madrid, que podrán contemplarse durante las visitas a lo largo de tres horas como destaca su guía, Francisco Javier Fernández.

Las visitas gratuitas que se realizarán en grupos de 30 personas los sábados y domingos, a las 10,30 horas. En total se ofrecerán 400 plazas desde el Centro de Interpretación de Paredes de Buitrago. Las personas interesadas deben inscribirse en la web www.puentresviejas.org.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Una de las primeras batallas de la guerra civil española se produjo en Somosierra]]>

]]>
Publicado en EL PAÍS el pasado 7 de Septiembre

En relación al Frente de Somosierra SND Editores ha publicado una novela histórica que ya va por su segunda edición, titulada Su mejor enemigo:1936. Aquí puedes ver la NOVELA y comprarla si quieres.

Ahora pasamos al articulo de EL PAÍS:

 

Una de las primeras batallas de la guerra civil española se produjo en torno al puerto de Somosierra, cuando los milicianos de la República lograron detener a duras penas, a finales de julio de 1936, a las tropas del general Mola que trataban de hacerse con el control de los dos embalses que abastecían a la ciudad de Madrid: Villares y Puentes Viejas. Pero tras el sangriento combate y la fortificación de la delgada línea que separaba a un bando del otro, aquello se convirtió en un “frente dormido”; esto es, no hubo grandes intentos de avance y se mantuvo casi inalterado hasta el final de la guerra. En los pueblos de la zona (Puentes Viejas, Buitrago del Lozoya...), entre los recuerdos terribles de una contienda fratricida de este calibre, siempre se han contado también historias de niños que se colaban entre líneas, de intercambios de tabaco y papel de fumar entre bandos e, incluso, de algún partido de fútbol.

 

Todo esto lo explica, muy cerca de un nido múltiple de ametralladoras que se construyó en aquellos días, Javier Fernández. Es el guía de las rutas que, saliendo del centro de interpretación del Frente del Agua de Paredes de Buitrago, recorren desde el mes de mayo 12 kilómetros de monte y pasan por 13 posiciones (entre búnkeres, trincheras, nidos de ametralladoras y hasta un puesto de mando del bando franquista) que se han conservado hasta hoy. Esta actividad la ofrece el Ayuntamiento de Puentes Viejas (a 60 kilómetros al norte de la capital) en colaboración con la Comunidad de Madrid. Desde el próximo día 16 y hasta el 29 de octubre se ofrecerá gratis a grupos de hasta 40 personas los sábados y los domingos, dentro de las Jornadas Europeas de Naturaleza y Patrimonio. Ya han reservado unas 250 personas, explica Fernández.

Han pasado 80 años, pero la Guerra Civil sigue siendo un tema tan sensible que hasta hace relativamente poco era muy difícil encontrar propuestas así. Sin embargo, cada vez más municipios están recuperando y poniendo en valor los abundantes restos que se conservan diseminados por toda la región, según han reflejado en un reciente estudio el profesor de la Universidad de Alcalá Óscar Navajas y el experto de la Asociación Espacios para la Memoria Julián González. Bajo el título Turismo en espacios de conflicto, han recopilado y analizado una decena de ofertas culturales y de ocio cuyo objetivo es “la activación de relatos simbólicos, de sufrimiento, dolor; pero también de valores cívicos, morales, éticos y democráticos”. Los especialistas señalan carencias (falta de espacios didácticos, de estudios sobre el número y el perfil de los visitantes, de las posibles rentabilidades económicas), pero también las oportunidades de un movimiento muy incipiente.

  • Turismo de la Guerra Civil

    De paseo por la batalla del Jarama

  • Turismo de la Guerra Civil

    Aflora el ‘Frente del Agua’

Una de las sorpresas que encontraron fue un itinerario señalizado —“del que casi nadie tenía noticia”— en el pequeño municipio de Piñúecar-Gandullas, muy cerca del Frente del Agua, que recorre también restos del frente de Somosierra. Allí, la guía Rosa Fajardo ofrece rutas de 2,5 horas (de acuerdo con el bar del pueblo) a 20 euros por persona, que incluyen también la comida.

Muchos senderistas, sin embargo, prefieren pasear a su aire. Y para ellos hay itinerarios bastante bien señalizados. Por ejemplo, los que el Ayuntamiento de Guadarrama (a 46 kilómetros al noroeste de Madrid) ofrece en su página web. Entre ellos, la ruta llamada Por las trincheras es un paseo circular de 2,5 kilómetros, que pasa por varios parapetos y fortines e incluye paneles explicativos sobre la vida cotidiana de los soldados. Es similar al que propone el Ayuntamiento de Pinto (a 25 kilómetros al sur de la región) por Los Yesares, que además está dentro de la red de yacimientos visitables de la Comunidad.

La batalla del Jarama

Estos restos son parte de los que se han conservado alrededor del frente del Jarama; en este caso, los hay de la línea que el Ejército republicano levantó paralela a la carretera de Andalucía en 1936 y de la que construyeron más tarde los sublevados al superarla en la ofensiva de febrero de 1937.

Esta cristalizó en la batalla del Jarama, un violento choque en el que participaron unas 70.000 personas —además de españoles, hubo brigadistas internacionales, tanquistas soviéticos, pilotos nazis, escuadrones marroquíes...— durante 19 días de avances y retrocesos sucesivos, que acabaron prácticamente en tablas. Distintas asociaciones y responsables municipales de algunos de los escenarios de aquel brutal combate en el sureste de la región (Arganda, Rivas, Morata de Tajuña y San Martín de la Vega) llevan años reclamando la protección de los restos e impulsando la creación de un parque histórico. Mientras siguen intentando que el Gobierno regional los respalde, ofrecen 6 rutas y 10 puntos de interés. Entre otros, el itinerario de Los Migueles o el puente de la Paz en Rivas; el Museo al Aire Libre del Cerro Melero en Arganda (con varios fortines y trincheras con recreaciones); el Museo de la Batalla del Jarama en Morata; o la Ruta de San Martín, la Casa Blanca y el Pingarrón en San Martín de la Vega.

Un búnker único

La oferta turística de la Guerra Civil incluye también restos muy singulares. Por ejemplo, el enorme búnker de la Posición Jaca (2.000 metros cuadrados), construido a 15 metros bajo tierra en el parque del Capricho de Madrid en 1937 y que sirvió de cuartel general para el Ejército republicano del centro. El Ayuntamiento de la capital ofrece hasta noviembre visitas guiadas gratuitas, pero ya están agotadas todas las plazas.

