<![CDATA[Titulares de Pol韙ica - sierranortedigital.com]]> //www.sierranortedigital.com es-ES hourly 1 <![CDATA[El PP se hunde como el Titanic. Por Ramiro Grau Morancho]]>

]]>
La realidad es que en España la corrupción no pasa mucha factura, pero alguna pasa.

         Somos un país de corruptos, quien más y quien menos, y aquí al corrupto se le considera inteligente, o muy inteligente, y todos aspiramos a emular sus “éxitos”.

         Pero la corrupción institucional, puesto en macha durante décadas por el PPSOE, las dos caras de la misma moneda, creo está llegando a unos límites que son realmente insoportables.

  1. El PP debería cerrar su sede nacional de Génova, 13, en Madrid, y proceder a su desinfección, con Zotal, ese producto de tanto éxito en las granjas de animales, aunque ahora creo que está prohibido, pero siempre pueden utilizarse alguno similar.
  2. También debería despedirse, preferiblemente a patadas, a las “jovenes promesas”, esos que ya pasan de los 60 años, tipo Arenas el andaluz, tan gracioso él –y tan inútil-, la mema de empleo, perdón, quería decir la ministra del paro, o los incompetentes ministros de interior, fomento, etc. Y, por supuesto, la primera a la que habría que dar la patada en el culo sería a la gobernadora general de Cataluña, Conde Duque de Olivares, según el chepas, o alguno de sus secuaces, e incompetente total, y a las pruebas me remito.
  3. En realidad el problema viene por arriba, y desde arriba, y se llama Rajoy, un hombre designado digitalmente por Aznar, igual que él fue nombrado a dedo por Fraga, y a Fraga le eligió Franco como alto cargo del régimen: “este chico vale mucho”.
  4. Esa forma de designar a los jefes, más propia de la Iglesia que de un partido político, encierra estos problemas: muchas veces el designado es un inútil con piernas, y únicamente se ha caracterizado por hacer la pelota al jefe correspondiente, dándole siempre la razón, y sin llevarle nunca –y he dicho nunca-, la contraria.

         De esos polvos vienen estos lodos.

         Y claro, luego pasa lo que pasa…

         En mi opinión el PP solo tiene dos alternativas:

  1. Hundirse todos juntos, al mando del aguerrido grumete, Rajoy, con ínfulas de capitán ,mientras sigue tocando la banda, o
  2. Echar a todos los inútiles, y jóvenes promesas sesentonas, es decir a la mayoría de la cúpula actual, y empezar a buscar gente nueva, preparada y competente, preferiblemente con una vida profesional fuera de la política.

         Que ya sabemos que los políticos profesionales, o más bien profesionalizados, se venden por un plato de lentejas, es decir por un buen salario, un gran despacho, un coche oficial y una secretaria (o secretario) de buen ver.

         De cualquier forma, y a este paso, pronto asistiremos al hundimiento del PP, mientras sigue sonando la música…

        

 

]]>
<![CDATA[El auge supremacista. Por Rafael Simancas]]>

]]>
La ideología supremacista avanza ganando exposición pública y adeptos por doquier, a veces de manera explícita y en ocasiones con sutileza. Y es preocupante, porque a lo largo de la historia de la Humanidad este pensamiento ha dado lugar a algunas de las tragedias más terribles.

El supremacismo parte de la convicción falaz de que unos seres humanos son superiores a otros en virtud de su etnia, de su credo religioso, de su nacionalidad, de su género o de su identidad sexual. Tal convicción suele tener su raíz en la ignorancia o el miedo, y suele conducir al intento de dominación sobre aquellos a los que se considera inferiores. Las consecuencias de tales conductas, como es lógico y ha sido dolorosamente comprobado, alteran gravemente la convivencia en paz y en democracia.

Durante el último tramo del siglo XX, el mundo parecía vacunado ante la amenaza supremacista. El drama de los seis millones de judíos asesinados por el supremacismo ario, la lucha por los derechos civiles en Norteamérica, los zarpazos agónicos del régimen del apartheid… estaban demasiado recientes como para que alguien intentara revivir aquellas locuras con algún eco. Pero el tiempo pasa, la memoria es frágil y los locos son persistentes.

Otra enseñanza de la historia del siglo XX, además del peligro que supone el avance de estas ideas, está relacionada con la actitud que adoptan los demás, los que no comparten ni la convicción supremacista ni el propósito consiguiente de dominación. Y la historia nos cuenta que la actitud silente, permisiva, tibia o neutral, bien sea por prudencia, por miedo o por pereza, conduce irremediablemente al desastre.

Ha de preocuparnos mucho el supremacismo zafio y grosero del Presidente de los Estados Unidos, que descalifica a los inmigrantes latinos como salidos de “agujeros de mierda”, y que insiste en erigir ese monumento al racismo y la inhumanidad que sería el muro previsto en la frontera mexicana.

Ha de preocuparnos sobremanera el avance de los supremacismos nacionalistas en varios países de Europa. Desde el supremacismo que ganó el Brexit en el Reino Unido hasta el que ha logrado gobernar en Austria o en Hungría, el que ha obtenido buenos resultados en Alemania, Francia u Holanda y, más recientemente, el que pretende ganar las elecciones en algunos territorios de Italia. ¿Cómo estarán las cosas en la Lombardía para que lidere las encuestas un señor que alerta del supuesto peligro que la inmigración africana supone para “la supervivencia de la raza blanca”?

Preocupante ha sido el supremacismo religioso que llevó al cristianismo a cometer tantas barbaridades, en nuestro país especialmente. Y preocupante es el supremacismo yihadista que siembra terror y muerte en los cinco continentes. Como preocupante es la respuesta supremacista que el Estado judío de Israel aplica sobre sus propios vecinos, a pesar de su propia historia.