Hay, en todo caso, otro búnker único: el Blockhaus número 13, en Colmenar del Arroyo (a 60 kilómetros al oeste de Madrid). A finales de 1938, el ejército sublevado proyectó construir 22 fortines para defender las principales vías de comunicación de la zona oeste de la sierra de Madrid, pero solo se llegó a construir uno. Siguiendo diseños militares de la Primera Guerra Mundial, estaban compuestos por cuatro nidos semiesféricos conectados y una banqueta para arrojar bombas de mano en el patio interior.

También se conserva algún vestigio inmediatamente posterior a la guerra. Por ejemplo, volviendo al escenario del Frente del Agua en la sierra norte, el Ayuntamiento de Bustarviejo ha cedido la gestión del Destacamento Penal a la Asociación para la Memoria Histórica Los Barracones, que ofrece regularmente visitas. Por esta cárcel franquista pasaron entre 1944 y 1952 cientos de presos republicanos que, dentro del programa de Redención de Penas por el Trabajo, ayudaron a construir dos túneles y un viaducto para el tren Madrid-Burgos.

RECORRIDOS ALREDEDOR DE UNA MEMORIA TRAUMÁTICA

Munición en el centro de intepretación del Frente del Agua en Pardes de Buitrago.
Munición en el centro de interpretación del Frente del Agua en Paredes de Buitrago. VÍCTOR SÁINZ

¿Está preparada la sociedad para rescatar del olvido y valorar los restos que hasta hace muy poco yacían en los campos y eran tratados como escombros? Es la pregunta que se hacen el profesor de la Universidad de Alcalá Óscar Navajas y Julián González, de la Asociación Espacios para la Memoria. Se la plantean ahora que, espoleados por el desatendido y solitario trabajo voluntario de años y años por parte de asociaciones civiles, los organismos públicos “se han dado cuenta —quizá tarde o con prisas— del potencial que posee el turismo de memoria traumática”.

Los expertos reparten culpas entre unos y otros —hablan de “las negligentes políticas de algunos Ayuntamientos del sureste” y del “oscurantismo” de la Comunidad de Madrid en torno a este tema—, pero concluyen que sin duda es este “uno de los mejores momentos para investigar y patrimonializar esta herencia”. “Existe un marco jurídico que, sin ser excepcional, puede contribuir a protegerla; existe también un conocimiento acumulado por parte de asociaciones y eruditos, y un interés creciente en el mundo académico y profesional, y existe, al mismo tiempo, un interés por parte de la ciudadanía por recorrer el territorio y conocer su memoria”, aseguran.

El próximo lunes, el Gobierno regional presenta su plan asociado a la protección, conservación y puesta en valor de las fortificaciones de la guerra civil española, cuyo objetivo es proteger y conservar este patrimonio, crear herramientas “que permitan visualizar, recuperar y analizar” los restos e impulsar “las declaraciones de bien de interés cultural dentro de la categoría de sitio o territorio histórico” de las fortificaciones o espacios singulares.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Entre los grandes de la Historia:Hernán Cortés]]>

]]>

Los hombres en el devenir humano de la talla de Hernán Cortés se cuentan con los dedos de una mano. Entre los grandes, pertenece a la saga de los que unieron dos mundos, como Alejandro Magno, y de los libertadores, como George Washington. España no le da el tributo que se merece. Y buena parte de los problemas históricos de México provienen de la resistencia a reconocerle como el padre del México actual.

Es personaje para muchos y extensos comentarios, pues la conquista del imperio azteca fue epopeya sin parangón. Aquí sólo se trata de entrar en sus motivaciones y resaltar su carácter de libertador a raíz del descubrimiento arqueológico de la torre de las calaveras de Tenochitlán, donde se amontonan las de los sacrificados a los dioses.

Hernán Cortés era personaje pudiente en la colonia de Cuba, que se juega su hacienda para ir a México, invirtiendo todo en la expedición, precedente del encallar las naves para que no haya marcha atrás. Hay en él como un estallido de madurez que no es del todo previsible en su biografía. Marcha, con una fuerza ínfima (400 infantes, 15 de caballería y 6 cañones) para la tarea, acicateado por el afán de poder, honores y oro. Una fiebre, por cierto, que no es española, sino general y que, por ejemplo, fue determinante en el surgimiento del Estado de California. Por supuesto, Hernán Cortés no tiene duda alguna del derecho de conquista. Los aztecas son un imperio opresor, que expolia a los pueblos, sometidos por violencia, lo que será aprovechado por Hernán Cortés, en cuyo ejército lucharan nutridos componentes tlaxcaltecas y totonacas, sin los que la conquista no hubiera sido posible.

Varios de los cr&aacute;neos hallados en la torre.

Hernán Cortés, hombre carnal, que tendrá once hijos de dos matrimonios y un total de seis relaciones, y que unirá su sangre no sólo con La Malinche sino también con las hijas de Moctezuma, en originario mestizaje, tiene clara su misión evangelizadora. Tan clara que le resultan insoportables los sacrificios humanos. Un espectáculo dantesco en el que de la víctima sujeta el sacerdote, con el pelo maloliente de la sangre reseca, saca el corazón palpitante con el cuchillo de obsidiana. Luego se tira el cuerpo para que sea comido. Cortés se lo juega todo, subiendo con sus hombres a derribar esos ídolos sanguinarios. Es lo primero que hace en Tabasco, donde se le entregan veinte esclavas, entre ellas la inteligentísima Malinche, vendida como esclava por sus padres y seguramente destinada a ser sacrificada.

Los sacrificios, por lo general, se perpetraban en prisioneros de guerras, que eran constantes con esa finalidad, y en adolescentes de pueblos sometidos, con lo que eran una forma extrema de dominación. Esa finalidad de terror queda manifiesta cuando los prisioneros de la “noche triste” son sacrificados ante los ojos de sus compañeros.

 

Este carácter libertador de Hernán Cortés y sus hombres –Bernal Díaz del Castillo nos recuerda que la gesta fue colectiva- ha sido negado de dos formas. La primera, indicando que los sacrificios humanos eran una costumbre que Cortés no respetó. Una costumbre muy terrible que hace que La Malinche se sienta liberada -no es ninguna traidora, es una libertadora, igualmente- y que los pueblos combatan contra los aztecas y que protestan ante Cortés porque no mate a los prisioneros.

La otra forma ha sido negando, contra toda evidencia, la existencia de esos sacrificios humanos. Un equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México ha descubierto recientemente una torre cilíndrica creada a partir de más de 650 cráneos y miles de fragmentos humanos junto al Templo Mayor.

 

La torre, hallada cerca de la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, uno de los lugares de culto más importantes del país, tiene seis metros de diámetro y cuenta con calaveras de guerreros rivales, pero también de mujeres y niños, según ha revelado el equipo de investigación.

Por norma general, los aztecas decapitaban a las víctimas de sus sacrificios humanos. Una vez hecho esto, los sacerdotes, tras hacer agujeros en los cráneos, los colgaban unos junto a otros creando una torre. Este tipo de torre, conocida como ‘tzompantli’, tenía como objetivo infundir el miedo en el corazón de sus enemigos, quienes se encontraban con este tipo de edificaciones. Mensaje: esto es lo que os espera.

El interior de la torre.

Pese a que los arqueólogos han descubierto en el pasado algunos tzompantli en regiones como Chichen Itzá o Tulam nunca antes se había encontrado el más famoso de todos, el registrado por el soldado español Andrés de Tapia como Huey Tzompantli en 1521, quien aseguraba que se encontraron una torre que contaba con más de 60.000 cráneos en su estructura.

A pesar de que los arqueólogos realizaron las primeras excavaciones en 2015, no ha sido hasta dos años más tarde cuando el equipo de investigación ha descubierto los 676 cráneos y la torre de seis metros de diámetro. Según han explicado los investigadores, se trata de un hallazgo hasta ahora desconocido que obliga a reinterpretar tanto las tradiciones bélicas como religiosas de los aztecas.

Tras el hallazgo, los arqueólogos tratarán de excavar el centro de la torre con el objetivo de desentrañar sus misterios. Hasta la fecha no se sabe con exactitud qué se guardaba en el centro de estas estructuras, por lo que es uno de los próximos retos del equipo de arqueólogos.

Los aztecas no eran la reencarnación del buen salvaje de Rousseau. Eran un imperio expoliador y sanguinario. Mel Gibson en Apocalypto ha recreado magistralmente ese mundo, al que puso fin ese gran hombre que fue Hernán Cortés, marqués del valle de Oaxaca.

 
 
]]>
<![CDATA[La Sierra Norte es un destino histórico: Descúbrelo]]>

]]>
La Sierra Norte de Madrid no puede entenderse sin volver la mirada a nuestra historia y con ella a nuestro gran patrimonio que ha sido testigo de numerosas vivencias a lo largo de los años.

La protección y el cuidado que se le ha dado a la herencia cultural propia del pasado de nuestra Sierra, hacen que hoy en día, se pueda disfrutar de su magnitud y continuar trasmitiéndola a generaciones futuras.

Entre el patrimonio más reconocido en la Sierra podemos encontrar Monumentos declarados Histórico Artísticos, Bienes de Interés Cultural como el casco antiguo de Torrelaguna, el Monasterio del Paular, el Conjunto histórico–artístico de Buitrago del Lozoya, el Yacimiento Neandertal en Pinilla del Valle, Patones de Arriba o la Necrópolis de Sieteiglesias.

Zonas declaradas de Bien de Interés Cultural “zona arqueológica” como el municipio de La Cabrera y Redueña o las Atalayas de origen árabe.

Y numerosas construcciones menos reconocidas pero no por ello menos interesantes como La Iglesia de San Vicente Mártir en Braojos, la iglesia de San Mamés, Yacimientos en la Dehesa de la Oliva en Patones o la Ruta del Frente del Agua.

LAS INFLUENCIAS HISTÓRICAS:

Debido a su emplazamiento, en la frontera natural que forma el Sistema Central, la Sierra Norte en muchas fases de su historia se ha encontrado en una especie de tierra de nadie, en la que se ha ido forjando una identidad propia.

La cultura se ha desarrollado a partir de unos modos de vida en la montaña, sometida en muchos momentos al aislamiento e influenciada en gran medida por la ganadería y el pastoreo.

A continuación nos trasladaremos a dos épocas muy diferenciadas entre sí pero que mucho tienen en relación con la Sierra Norte y destacan este año en la zona de una forma muy especial.

CONMEMORANDO EL V CENTENARIO DE LA MUERTE DEL CARDENAL CISNEROS PRESENTAMOS… “LA CUNA DE CISNEROS”:

Corría el año 1436 en Tordelaguna, o Torrelaguna, como bien lo conocemos actualmente, cuando nació Gonzalo Jiménez de Cisneros o Francisco que fue el nombre que más tarde elegiría al entrar en la religión.

En ese momento Torrelaguna ya disponía de la concesión de villa libre y gracias al mercado libre de impuestos prosperaba.

El auge de Torrelaguna se produjo entre el s. XV y el XVI, coincidiendo con la época de poder del Cardenal Cisneros, con la construcción de la iglesia de Santa María Magdalena , y con el establecimiento de algunas familias nobles, como los Bernaldo de Quirós. Sin embargo, su importancia fue decreciendo en los años posteriores.

En 1808, las tropas francesas entran en Torrelaguna provocando importantes destrozos.

A mediados del siglo XIX, Torrelaguna comienza a recuperar cierto dinamismo con la construcción del Canal de Isabel II, y aunque la Guerra Civil también causó grandes daños materiales, la Villa, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1973 en reconocimiento a su valioso patrimonio.

Las huellas del Cardenal son numerosas. Algunas están en ruinas, otras se han integrado en la vida actual del municipio o mantienen su uso religioso:

Cruz de Cisneros. La casa natal de Cisneros en Torrelaguna no se ha conservado. En el lugar donde se alzaba se erigió una cruz de piedra.

Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica madrileña. Su construcción abarca desde los primeros años del siglo XV hasta el primer cuarto del siglo XVII. De planta basilical con tres naves, cuenta con cinco capillas en los laterales. Los retablos son barrocos y platerescos. Entre ellos, resalta el del altar mayor, de tipo churrigueresco, atribuido a Narciso Tomé. A su izquierda, en una capilla lateral, se encuentra el denominado “Cristo de Cisneros”, donado por los Reyes Católicos, además de un sepulcro plateresco y los restos del poeta Juan de Mena.

Antiguo pósito o almacén de grano. En 1514 Cisneros estableció un almacén de grano para las épocas de escasez. La fachada presenta dos alturas, con hermosas galerías porticadas. En la parte superior derecha, encontramos una lápida con el escudo cardenalicio arzobispal de Cisneros. En la actualidad el edificio alberga las dependencias del Ayuntamiento.