Un supremacismo profundamente arraigado en nuestra cultura es el machismo. La convicción de la superioridad del hombre sobre la mujer, está detrás de los crímenes que llamamos violencia de género, y también sobre la multiplicidad de desigualdades, discriminaciones e injusticias que las mujeres padecen desde el principio de los siglos.

Y supremacismo es también la estigmatización y persecución de las personas homosexuales en todo el mundo, en España en menor medida que la media, reconozcámoslo. La idea de que el amor que un ser humano siente por un semejante, sea cual sea su género, pueda ser tachado de ilegítimo o ilegal por otro ser humano, es pura falacia supremacista.

Pero hay expresiones más sutiles del supremacismo, ante las que hemos de estar especialmente alertas, por su capacidad de camuflaje.

¿O no es supremacismo ignorar la muerte por aplastamiento de esas seis mujeres porteadoras en la frontera ceutí, mientras lloramos con razón cada asesinada por el machismo autóctono?

¿No es supremacismo pasar de puntillas sobre el drama de cientos de criaturas muertas junto a nuestras playas del Mediterráneo, con el único pecado de intentar escapar de la guerra o la miseria? ¿Sentimos o no sentimos menos cerca estas muertes que las de los europeos blancos atropellados vilmente en Barcelona, en Niza o en Londres?

¿Y, salvando las distancias, no es supremacismo claro ese llamamiento de Ernest Maragall en el Parlamento catalán de que “Este país siempre será nuestro”? ¿Por qué si no el secesionismo catalán solo encuentra aliados en Europa dentro del ultraderechismo xenófobo?

Tengamos muy presentes las causas del triunfo supremacista en la terrible historia europea del siglo XX, y procuremos no cometer los mismos errores. Al supremacismo se le combate primero identificándolo, desenmascarándolo y denunciándolo, haciéndole frente.

Al supremacismo, como a todas las ideas que parten de la ignorancia y el miedo, se le vence con educación y con cultura. Y a los supremacistas se les gana restándoles el caldo de cultivo de la desigualdad y la injusticia social en el que se cuece la frustración y la ira de muchos ciudadanos de bien.

Pues vamos a ello.

]]>
<![CDATA[驴Qu茅 har铆a Martu Garrote si fuera In茅s Arrimadas? Ella nos lo cuenta...]]>

]]>
En los últimos días, cada vez que converso con alguno de mis ex compañeros de partido, buenos socialistas, militantes del PSOE desde hace años, hay un tema recurrente Ciudadanos y si es o no posible que los votantes del PSOE espantados por las ocurrencias de Sánchez encuentren refugio en la formación naranja como lo han hecho los votantes del PSC espantados por las ocurrencias de ICETA.

Es pronto para aventurar una respuesta objetiva, lejos de los sentimientos encontrados que me provoca el PSOE de Pedro Sánchez y sin el apasionamiento del daño recibido pero lo que sí puedo hacer es reflexionar sobre lo que yo haría si fuera Inés Arrimadas, ganadora de las elecciones autonómicas celebradas recientemente en Cataluña en votos y en escaños, que tiene más mérito.

Para alcanzar la mayoría absoluta en el parlamento catalán, es necesario reunir 68 escaños. Ciudadanos tiene 36, el PSC 17 y el PP 4, por lo que el bloque constitucional suma 57. Del lado del independentismo JxC tienen 34 escaños (pero con algunos diputados fugados y/o encarcelados), ERC 32 (también con encarcelados) y la CUP 4, luego de poder votar todos sumarían 70 y tendrían la mayoría absoluta. En mitad de ninguna parte andan los 8 diputados del Podemos catalán, aunque ante la duda, siempre se inclinan hacia el independentismo.

Soslayando las dificultades para poner de acuerdo al héroe Junqueras que se está comiendo cárcel por dar la cara por el “Procés” y el jeta de Puigdemont que anda sufriendo horrores en un palacete de lujo en Bélgica, además de a los radicales de las CUP, los independentistas tiene el hándicap de que sin Puigdemont, Meritxell Serret, Comín, Lluis Puig y Ponsatí, huídos de la justicia, su mayoría ya no es absoluta, sumarían 65 diputados, los mismo que si los Comunes se unieran al bloque constitucional, 57 + 8 = a 65.

Ya sé que este es un ejercicio de política ficción más propio del pactómetro de Ferreras que de un análisis político serio, pero es necesario como introducción a lo que yo haría si fuese Inés Arrimadas porque existe una posibilidad, aunque sea remota, de ser la presidenta de la Generalitat de Cataluña.

Lo primero es no dejar que nadie olvide que yo y solo yo he ganado las elecciones, que tengo 36 diputados, 2 más que el fugado y 4 más que ERC. Que yo y solo yo, he superado el millón de votos teniendo el apoyo del 25% de mis vecinos. Y para eso hay que comportarse como si realmente se han ganado las elecciones y se cuenta con el apoyo mayoritaria de los votantes.

Independientemente del circo mediático secesionista, me hubiera reunido con los líderes del PSC, del PP y también de los Comunes para ofrecerles participar de una suerte de Gobierno de Concentración con el objetivo de atajar la crisis institucional y social que está destrozando Cataluña y parar la sangría económica que han abierto las payasadas independentistas. Además de ofrecerles participar de ese Gobierno con alguna consejería, fijaría fecha para el fin de la legislatura en un par de años, tiempo suficiente para cambiar la Ley Electoral que beneficia a las minorías independentistas, despolitizar la televisión pública, parar el adoctrinamiento de críos en las escuelas, dar garantías a las empresas y trabajadores de que se cumplirá el marco legal para poder crear empleo y crecer por encima de la media española y, sobre todo, tratar de cerrar la brecha que se ha abierto en la sociedad catalana, una sociedad partida en dos, crispada, que mira de reojo a sus vecinos, que se siente agraviada por la otra parte, sea cual sea esa parte.