Abadía de las Madres Concepcionistas Franciscanas Descalzas. Del siglo XVI, destaca el retablo de su iglesia, obra del siglo XVII del escultor Michel Tomas, con la Inmaculada Concepción como tema principal. Interesante también resulta la fachada del templo, de tipo renacentista.

Ermita de Nuestra Señora de la Soledad. Levanta en diferentes fases a partir del antiguo Humilladero de la Vera Cruz, presenta elementos góticos y barrocos. De planta de cruz latina con nave única, se convirtió en santuario de la Patrona de la localidad en el siglo XVIII, época de la que data su interesante camarín con bóveda pintada.

Monasterio Franciscano de la Madre de Dios. Fundado por el Cardenal Cisneros y destruido por las tropas de Napoleón, del que sólo queda la espadaña del siglo XVI y restos de muros.

Convento de las Carmelitas de la Caridad. Construido a finales del siglo XIX como fundación benéfica para la enseñanza de niños pobres. Se compone de iglesia de estilo neogótico, casa convento, aulas y residencia. La fachada, con rosetón y espadaña, ha sido restaurada recientemente. 

Plaza de la Montera. Pintoresco espacio en el que se pueden apreciar buenos ejemplos de arquitectura civil. En ella se levantaron dos hermosas casas solariegas en los siglos XVII y XVIII, realizadas en estilo típicamente castellano, basado en el ladrillo y la piedra. En la actualidad, mantienen todo su esplendor y conservan sendas cuevas-bodegas en su interior, muy frecuentes en las viviendas del casco histórico.

Palacio de las Salinas. Su construcción se asocia al taller de Gil de Hontañón, en el siglo XVI. En la actualidad, sólo se conserva la fachada del edificio original, de estilo renacentista, considerada como la antecesora de la Universidad de Alcalá de Henares.

Alfolí de la Sal o Alhóndiga. Antiguo mercado, edificado entre los siglos XIV y XV, que luego se convirtió en almacén de sal, o alfolí. Hoy en día, rehabilitado como restaurante, con posibilidad de visitar sus cuevas.

Hospital de la Santísima Trinidad. Fue construido en el siglo XV, aprovechando la mezquita y la sinagoga antiguas. Actualmente, alberga la Casa de la Cultura, tras su reciente reconstrucción, en la que se han mantenido elementos mudéjares y góticos de épocas anteriores.

Centro Moltalbán. Edificado en 1915 para funcionar como escuela de primaria. Hoy es la sede de la Biblioteca Municipal.

Puerta del Cristo de Burgos. En su origen, uno de los accesos de la casi desaparecida muralla medieval. Se trata de un arco de medio punto con dovelas de piedra, donde había una hornacina con una talla de un Cristo.

Atalaya de Arrebatacapas. Una de las seis torres de vigilancia construidas por los musulmanes en la vega del Jarama para la protección de Toledo. Data del periodo emiral, siglo IX. Situada en las afueras del municipio, en la carretera M-131, en dirección a El Berrueco.

¿Sabías que?

Durante un tiempo se barajó la posibilidad de abrir en Torrelaguna la Universidad de Alcalá.

El poeta y secretario real, Juan de Mena, murió en el pueblo al caerse del burro.

Los franceses asolaron la localidad para buscar al “Empecinado durante la guerra de la Independencia.

Al rey Alfonso XIII le devolvieron un reloj que había olvidado después de lavarse las manos en una pila.

 

No te pierdas la visita a éste municipio. Para más información, consultar la página web www.torrelaguna.es/turismo

 

 

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

La ruta que se presenta es parte de una actuación del Ayuntamiento de Puentes Viejas y la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid para incluir en el plan de yacimientos visitables la zona fortificada del denominado Frente del Agua.

¿Sabías que? Tras tres años de conflicto, los soldados de los dos bandos llegaron a confraternizar. Desde iniciar un partido que fútbol que no se pudo continuar, a intercambiar tabaco, ya que el tabaco estaba en Canarias, zona franquista y el papel en Alicante y Murcia, zona republicana o cantos jaleados entre las trincheras ocurrían a menudo en este frente.

 

Este Frente tuvo una importancia estratégica, dado que su control permitía el acceso al abastecimiento de agua de los dos principales embalses que abastecían a la capital: Puentes Viejas y El Villar. La caída anticipada de los embalses en manos del ejército franquista hubiera supuesto un duro revés para la defensa de la ciudad de Madrid.

La importancia del recurso hídrico provocó que el ejército republicano y el franquista dedicaran miles de soldados a defender sus posiciones, estabilizando el frente y situando las tropas de ambos bandos en hitos fortificados separados escasos centenares de metros.

El itinerario recorre varios vestigios de la batalla como son los nidos de ametralladoras, todos salvo uno con los techos bastante bien conservados. Los del ejército republicano con una abertura segmentada y los franquistas con una abertura continua.

Las trincheras, cavadas en profundidad, permitían disparar al enemigo cubriendo el cuerpo de los disparos y el permitiendo el desplazamiento con cierta seguridad por el terreno. Actualmente están casi totalmente tapadas por tierra.

Al mando de las tropas franquistas se encontraba el general García Escámez y el comandante Rada con el centro de mando en el cerro de Piñuecar. Las tropas republicanas, las órdenes del general Carlos Bernal y dirigidas desde el cerro El Portachuelo detuvieron inicialmente la ofensiva.

La ruta constituye una primera fase de la restauración del yacimiento visitable que cuenta con muchos más hitos fortificados de la Batalla del Agua.

Durante la Guerra Civil (1936-1939) la toma de Madrid fue uno de los objetivos principales del ejército sublevado. El general Mola, responsable del frente Norte, organizó columnas militares desde Pamplona y Burgos que partieron hacia Somosierra.

Para defender este paso la Republica movilizó contingentes con milicianos, guardias de asalto y carabineros. El 25 de Julio de 1936 las columnas enviadas por Mola consiguieron tomar el puerto, pero fueron detenidas en Buitrago por las tropas gubernamentales apoyadas por la aviación. Desde ese momento se definió una línea de frente en esta zona de la sierra.

El municipio de Paredes de Buitrago, el cual pertenece actualmente a Puentes Viejas, tuvo una gran importancia durante la Guerra Civil, ya que la defensa de los dos embalses principales que surtían a la capital, Puentes Viejas y el Villar, era vital para el abastecimiento de agua a Madrid. Debido a esto se construyeron trincheras, nidos de ametralladoras, refugios, etc., que hoy día se mantienen en un muy buen estado de conservación.

En definitiva, algo tan esencial como es el abastecimiento de agua provocó que un número importante de soldados franquistas y republicanos, se dedicaran a defender esta zona creando el Frente del Agua.

La batalla del agua

Una manera práctica de obligar a una gran ciudad a que se rinda es cortarle el suministro de agua. Eso mismo es lo que pretendieron los soldados de Franco durante la Guerra Civil, que trataron de conquistar el pantano de Puentes Viejas, al norte de la capital de España. Pero las milicias republicanas se lo impidieron tras un largo y sangriento combate. De camino al pantano había una colina llamado Cerrado Pelado, entre los pueblos de Paredes de Buitrago y Prádena del Rincón.

Los combates por esta colina fueron intensos. Los republicanos sabían que si sus enemigos la tomaban ya estarían casi en el pantano, por eso ofrecieron una resistencia numantina. Y tuvieron éxito.

Los franquistas no lograron conquistar el Cerro Pelado, que quedó dividido exactamente por la mitad entre los dos bandos: la cara sur, ocupada por los republicanos, y llamada “Loma Quemada” y la cara norte tomada por el ejército de Franco, conocida como “Loma Verde”. Ambos lados se fortificaron y no trataron de conquistar la zona opuesta durante el resto de la guerra. El Cerro Pelado y todo el sector de Somosierra se convirtió en lo que se llamaría un “frente dormido” hasta el fin del conflicto en 1939.

Precisamente destaca el puesto de mando franquista en la “Loma Verde”, un búnker en perfecto estado, en el que todavía se puede leer sin ninguna dificultad el nombre de una unidad que sostenía el frente en aquel sector. “Las 7ª y 8ª Centurias de Ametralladoras de Falange”. También en la zona republicana se pueden contemplar fortines y nidos de ametralladora en admirable estado de conservación.

En definitiva, durante este recorrido se puede contemplar cada posición, los observatorios, nidos de ametralladoras, puestos de mando o elementos defensivos de cada uno de los bandos.

 

No te pierdas las visitas guiadas que se realizan desde el ayuntamiento de Puentes Viejas todos los sábados, domingos y festivos a las 10:30 y 16:00h. Para más información visitar la web www.sedellanaturaleza.com o contactar a través de ventealcampo@sedellanaturaleza.com o en los teléfonos 667 014 701(Fco. Javier) y 622 311 184 (Carolina).

DESCUBRE MÁS DE LA SIERRA NORTE AQUÍ

 

 

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Un proyecto estudia la dieta de los neandertales]]>

]]>
El yacimiento arqueológico de La Pinilla, en el valle del Lozoya, es el foco de la investigación de la evolución de dieta de los homínidos para observar su influencia en el ser humano de hoy en día y en algunas enfermedades.

 

El consejero de Educación, Juventud y Deporte, Rafael van Grieken, ha visitado hoy el yacimiento, cuyos trabajos encabeza el científico Juan Luis Arsuaga, indica la Comunidad en una nota.

 

Para Van Grieken el valle del Lozoya es "un entorno único en Europa" que busca "esa sensibilización con algo tan bonito como es la arqueología, describiendo la vida de hace 35.000 y 45.000 millones de años".

 

El consejero ha explicado que este proyecto pretende vincular la dieta de los neandertales y cómo pudo afectarles a la historia de una especie que desapareció, "si tuvo algo que ver con la alimentación que tenían".

 

"Conocer nuestro pasado puede tener implicaciones con respecto a nuestro futuro", ha dicho.

 

La Comunidad subvenciona a través de su convocatoria de ayudas a Programas de actividades de I+D en Biomedicina, a las que destinará 25 millones de euros en los próximos cuatro años, proyectos como el de La Pinilla.

 

Con ellas se han financiado hasta ahora 65 programas de investigación en los que han participado 4.572 investigadores.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Cesárea «Sara» Sierra, asesina en compañía del mayordomo]]>

]]>
Su marido, divorciado de la primera esposa, era un multimillonario con ansias de disfrutar que llevaba una vida confiada. La esposa habría de confabularse con el mayordomo-hombre de confianza para matarle a martillazos. Su ambición era repartirse la herencia. Aunque durante el juicio se dijo que la rica del matrimonio era ella, en la sentencia figura como insolvente.

El empresario Fermín Canales Pueyo, aragonés afincado en la capital, solía echarse la siesta después de comer. Así lo hizo el 28 de febrero de 1995 sin sospechar que no llegaría a levantarse jamás. A este hombre, al que algunos consideraban un nuevo rico, le gustaba trasnochar, por lo que le era obligado el descanso a mediodía. Como cualquier hábito, resulta funesto cuando alguien está planeando tu muerte.

El empresario, de cincuenta y nueve años, propietario de una floreciente empresa de plásticos, había comido en un restaurante con su esposa, Cesárea Sierra, natural de Orellana de la Sierra (Badajoz), de profesión ama de casa, a la que le gustaba que le llamaran Sara. Contrajeron matrimonio en segundas nupcias. Llevaban casados desde el 27 de septiembre de 1994.

Apenas unos meses de luna de miel para una pareja de veteranos -él aportaba tres hijas de su primer matrimonio con las que no tenía relaciones fluidas-, que había iniciado un rápido distanciamiento. Desde semanas atrás, la señora se marchaba al chalé de Galapagar mientras el marido prefería quedarse en la vivienda familiar, piso 6.º, puerta A, del número 1 de la calle Quintana, de Madrid, en el tradicional barrio de Argüelles.

Aquel día, después del almuerzo, subieron juntos a la casa. Fermín se dirigió al dormitorio, acostándose, sin zapatos ni pantalón, con las ventanas cerradas, como era su costumbre, para una larga siesta que solía terminar entrada la tarde, aunque aquella sería la siesta más larga que hubiera dormido nunca. Sara aprovechó para realizar algunas llamadas telefónicas. Poco después salió a dar una vuelta con el perrito.

Durante el sueño, Fermín recibió la visita del asesino. Una figura musculosa se introdujo en su dormitorio. Llevaba en la mano el martillo que había sacado de la caja de herramientas de la casa. Situado muy cerca de la cabeza del durmiente, le descargó una serie de fuertes golpes. No menos de diez, en la región temporal derecha. Casi todos eran mortales, pero, desconfiando de su habilidad, quiso asegurarse obstruyendo las vías respiratorias de su víctima con un almohadón. Lo hizo con tanta fuerza que le fracturó los huesos de la nariz. Tras quitarle el lujoso Rólex de oro que llevaba en la muñeca, le cubrió el rostro con la colcha.