Ofrecer al PSC mejorar la sanidad y la educación, abandonadas por décadas de gobiernos independentistas ocupados en distraer el dinero público de todos para sus fines secesionistas. Ofrecer al PP recuperar la complicidad entre Cataluña y el resto de España, mejorar las infraestructuras, conseguir inversiones nacionales y extranjeras. Ofrecer a los Comunes protección contra desahucios, luchar contra el turismo basura, políticas sociales para los más desfavorecidos. Y una vez ofrecido todo esto, si alguno de los actores, o todos ellos, se desmarcan, se retratarán ante la opinión pública.

Si después de una oferta concreta y real, que mejoraría la vida de los catalanes, su propia convivencia y las relaciones con el resto de España, se acaban teniendo que repetir las elecciones porque alguien piensa más en clave partidista que en el interés general, yo, o sea, Inés, tendría hecha la campaña electoral.

Si pese a todos mis esfuerzos y contra pronóstico, los independentistas consiguen ponerse de acuerdo y investir presidente a alguien que no sea Puigdemont, con muchos de sus diputados con un horizonte penal nefasto y con la espada de Damocles de las CUP siempre a punto de caer, habría demostrado a los electores catalanes y del resto de España, que Ciudadanos tiene capacidad para encontrar soluciones en situaciones de crisis, para gobernar en momentos difíciles, para ser una opción de voto seguro y fiable, lo que me situaría en una posición de privilegio de cara a futuros procesos electorales, no solo en Cataluña.

]]>
<![CDATA[驴Qu茅 sucede con la vacuna contra la Meningitis B? Por Beatriz Taleg贸n]]>

]]>
Soy defensora de las vacunas. Comienzo diciendo esto, porque aunque pueda resultarle chocante, hay una oleada de defensores de lo contrario. Mucho se ha escrito y se escribe sobre el asunto en cuestión y en este sentido, recomiendo que eche un vistazo al trabajo de Lucía Galán (http://www.luciamipediatra.com/acerca-de-mi/). 

No pretendo relatarle aquí las bondades del uso de vacunas, algo que científicamente se ha comprobado y que ha salvado muchísimas vidas. Tampoco pretendo analizar las razones de los anti vacunas, porque sinceramente, considero que el riesgo de no vacunarnos y no vacunar a nuestros hijos es muy elevado y conlleva consecuencias que no solamente afectan a quienes toman esta decisión, sino a la sociedad en su conjunto. 

He trabajado durante mucho tiempo viajando a países en los que las condiciones sanitarias no son, ni de lejos, las que nosotros tenemos en Europa, y en concreto en España. He conocido casos tristes y desgarradores, muertes infantiles que en nuestro país serían impensables. Y se debe, fundamentalmente, al avance y al acceso que tenemos a este tipo de herramientas. 

Gracias a las campañas de vacunación se han conseguido erradicar enfermedades que hace años eran letales. Y si, precisamente puede haber hoy niños que conviven tranquilamente sin ser vacunados, se debe única y exclusivamente al hecho de que la gran mayoría sí lo están. Porque las vacunas no solamente protegen a quien se las pone, sino que generan una barrera de protección mucho más amplia. Son, en definitiva, un arma potente para conseguir que determinadas enfermedades queden aisladas y puedan ser fácilmente tratadas de manera específica. Por eso considero una tremenda irresponsabilidad el hecho de que haya padres que decidan no vacunar a sus hijos (aún siendo obligatorio), no solamente por lo que respecto a éstos significa, sino por lo que significa para todos los demás. 

Pero como decía, no es mi ánimo ni mi especialidad este asunto. Por lo que me centraré en lo que realmente quiero denunciar desde estas líneas. 

Desde las Instituciones se defiende igualmente la importancia de la vacunación. Existe un calendario donde se establecen las vacunas obligatorias, y también las recomendadas atendiendo a la edad, al riesgo de personas determinadas, a pandemias y a riesgos específicos. En este sentido, son los profesionales sanitarios quienes recomendarán en cada caso cómo proceder. Pues bien, hace más de un año se nos recomendó desde los servicios de pediatría que vacunásemos a nuestros hijos contra la Meningitis B. No se trata de una vacuna obligatoria, pero ante los casos que se han dado, ante la posible contracción de la enfermedad y sus complicaciones, los pediatras recomiendan su aplicación. 

Entenderá el lector que cuando el pediatra te recomienda que vacunes a tus hijos, lo más lógico y sensato suele ser que hagas caso a las recomendaciones del profesional. Y por eso hemos sido muchos los padres que hemos decidido vacunar a nuestros hijos contra la Meningitis B. En el mes pasado de abril habían sido ya 400.000 los niños vacunados en España, convirtiendo nuestro país en el titular con más inmunizados del mundo. 

¿Qué sucede con la vacuna contra la Meningitis B? Pues que solamente ha habido una empresa, GSK, la que ha podido fabricarla. El medicamento se aprobó en el año 2013, pero al comienzo solamente se suministraba en hospitales. A partir de septiembre de 2015 pasó a ser de venta libre en farmacias. 106,15 euros por unidad. 

 

Si se vacuna a partir de los dos meses de vida del pequeño, se recomiendan cuatro dosis (424,60 euros); si se comienza el tratamiento a partír de los seis meses de edad, serán tres dosis y si se vacuna a un mayor de dos años, serán dos. Eche usted cuentas. 

 

Si tiene dos hijos, menores de cinco años, se encontrará con un desembolso de unos 500 euros. Primera dificultad. No todas las familias pueden permitirse este gasto. Y no hablo de oídas: este es precisamente el argumento que no pocas madres me han trasladado, con el consabido remordimiento de sentir que quizás estén poniendo en peligro la salud de sus hijos por una cuestión meramente económica. 

Segunda dificultad: las listas de espera en las farmacias. Porque, aunque usted no se lo crea, hay que apuntarse en la farmacia y esperar a que vayan llegando las vacunas. Más de un año en muchos casos llevan esperando la llamada de la farmacia. 

Siguiente obstáculo: cuando consigues las vacunas (lo recomendable es conseguir de una vez todas las que vayas a necesitar, puesto que el proceso completo requiere que las dosis se vayan administrando siguiendo escrupulosamente las pautas, y no puedes dejarlo a la suerte de que vayan llegando o no a la farmacia, porque podría interrumpirse el tratamiento y resultar fallido. Así que, una vez desembolsado el dinero, esperada la lista de espera, te haces con las vacunas. Y acudes al centro de salud a pedir cita. 

La siguiente sorpresa viene aquí: como los lotes de vacunas se van dando de manera poco regular, de pronto llega un lote (como ha sucedido ahora a finales de año) y esto conlleva el consiguiente colapso del servicio de enfermería en pediatría. Se dan casos de espera de un mínimo de dos meses para poner la primera dosis. 

¿Cuál es la razón de que todo esto suceda? ¿Cómo es posible que desde las instituciones se esté recomendando utilizar una medida y no se facilitan los medios para ello? ¿Cómo es posible que falte información, que falten medios que ayuden ante semejante circunstancia?

¿Cómo es posible que pueda existir semejante bloqueo en la fabricación de las vacunas, que solamente un laboratorio las pueda comerciar y que haya tantísimas familias preocupadas? Con la salud no se juega ni se debería hacer negocio

La administración pública debería tener responsabilidad en estos casos: cuando recomienda a los padres que vacunen a sus hijos, debe asegurarse previamente de que habrá suministro suficiente, y después, profesionales con capacidad de aplicarlas. ¿Qué sucedería si algún niño contrae la enfermedad en este periodo en el que los padres esperan la llegada de la vacuna?¿O cuando teniéndola, esperan a que les den cita para poderla administrar? ¿Asumiría aquí el Estado su responsabilidad? 

]]>
<![CDATA[ La ley de memoria hist贸rica es una mezcla de maldad e ignorancia. Por Javier Garc铆a Isac]]>

]]>
Cuando de forma institucional se sabe que se miente y se engaña, eso es maldad. Cuando alguien no sabe lo que dice, se inventa cosas, historias y sucesos que cree ciertas, eso es ignorancia, y la ignorancia es osada. La ley de memoria histórica promulgada por el gobierno socialista de Rodríguez Zapatero y mantenida por Mariano Rajoy, es una mezcla, un coctel de ambas cosas: maldad e ignorancia.

Llevan años buscando cadáveres que no aparecen, llevan tiempo hablando de cunetas y fosas, de persecuciones y represión, llevan mintiendo y criminalizando a una parte de nuestra historia, a una parte de españoles, sin reconocer sus errores, sus crímenes y sus muertes. Han hecho de esto su negocio, su chiringuito subvencionado, donde se pretende imponer por decreto lo que debemos pensar y sentir, lo que debemos creer. Desean ganar en los despachos, una guerra que perdieron en el campo de batalla.

Dividen a la sociedad entre buenos y malos. Recuerdan sucesos pasados mas de 80 años, y niegan reconocimiento a las victimas más recientes. Los mismos que intentan darnos lecciones de moral y estilo, son los mismos que tergiversan la historia de hace casi un siglo, amoldándola a sus intereses actuales. Criminalizan a la media España que no se resigno a dejarse matar.

Invocan la paz y la reconciliación, cuando en sus hechos y palabras solo se destila odio, rencor y resentimiento de aquello que no pudieron conseguir. Invocan la democracia y la libertad, cuando nunca creyeron ni en la democracia ni en la libertad. Nos ponen como ejemplo a genocidas y criminales y retiran calles, placas y estatuas de aquellos a los que martirizaron.

La ley de la mal llamada memoria histórica, es la cuartada perfecta, la engañifa ideal para que ignorantes de todo tipo y pelaje aflore en una sociedad enferma de notoriedad. España no necesita esta reconciliación urdida en los despachos, no necesita cerrar heridas que ya estaban cerradas. La reconciliación la tuvimos cuando aquellos que ganaron la guerra, perdonaron a los que habían buscado su exterminio, su eliminación física y olvidaron todo para ponerse a trabajar en una España mejor. Resulta ridículo juzgar ahora a los inocentes y culpabilizarles de no haberse dejado matar.

Sostengo desde hace ya mucho tiempo, que hubo gente buena y respetable en ambos bandos, gente horada y de principios, pero solo un bando era el correcto, solo un bando tenia razón, el de España, aquel que gano la guerra.

80 años después de los sucesos, pretenden juzgar con la perspectiva actual los hechos del pasado. Es ridículo e irresponsable. Sobre todo, cuando aquellos que pretenden hacerlo, no pueden ser ejemplo de nada, cuando llaman hombres de paz a terroristas y asesinos, cuando apoyan leyes que son utilizadas para que criminales y violadores no cumplan íntegramente sus condenas y cuando tienen una memoria extraordinariamente vaga, incluso para recordar a las recientes víctimas de los últimos atentados de Barcelona.

Definitivamente, la ley de la memoria histórica debe ser derogada de forma inmediata. Pone en duda la España actual y basa su legitimidad en unas elecciones fraudulentas. Criminaliza generaciones enteras de españoles, a los que se exige que pidan perdón por existir, por disentir, por pensar diferente. Estamos en un peligroso bucle donde no queremos darnos cuenta a lo que nos enfrentamos, porque quitar una calle, placa o estatua, no es simplemente quitar una calle, placa o estatua.

]]>
<![CDATA[驴Prisi贸n permanente revisable por ocultar el cad谩ver? Por Diego Fierro Rodr铆guez]]>

]]>
El PP defenderá la prisión permanente revisable frente al resto de partidos políticos con representación parlamentaria cuando, tras la reanudación del curso en el Congreso, se vuelva a debatir sobre la figura, con el objetivo principal de evitar que la figura sea derogada por la oposición, aunque también se intentará debatir sobre los supuestos en los que se puede implantar su aplicación. Principalmente, se va a proponer, desde el Gobierno, incorporar una regla en el Código Penal para aquellas situaciones en las que el asesino pretenda ocultar el cadáver de su víctima con el fin de complicar la investigación y facilitar su impunidad, como sucedió en los casos de Marta del Castillo o Diana Quer.