Tan sigiloso como había llegado, abandonó la alcoba. Minutos más tarde salía en coche por el garaje. Sara quizá le abrió la puerta al autor material o este entró directamente con una llave. Ella estuvo abajo el tiempo que le concedió el perro para hacer pis en la calle. Tal vez subió al piso cuando su marido estaba ya muerto, pero, si lo hizo así, no pasó a despedirse de él antes de marcharse a pernoctar a Galapagar como era su costumbre.

A Sara, extremeña de cuarenta y nueve años, que tenía dos hijos de su anterior unión matrimonial, le gustaba prever el futuro. Incluso tenía una vidente a la que solía consultarle para que le orientara en sus negocios. Era entonces una mujer morena, de aspecto agradable, con un timbre de voz sugerente.

Se había casado por segunda vez no solo porque aquel hombre le pareciera atractivo, sino porque gozaba de una posición envidiable. Según los cálculos que haría el fiscal de la causa, disponía de un patrimonio de unos mil millones de pesetas. Lo conoció en Benidorm. Para una seductora atrevida como ella fue relativamente fácil llevarle al altar. Sin embargo, no pudo evitar que, una vez consumado el matrimonio, Fermín recuperara usos de otro tiempo como salir solo de fiesta por las noches.

Lo que al principio no era más que un motivo de enfrentamiento entre la pareja, se transformó en dolorosa preocupación para la esposa, que empezó a pensar que el comportamiento de su marido era perjudicial para la gestión de los negocios.

A finales de 1994, Sara temía por la integridad de la fortuna, a la vez que las desavenencias se convertían en una separación de hecho. Ella suponía que su marido mantenía relaciones con prostitutas o incluso con homosexuales. Fue entonces, según el relato del fiscal, cuando surgió en su mente la idea de liquidar a Fermín.

Para llevar a efecto su plan contaba con la complicidad de David Florencio Jiménez Ortega, de treinta y cinco años, un extraño individuo que había aparecido en su vida unos meses antes, convirtiéndose en un elemento imprescindible en la existencia cotidiana de la pareja. Le conocieron en un supuesto encuentro casual, en el portal de la casa, que más parece el resultado de una hábil planificación para tratar de aprovecharse de su buena situación económica.

Esta sospecha adquiere verosimilitud al conocer el pasado del individuo, con antecedentes penales por robo. Mediante una simple conversación sobre lo caro que está todo, pero en especial los alquileres en la zona de la calle Quintana, David logró ganárselos con su probada locuacidad. Dado que aquel simpático argentino no tenía un duro, le pusieron un tentador sueldo convirtiéndolo en secretario para todo: asesor económico, chófer, guardaespaldas, mayordomo… Poco tiempo más tarde las decisiones importantes no se tomaban en aquella casa sin que David diera su parecer.

Un varón mucho más joven que su marido le suponía a Sara un aliado fundamental. Primero intentó influirle para que Fermín adoptara un modo de vida más acorde con sus deseos; luego quiso servirse de él en sus nuevos planes.

Poco a poco, David fue evolucionando de hombre de confianza de Fermín, que le trataba como un padre, a confidente de la mujer, que le tenía por persona imprescindible en su vida de relación. Le bombardeaba a cualquier hora con mensajes al «busca».

Avanzado el plan, la mujer firmaba sus notas con el nuevo apodo de Nuria. Con esa dependencia a nadie puede extrañarle que el día del crimen, tal como consta en la sentencia, Sara telefoneara a su amigo: «David, por favor, ya estoy en casa; llama al móvil». Presentándose el requerido poco después para llevar a cabo el trabajo de la muerte. La policía encontraría sus huellas inexplicables en la puerta del dormitorio principal, tal vez confiado en que habría de funcionar el cuento que habían urdido consistente en simular la entrada de ladrones en el piso.

Tras dar muerte a Fermín, David salió a cenar con su novia, recibiendo mientras estaba con ella varias llamadas, cada vez más apremiantes, de Sara. Estaba nerviosa, sola, en el chalé de Galapagar. David fue a verla sobre las doce de la noche, una vez dejó a su acompañante. Entre otras cosas, para comunicarle que «le había dado fuerte a su marido». En una bolsa llevaba oculto el martillo que había servido de arma homicida.

Al final de la conversación que ambos sostuvieron le pidió que lo hiciera desaparecer. Ella lo tiró a la basura después de cerciorarse del contenido de la bolsa. En otra ocasión le daría otro envoltorio, este con el Rólex, del que también se desprendió.

A la mañana siguiente, observando escrupulosamente el plan preconcebido, Sara volvió al piso familiar de la calle Quintana. Allí trabajaba la secretaria de su marido, ya que él tenía su despacho en el propio domicilio, Paz Beatriz Escuti, ajena a todo lo que había pasado. Penetró en la alcoba de matrimonio. Apenas pasaron unos segundos. En seguida se oyeron gritos. Sara salió agitada de la habitación:

-¡A mi marido lo han matado!

La cabeza de su esposo estaba cubierta por la ropa de la cama. Ella no lo movió. Al ver el bulto entre las sábanas, salió corriendo. Se diría que no pudo ver nada. El nerviosismo extremo la delataba. La secretaria trató de hacerle ver que podría tratarse de un derrame cerebral o de un ataque al corazón. Pero ella insistió:

-No, lo han matado -como sabiendo de sobra lo que había pasado.

Luego intentó que una de las hijas del muerto renunciara a su parte de la herencia. «Puesto que no lo quieres, tampoco querrás su dinero», vino a decirle la madrastra. Era como si hubieran estado preparando todo de antemano. Incluso el mayordomo preguntó con intención si el empresario, que podría tener una enfermedad mental, no había intentado suicidarse en alguna ocasión. Podría ser una pista para camuflar la muerte.

Los negocios era la excusa habitual de Fermín para quedarse en Madrid, porque, claro, no lo iban a ser las amistades fronterizas, los clubes de alterne, ni el placer de dilapidar la fortuna, que era lo que ella le achacaba.

Era un hombre de carácter fuerte, de quien se sospechaba que pudiera sufrir algún trastorno mental, secuela de la profunda depresión sufrida al separarse de su primera esposa, pero que, según todos los testimonios, a Sara, su segunda esposa, siempre la trató como a una reina. Desde que se casaron había cambiado. Puede que hubiera cambiado antes pero que no se notara hasta después del segundo matrimonio.