Debe destacarse que hay un problema para introducir una regla en el Código Penal sobre la imposición de la pena de prisión permanente revisable para aquellos que cometan un asesinato y que oculten el cadáver, en relación con la propia inconstitucionalidad de la medida. El artículo 24 de la Constitución establece que todas las personas tienen derecho a no declarar contra si mismas y a no confesarse culpables, de modo que nadie que ejecute un asesinato tiene la obligación de facilitar, directa o indirectamente, información sobre su crimen.

La finalidad última del PP es aprovechar la aceptación que socialmente tiene, en la actualidad, la prisión permanente revisable, que parece ser bastante atractiva para los ciudadanos tras lo visto con delitos como los que supusieron la pérdida de la vida de Marta del Castillo, cuyo cuerpo no ha aparecido. De ese modo, buscarían poder beneficiarse electoralmente de la controversia que se está desarrollando en torno a la vigencia de la medida, que podría mantenerse empleando de buena manera la presión mediática que se está empezando a generar contra los partidos políticos que quieren derogar la prisión permanente revisable.

Si se desea facilitar la búsqueda de cadáveres escondidos tras la ejecución de homicidios o de asesinatos, se pueden adoptar otras medidas que no sean incompatibles con la prisión permanente revisable y que no se caractericen por ser manifiestamente inconstitucionales. Una idea realmente útil podría ser la de incrementar la atenuación de la pena, sin favorecer la impunidad, para los casos de confesión del crimen, de modo que resultaría más atractivo para el autor de un homicidio o de un asesinato revelar el paradero del cuerpo de la víctima.

]]>
<![CDATA[Lo que nos hab茅is metido en la cabeza. Por Beatriz Taleg贸n]]>

]]>
Un día cualquiera después del inicio de un parlamento cualquiera, en un lugar cualquiera de España. Una conversación. 

Se oye poco, pero cada vez se escucha más.

El más mayor, espatarrado, con las manos enlazadas entre sus piernas. Los pies marcando las diez y diez. Los codos, sobre las rodillas. Y una mata de pelo blanco, ondulado, refleja el brillo de la luz blanca del vagón. El que parece su hijo, con cierto toque intelectual, desaliñado pero medido cada detalle aparentemente dejado al azar. Apoyado sobre el respaldo, pierna cruzada y mientras gesticula mucho con la mano derecha, la izquierda se agarra a la barra naranja que queda vertical junto a la puerta.

A - ¿Cómo? ¿Que no será presidente de mesa alguien de Ciudadanos?

B - No, no tienen votos suficientes. 

A - Pero… ¿No había ganado las elecciones Inés Arrimadas?

B - No, Arrimadas fue la lista más votada. Pero las elecciones las ha ganado el bloque republicano.

A - Bloque independentista, querrás decir, frente al bloque constitucionalista. 

B - No, bloque republicano frente a bloque monárquico. Es que no es lo mismo…

El hombre más mayor se aprieta los carrillos, se aprieta un par de veces la nariz, como rascándose, como desperezándose. Frota su ojo derecho y respira hondo. 

A - Claro que no es lo mismo. Porque “esos” quieren romper España, se saltan las leyes, no respetan nada. 

B - Romper España… ¿Qué es romper España? ¿Qué leyes se saltan? ¿Qué es lo que no respetan, exactamente?

A - No me marees. Vamos a ver: ¿Quién ha ganado las elecciones en Cataluña? Arrimadas, ¿no? ¡Pues que gobierne la lista más votada!

B - No, es que no es así. Ciudadanos ha obtenido algo más de un millón de votos. Y ERC junto a JuntxCAT han obtenido alrededor de dos millones. 

A - ¡Pero esos ya no se presentaban juntos, así que es tramposo sumarlos! Además, se llevan a matar, así que no sumarán otra vez… 

B - Se presentaron separados porque así obtendrían más votos. Y los datos confirman que así ha sido: han tenido casi medio millón de votos más presentándose separados que en la misma lista como hicieron en las anteriores… No es cierto que haya enemistad ni que se lleven a matar. Son distintas formaciones, pero han puesto como objetivo la república. Por eso suman 66 diputados. Con el apoyo de CUP llegarán a 70, que supone pasar de 68, que son los necesarios para la mayoría. 

A - ¿Y Arrimadas? ¿Los constitucionalistas? ¿Qué pasa con ellos? ¿Por qué no gobiernan ellos si han ganado las elecciones?

B - Pues pasa que no las han ganado (repito). El bloque monárquico, formado por Ciudadanos y Partido Popular, suma 41 escaños. Sus amigos, el PSC, podrían darles 17, lo que sumaría 58 diputados. Por mucho que se pongan de puntillas, todavía les faltarían 10 para poder llegar a los 68…  Y desde luego que los Comunes no les van a dar sus ocho diputados… y aún así, tampoco llegarían a sumar… 

A - Esto es todo una tomadura de pelo. Aquí debería gobernar la lista más votada y santas pascuas. Es más, aquí, quien no respete las leyes, no debería poderse presentar a las elecciones. Además, eso de que los de ERC apoyen a los corruptos de Convergencia… 

B - En eso estamos totalmente de acuerdo. Por cierto, Convergencia ya no existe. Ahora algunos de aquellos han formado el PDeCat, pero Convergencia como tal ya no existe. 

A - ¿Y qué más me da cómo se llamen? PDecat o PDecot… ¿Qué más da? Todos ladrones, ¡largo! Quien haya robado, a la cárcel…

B - Muy acertado. También, entiendo, que el Partido Popular, entonces, debería ser considerado ilegal… porque tienen unos ochocientos imputados por corrupción, ¿no?

A - ¡No me desvíes el tema…! Mira cómo sois, los secesionistas, ¡siempre enredando y llevando el ascua a vuestra sardina!

B - No, no. No te confundas. Yo no soy secesionista. Yo soy republicana, y no soy independentista. Defiendo una España Republicana Federal… Pero no desvíes la atención. Lo primero de todo esto debería ser plantearse muy en serio qué pinta en el gobierno del país un partido asolado por corrupción, ¿no te parece?

A - Sí, habría que planteárselo. ¿Cuánto nos está robando esta gente? ¿Eso se sabe?

B - Bueno, según datos publicados, nos están robando unos 85.000 millones al año de euros… 

A - ¡Qué barbaridad! De todas formas, en Cataluña es donde más roban, ¿eh? ¡Mira el caso Palau!

B - Todos los ladrones tienen que ir desfilando y devolver lo suyo. Me da igual de dónde sean. Esos no quieren a su patria, ni a su pueblo. Por cierto, parece ser que en el caso Palau falta por explicar cuánto dinero se llevó la fundación FAES, la de Aznar, ¿sabes?

A - ¡No fastidies que Aznar también tiene que ver con esto! ¿También andan los del PP metidos en la corrupción de Cataluña?

B - Eso dicen… Que desde tiempos de Pujol los sobres iban y venían, se metían en la chaqueta de dirigentes del PP de Cataluña… 

A - ¡Pues mejor me lo pones! Ya lo dijo Arrimadas el otro día, que era una vergüenza que ERC apoyase a un partido corrupto para gobernar Cataluña. 

B - El PDeCat no es corrupto… de todos modos, estoy muy de acuerdo con cortar por lo sano con la corrupción. Pero me choca que la señora Arrimadas, de Ciudadanos, diga esto cuando precisamente Ciudadanos fue fundamental para investir a Rajoy como presidente del Gobierno en España (el Partido Popular es el partido más corrupto de toda Europa), y también fueron fundamentales para investir a Susana Díaz en Andalucía (asolado el PSOE como está por el escándalo de los ERES). 

A - La verdad es que sí... ¡¡¡Es que no hay un puñetero partido en este país que no haya robado!!!

B - Sí los hay: Podemos, ERC, CUP… 

A - ¡Pero esos son todos unos guarros! No me fastidies si van a tener que venir esos a salvar nuestra democracia...

B - ¿Salvar qué democracia, exactamente? Porque me parece a mí que no podemos andar presumiendo precisamente de tener una democracia consolidada… 

A - ¡Vamos, vamos! ¡Lo que hay que oír! ¿Ahora resulta que no vivimos en una democracia? Desde luego, no tenéis ni puta idea de lo que es una dictadura. Claro, así tenéis la poca vergüenza de comparar…, porque no respetáis nada, absolutamente nada de todo lo que hemos hecho. Os hemos dado de todo y ahora, ¡claro!, no lo valoráis. Si supierais lo que es correr delante de los grises…

B - Bueno, en realidad, el 1 de octubre vimos algo de eso, ¿no te parece?

A - ¿Y qué hacemos cuando a alguien le da por saltarse la ley? ¿Le aplaudimos? Es cierto que la violencia de la policía fue agresiva, pero alguien tiene que poner un poco de orden en este país. Eso de subirse en los coches de la Guardia Civil, de pasarse por el forro lo que digan los jueces… ¡Eso no puede ser!

B - Si es que… Los Jordis se subieron en el coche, pidiendo permiso a la Guardia Civil, precisamente para pedirle a la gente que volviera a sus casas y dejasen trabajar a la policía y a los jueces… 

A - Mentira. Eso no fue así. Eso es mentira. Yo lo he visto en la tele. Lo han dicho mil veces. ¿O tú te crees que les van a llevar a la cárcel siendo monjitas de la caridad?

B - Pues… más o menos. El caso es que representan a organizaciones que movilizan a muchísima gente que “hace cosas” y eso es ahora mismo peligroso. Es todo absurdo, pero es peligroso que puedan animar a tantos miles de personas. Como toda la gente que fue a votar el 1 de octubre. Dos millones salieron a recibir palos, incluso los que no votaron también recibieron. ¿De verdad esa gente estaba haciendo algo tan malo como para que nos hayamos gastado unos 135 millones de euros en intentar aplastarlos? ¿O me vas a decir que Junqueras es peligroso y un delincuente? ¡No ha podido ni siquiera acudir a votar al Parlamento!

A - Eso, eso, volvamos al Parlamento. Porque vaya tela: que si los lazos amarillos, que si el discurso de ese señor de la mesa… La que se está liando, mientras el Puigdemont de rositas en Bruselas… 

B - Está allí porque si viene aquí le detienen, no está de rositas.

A - Pues algo habrá hecho, ¿no te parece?

B - ¿Y a ti no te parece raro que si hubiera hecho algo pudiera estar en cualquier país del mundo paseando libremente mientras en España si pone un pie le llevan a la cárcel?

A - Pues tendrá que bajar, digo yo. Si pretende presidir un país, va a tener que estar en él. ¿O es que en esa nueva república resulta que los presidentes van a poder vivir en otro país a miles de kilómetros?

B - O podrá hacerlo por videoconferencia. 

A - Mucha Guerra de las Galaxias has visto tú…

B - Si puedo asistir a una reunión de trabajo desde mi casa, si puedo hacer pagos y firmar contratos a través de internet… ¿Dónde dice que no pueda investirse presidente a una persona en circunstancias extremas como son estas?

A - Seamos un poquito más serios, porque la democracia es tan importante en el fondo como en sus formas. Hay que mantener las tradiciones, respetar las instituciones. Si es investido como un holograma, ten por seguro que se pondrá un recurso por parte de los constitucionalistas ante el TC y entonces se suspenderán los efectos de la investidura. 