Era respetuoso, formal. A Sara nunca le faltó al respeto. Pero eso no tenía nada que ver con que le gustara divertirse. Incluso circula alguna leyenda sobre su forma de comportarse. Los periódicos de la época informan de que en algunos locales de copas le gustaba llamar la atención. Lo conseguía colocando un millón de pesetas encima de la barra para, acto seguido, informar a todos de que no pensaba marcharse hasta que se acabara el dinero. Era el hombre del millón. Una visita, un fajo con un millón. Tal vez eso es lo que más le asustaba a Sara: trescientas visitas, trescientos millones.

Ella le había conocido solo tres años antes. Tenía buena opinión de él como empresario. Sus referencias eran muy buenas, pero se encontraba insatisfecha de su relación. Era un hombre que se refugiaba cada vez más en supuestas citas de negocios. Había dejado de interesarse por lo que verdaderamente tenía importancia a juicio de su mujer. Apenas dormían juntos. Ella ya no podía saber cuántas veces iba él a los bares con el fajo de billetes. Mucho gasto, mucho dispendio en el umbral de la vejez, cuando más asusta quedarse sin recursos. La ambición de Sara era embolsarse todo aquel caudal de dinero, lo que la llevó a planear el asesinato.

La sentencia del tribunal que la juzgó la consideró merecedora de una condena de veintisiete años de cárcel, igual a la que cayó sobre la cabeza del autor material del delito, David Florencio.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Historia de los encierros en Torrelaguna, por Moises Celestén]]>

]]>
“Se aproximan nuestras Fiestas Patronales y, con ellas, todos los acontecimientos que se celebrarán con tal motivo. Entre todos ellos, uno de los que más interés despierta, por no decir el que más, es el encierro.

Ese “tradicional encierro con las reses que se lidiarán por la tarde”.

Ese festejo reminiscencia del traslado a pie de los toros desde su dehesa hasta la plaza en la que iban a ser lidiados.

Esa mezcla de colores y sonidos capaz de provocar las más distintas y variadas sensaciones: desde la calma tensa causada por el estallido del cohete anunciador del comienzo del encierro hasta el estado de agitación que produce ese “¡ay, ay, ay!” con el que algunas espectadoras nos anuncian la inminente llegada de las reses.

Ese voluntario y gratuito juego con los toros que puede convertirse en tragedia en unos pocos segundos...

Quizá sean éstas las razones por las que este singular espectáculo despierta tanto interés. Lo que sí es cierto es que, cada día de encierro, en nuestras calles, se da cita una multitud de gente muy distinta, tan distinta, que nos podemos encontrar con lugareños y foráneos, con grandes y pequeños, con trasnochadores y “madrugadores”, con aficionados a los toros y no aficionados...

Sin embargo, el encierro de Torrelaguna, nuestro encierro, aunque sigue despertando un gran interés y aunque sigue concitando a un público tan plural, desde hace unos años, ha perdido encanto, ese encanto especial que poseía cuando toros y corredores subían por la popular calle de Los Sastres, particular Estafeta torrelagunense, para llegar a aquella peculiar plaza de toros en que se convertía la plaza del pueblo; ese encanto especial... que le hacía ser distinto.”

 

Este texto lo escribí para la columna de contraportada del número 9 del desaparecido periódico local “La Espadaña” publicado en agosto de 2006. Su título era “El encierro” y, en él plasmaba mi particular visión de lo que es este festejo popular tan arraigado en nuestra localidad.

 

Como decía, entonces, para mí el encierro de Torrelaguna, nuestro encierro, perdió ese encanto especial que le daba el ver cómo los toros llegaban al pueblo y subían por la calle Cardenal Cisneros, popularmente conocida como “Calle de los Sastres”, para llegar a la Plaza Mayor en la que se ubicaba aquella peculiar y característica plaza de toros. Eso era algo que le hacía no sé si único, pero sí, desde luego, distinto. Mientras en encierros de otros lugares veías cómo los toros abandonaban el pueblo hasta llegar a los respectivos cosos taurinos situados en las afueras, el nuestro seguía manteniendo ese sabor añejo que le daba, sobre todo, el transitar por la emblemática calle Cardenal Cisneros tras haber recorrido las calles Malacuera y La Cava para llegar al pueblo.

 

Este itinerario se mantenía en recuerdo de aquel que realizaban las reses que se iban a lidiar en los festejos taurinos llevados a cabo en nuestra localidad cuando el traslado de éstas se realizaba a pie acompañadas por bueyes y vaqueros desde las dehesas en que se criaban. Estas llegaban a nuestro término municipal los días previos a las funciones taurinas. Los distintos testimonios no se ponen de acuerdo en la zona en la que paraban las reses una vez llegaban a Torrelaguna: las inmediaciones del Puente de San Vicente, en la zona conocida como “Las Zorreras”, situada en las proximidades de la Casa de Oficios, o la misma Casa de Oficios son las ubicaciones que nos indican estos testimonios. Allí aguardarían la llegada de los días de festejo momento en el que eran trasladadas hacia la plaza de toros llegando al pueblo –ahora sí coinciden estos testimonios– por la Cruz de Piedra y subiendo por las calles Malacuera, La Cava y Cardenal Cisneros hasta llegar a la plaza Mayor en la que se albergaba el coso taurino.

001

Cuando el traslado de las reses desde las dehesas comenzó a realizarse en camiones, el encierro siguió manteniendo su transitar por las calles Malacuera, La Cava y Cardenal Cisneros, pero ahora fija su salida en el antiguo Lavadero. Este recorrido se mantuvo hasta el año 1994.

Fotos:

Angelines Blanco; Gregorio Lozano; “Documentos Históricos Taurinos” de Isidoro Rodríguez “Tato”.

Francisco J. García; José Cid; Cartel Taurino de Torrelaguna de 1994.

Andrés Moraleda; Libro de las Fiestas de Torrelaguna de 1994; Libro de las Fiestas de Torrelaguna de 1999.