B - No tengo duda de que los monárquicos harán lo que esté en su mano y se valdrán de todas las instituciones que les protegen. Lo que pasa es que, si hicieran eso, estarían dejando cada vez más en evidencia su rabia. Porque, al fin y al cabo, lo que quieren dejar claro es que quieren detener a Puigdemont, impedir como sea que sea investido presidente y debilitar así a la persona quizás más valiente que ha tenido la república en los últimos años. 

A - Desde luego que os tienen bien lavado el cerebro estos rompecosas. Habéis laureado al Puchhhdemont ése, que en realidad es un corrupto. Como todos los suyos.

B - ¿Qué suyos? Este señor no está acusado de corrupción, y se ha presentado por una lista que se llama Juntos Por Cataluña, o sea, que ni siquiera es la candidatura del PDeCAT. Además, según dicen, para que veas, los del PDeCAT quieren presionarle para que dé un paso al lado.

A - Si fuera sensato es lo que debería hacer. ¿O es que quiere que todo esto vuele por los aires? ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar? Ni los suyos ya le apoyan… Imagínate los de ERC, que tienen a su candidato en la cárcel, mientras “el otro” bien puede tomarse sus cervezas y sus mejillones. Al final Puigdemont no vuelve, pero no por Rajoy, sino porque va a tener cabreada a toda Cataluña. 

B - ¡Madre mía! Precisamente quienes le tienen mucha estima a este señor son los votantes. Gente que, incluso siendo de izquierda, ha decidido votar por la lista que encabezaba este señor. Por su coherencia y por su honestidad. 

A - Así que a ti te parece honesto y coherente independizarse, romper con España, dejarla ahí y mirar hacia otro lado. Eso para ti es normal, es algo que hay que aplaudir. En lugar de valorar la unión, la solidaridad, la historia de nuestra nación… Hijo, de verdad que yo no sé qué os enseñan ahora en el instituto ni en las universidades. ¿Qué os han metido en la cabeza?

B - La democracia, papá. Nos habéis metido en la cabeza la democracia.

]]>
<![CDATA[El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado visita Horcajo de la Sierra]]>

]]>
El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha señalado este miércoles que quieren impulsar una mesa de trabajo con agricultores y ganaderos de la región para que tengan un modelo de vida sostenible.

Así lo ha indicado Aguado durante su vista de esta mañana a los pueblos de Horcajo de la Sierra y Madarcos junto al presidente de la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de Madrid (UGAMA), Alfredo Berrocal.

El portavoz de la formación naranja ha señalado que se ha acercado a la sierra norte Horcajo de la Sierra para interesarse por la situación "de muchos madrileños que se dedican al campo que no quieren ser madrileños de segunda, que quieren tener los mismos derechos y oportunidades y vivir del campo".

"Por eso vamos a impulsar una iniciativa para intentar que los ganaderos tengan un modelo de vida sostenible, con buena calidad de vida y que tengan sus explotaciones como Dios manda", ha asegurado Aguado.

A juicio del portavoz de Ciudadanos, "han sido abandonados por la Administración regional" y "es el momento de revertir esta situación de empezar a ponerles en el centro de las políticas de la Comunidad de Madrid".

Por último, Aguado ha señalado que quieren impulsar una mesa de trabajo "donde estén presentes los agricultores y ganaderos de la Comunidad de Madrid".

"Queremos que el Gobierno regional se comprometa en poner en marcha el programa de desarrollo rural y queremos que haya un plan para luchar contra los ataques del lobo, y que estos asuntos y preocupaciones de los ganaderos tengan un reflejo en la Administración", ha solicitado el portavoz de la formación naranja.

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[Timokracia. Por Eduardo Garc铆a Serrano]]>

]]>
Democracia: concepto de ambiguo significado y sincrética unidad, cuyos dirigentes saben que donde no hay pensamiento no molesta su falta de profundidad. Democracia: concepto, idea y sistema político que denominándose igual es distinto según quién lo invoque. Todo líder se automoteja de demócrata y todos los sistemas políticos se reclaman democráticos. Incluso el gobierno de Rajoy.

Los hermanos Castro aseguran que Cuba es una democracia y que EEUU no lo es. Los dirigentes de Corea del Norte dicen que ellos tienen una democracia y que Corea del Sur vive bajo una dictadura capitalista. Los líderes de la URSS aseguraban que su país era una democracia en tanto que era una dictadura del proletariado; idea esbozada ya por Rousseau, aquel golfo que dejó más bastardos que un chimpancé con priapismo, en el “Contrato Social”, texto básico de las modernas democracias occidentales.

¿Qué es la democracia? Dicen los politólogos que es un régimen de opinión pública. Bien, desarrollemos ése argumento. La opinión pública la fabrican los grandes grupos mediáticos y éstos, a su vez, están controlados por las grandes corporaciones económicas y financieras. Luego, por lo tanto, el poder político no tiene vinculación más que con los grandes poderes económicos. Por eso la ley no descansa en ninguna fe colectiva, la Nación es un cascarón vacío de contenido y sentido y el Estado es sólo una vasta SA de funcionarios intercambiables.

En la antigua Grecia habían un régimen político que se llamaba Timokracia, cuyo significado es la suma de dos palabras: Time (honor) y Krateo (dominar), y que consistía en elegir a aquellos que merecían el honor de representar al pueblo, dominándolo a través del poder y gobernándolo con con honradez y eficacia. Platón y Aristóteles consideraban la Timokracia como una buena forma de gobierno. Claro que ambos filósofos no podían prever cual iba a ser la evolución semántica de la palabra Timokracia en ésta vieja península mediterránea a la que ellos llamaron Iberia.

Tenían los hebreos una modalidad de matrimonio denominado Sádiga, que consistía en que cada cónyuge vivía en su casa respectiva y el marido visitaba a la esposa muy de vez en cuando. Nuestra “timokracia” es, además, una Sádiga, cada cuatro años nos visita para pedirnos el voto durante quince días. Después se va y nos deja en manos de sus nada aristotélicos y aún menos platónicos timókratas.