En los trabajos que estoy llevando a cabo junto a Jorge Benito y José Cid para intentar recopilar toda la tradición taurina de nuestro municipio, hemos encontrado documentación en la que se muestra cómo se realizaban estas operaciones de traslado del ganado de lidia. Así lo podemos comprobar a través del contrato firmado por el ganadero Victorio Torres, de Colmenar Viejo, y Lucas Miguel, Francisco Javier Oñate, Francisco Montero y Gabriel Lucas, vecinos de Torrelaguna encargados de la organización de las funciones taurinas que tendrían lugar en nuestra localidad los días 18 y 19 de septiembre de 1922. En él, además de los acuerdos económicos y otras cláusulas, el citado ganadero colmenareño se comprometía a que los toros llegarían a nuestro término municipal el día anterior al de la celebración del primer festejo y a cerrar los toros en la plaza cada día de función taurina.

Estos traslados a pie llegarían a realizarse así hasta mediados del siglo pasado, momento en el que el traslado de las reses comenzó a llevarse a cabo en camiones. Desde entonces, esta reminiscencia de aquel traslado a pie de los toros seguirá transitando por las citadas calles, pero fijando su salida a la altura de donde hoy se encuentra el Centro de Salud, antiguo Lavadero. Incluso hubo algunos años, allá por la década de los ochenta, en los que se hicieron unos corrales dentro del recinto del Lavadero que alojaron a los toros en los días previos a su lidia y que la gente podía visitar para contemplar los astados a jugar en los festejos taurinos. Y en los años 1993 y 1994, el encierro llegó a salir desde la confluencia de las calles Malacuera y Lavadero donde se habilitó un corral de suelta para ajustarse a las nuevas normativas.

 

Según nos cuentan algunos de los más veteranos de nuestros vecinos, hubo ocasiones, sobre todo en las primeras ediciones, que no se llegó a respetar este recorrido tradicional. Así también lo atestiguarían las fotografías que ilustran un artículo firmado por el desaparecido crítico taurino Vicente Zabala Portolés que apareció en el número 1003 de la revista taurina “El Ruedo” de fecha 12 de septiembre de 1963, año en el que el encierro se debió de limitar a la calle Cardenal Cisneros. Sin embargo, podríamos afirmar, casi con total seguridad, que a finales de la década de los sesenta sí quedaría fijado ya el recorrido de costumbre con la salida desde el antiguo Lavadero.

012_4

Con alguna excepción y de forma anecdótica, el encierro debió de fijas su salida en la Puerta del Sol, limitando su recorrido a la calle Cardenal Cisneros.

Revista “El Ruedo”, número 1003 de 12 de septiembre de 1963. Artículo firmado por Vicente Zabala Portolés.


Este recorrido se mantuvo hasta que la plaza de toros abandonó su ubicación tradicional lo que ocurrió en 1995. Desde entonces, el recorrido del encierro variará tantas veces como cambios de ubicación sufra la plaza de toros, manteniendo en todos los casos el paso por las calles Malacuera, La Cava y Cardenal Cisneros, aunque en sentido contrario al habitual, pero perdiendo ese encanto que le hacía ser distinto: los toros ya no llegaban al pueblo, se marchaban de él.

002

Con los cambios de ubicación de la plaza de toros, también varió el recorrido del encierro, pero siempre manteniendo su paso por las calles Cardenal Cisneros, La Cava y Malacuera, aunque en sentido contrario. Fotos: José Cid


Entre los años 1995 y 1996, la plaza se instaló en la finca en la que hoy se encuentran las dependencias del Juzgado número 2. Así el encierro añadiría unos metros más a su recorrido por la calle Malacuera.

003
En 1997, nuevo cambio de ubicación del coso taurino. Ahora éste se instala al final de la calle San Francisco, casi en la incorporación a la N320. Y el encierro vuelve a variar su transitar: sigue pasando por las calles habituales para girar en San Francisco y recorrer hasta el final  esta última calle para volver a girar a la izquierda hasta llegar a la nueva ubicación.

004

Entre los años 1997 y 2012, el encierro transita por la calle San Francisco, prácticamente, en su totalidad. Fotos: José Cid


En 2005, la plaza de toros vuelve a sufrir un nuevo cambio de ubicación. Ahora lo hará al final de la calle Lilas. Así, el encierro vuelve a variar: continúa pasando por las calles tradicionales, además de San Francisco, pero ahora gira a la derecha para subir por la calle Lilas hasta llegar al coso taurino.

005

Hasta 2005, el encierro giraba hacia la izquierda al final de la calle San Francisco para llegar a la plaza de toros.

Entre 2006 y 2012, girará hacia la derecha para subir hasta el final de la calle Lilas.

Fotos: José Cid; Carolina García.


Tras este deambular de diecinueve años, en 2013, la plaza de toros vuelve a su ubicación tradicional, sin embargo, el recorrido del encierro no recupera su añorado transitar, pues se fija su salida en la calle San Francisco, aproximadamente, a la altura del cruce con la calle Santa Bárbara. De esta manera, recupera parte de su encanto, pues los astados recorren las calles de nuestro municipio para llegar al pueblo, no para marcharse. Vuelven a subir por la popular calle de Los Sastres para llegar a la plaza en la que se instala el coso taurino. Sin embargo, al encierro de Torrelaguna, a nuestro encierro, le sigue faltando algo…

006

En 2013, la plaza vuelve a su ubicación tradicional. Mientras, el recorrido del encierro lo hará en parte. Vuelve a subir por las calles Malacuera, La Cava y Cardenal Cisneros hasta llegar a la plaza de toros, pero, ahora fija su salida, prácticamente en el cruce de las calles San Francisco y Santa Bárbara.

Fotos: Juan Antonio Lozano (3); Juan Muñoz (3).


Será en 2015, cuando este popularísimo festejo vuelva a partir desde la calle Malacuera; vuelva a recuperar su recorrido tradicional; vuelva a recuperar su esencia; vuelva a recuperar aquel encanto especial que nunca debió abandonar.

007

En 2015, se recupera el recorrido tradicional

Fotos: Fermín Martín (2) y Juan Muñoz. Andrés Moraleda, Juan Muñoz y José Cid. José Cid y Moisés Celestén (2)


Quisiera mostrar mi agradecimiento por su colaboración a Jorge Benito, Angelines Blanco, José Cid, Víctor Espinosa, Vidal Expósito, Carolina García, Francisco J. García, Fernando Lozano, Juan Antonio Lozano, Gregorio Lozano, Fermín Martín, Andrés Moraleda, Carmen Morena, Juan Muñoz, Ramón Rodríguez y Juan Sanz, quienes no necesariamente deben de compartir mi opinión.

Extraído del Blog "De Celeste y Plata" de Moises Celestén, que PUEDES SEGUIR AQUÍ

 

]]>
info@sierranortedigital.com