]]>
<![CDATA[ Desde que ETA anunciase el cese definitivo de la violencia, es preciso hacer camino. Por Beatriz Taleg贸n]]>

]]>

El pasado sábado tuve el honor de leer el manifiesto de la organización SARE al finalizar la manifestación multitudinaria en Bilbao. Unas cien mil personas se congregaron para pedir que los presos y presas vascos fueran ubicados en los centros penitenciarios más próximos al País Vasco. Es lo que se viene llamando “acercamiento de presos”, en contra de la política de dispersión penitenciaria que lleva ya casi treinta años aplicándose.

La “política de dispersión carcelaria” no es la norma general aplicable a cualquier preso. Y sobre todo, no solamente conlleva la “dispersión” en sí misma, sino también un alejamiento respecto de sus familias y entorno socio cultural. Según nuestra Constitución, la finalidad última de las penas privativas de libertad es la reeducación y la reinserción social del reo. Siendo así, todas las normas inferiores, todos los ámbitos en los que deba tenerse en cuenta este precepto, han de regirse por él fundamentalmente. Además, es preciso señalar que la pena establecida viene determinada en la propia sentencia y en base a lo dispuesto en el Código Penal, y con ello quiero decir que si una pena son “20 años, 6 meses y 1 día” de prisión, eso es lo que ha de considerarse como tal, y no añadir otras medidas punitivas indirectas. Así es como se forja, entre otras múltiples cuestiones, el contrato social: el Estado ha de garantizar el cumplimiento de unas pautas de conducta que garanticen mi seguridad, a la par que mi libertad; la garantía de que, cumplida la condena en cada caso la justicia determine, me comprometo a respetar que me es exigible la máxima constitucional y, por ende, debo asumir que el fin del cumplimiento de la condena es el de la reinserción social. Como ciudadana e inocente, me corresponde también recorrer mi parte de camino.

La dispersión de los presos supone una pena que han de cumplir sus familiares y amigos. Porque el reo se encontrará privado de libertad igualmente en Algeciras que en Navarra. La diferencia serán los miles de kilómetros y de euros que su familia y amigos deban invertir en las visitas a las que, por ley, tienen derecho ambas partes.

Son centenares los hijos de presos vascos que se han pasado la vida recorriendo miles de kilómetros al mes para poder visitar a sus padres. Sin que la administración penitenciaria haya tenido, en muchos casos, la sensibilidad de analizar que, si los únicos días en que las visitas familiares eran jornadas laborales, estarían obligando a los menores a perder días de escuela, además del agotador viaje que supone para ellos. ¿Este castigo es justo para estos chavales y chavalas? Alguien quiere que entienda justificado el hecho de que, mientras a cualquier preso se le garantiza la mayor cercanía a su domicilio y familia, a unos en concreto – y son muchos- se les aplica una medida especial que supone un agravio para personas inocentes? ¿Qué sentido tiene, si no otro, que generar tensión en el etarra sirviéndose para ello de hijos, parejas, familia y amigos inocentes respecto a cualquier delito?

Sí, desde que ETA anunciase el cese definitivo de la violencia, es preciso hacer camino. Y entre otras cosas, este camino se recorre ampliando el horizonte. Cuantos más pasos vayamos dando, más detalles irán apareciendo en escena, y para no perdernos y llegar a nuestra meta, será preciso prestar atención a cada uno abordándolo desde la generosidad y sin perder de vista el punto final.

El camino hasta aquí recorrido tiene muchos hitos. Dependerá, por supuesto, del conocimiento e implicación de cada cual que sean más o menos. Pero sin duda, todos tenemos una idea sobre lo ocurrido en el País Vasco.

Para recorrer el camino es imprescindible hacer un ejercicio de apertura de miras: asomarse a mirar si la idea que tenemos de lo sucedido necesita ser revisada. Atreverse a preguntar, a dudar, a comprobar. Sin excesivas líneas rojas. Solamente así será posible echar a caminar.

Tomar la decisión de participar en Bilbao es una decisión sopesada. Asumiendo que se malinterpretaría, que se me atacaría. Que muchos no entenderían y otros, sabiendo de la confusión lo utilizarían. Nada sorprendente, aunque no por ello deja de ser lamentable. También es cierto que otros tantos (infinitamente más), entienden y celebran la conjura que sigue aglutinando gentes pacíficas y demócratas.

Mi primer alto en el camino fue aquélla noche, en la cena que un amigo preparó para presentarme a otros colegas suyos. Mi amigo había sido el primer Vicepresidente en el Parlamento de aquél lugar, de procedencia Tunecina. Sus colegas, diputados del Partido Socialista de Euskadi, que a su vez acudieron con otro más, diputado del Partido Popular. Estaban allí, en Bruselas, para presentar un documental sobre todas aquéllas personas que tuvieron que abandonar el País Vasco por las presiones recibidas.

Durante la cena estuvimos charlando, horas de anécdotas y risas. Hasta el momento en el que uno de ellos, Teo Uriarte, recordó anécdotas de su tiempo en la cárcel. Me sorprendió y pregunté el motivo de su encarcelamiento. Me preguntó si conocía el Juicio de Burgos, y ante mi sorpresa, me confirmó que había sido preso de ETA. Ante mi estupor, no sé si con finalidad de calmarme, me hizo saber que Javier Elorrieta, sentado a mi lado, también había sido de ETA. Empecé a temblar y se me cortó la risa y el buen ánimo. Me cerré en banda. Me mostré molesta e incómoda. Recuerdo, incluso discutir. Y antes de marcharme a mi casa, recuerdo a Teo Uriarte decirme que tenía que aprender muchas cosas, que me haría llegar su biografía para que yo pudiera entender.

El libro llegó semanas después y, aunque con recelo, comencé a leerlo. Sin duda me enseñó cosas, muchas. Aunque no cambió de mi la visión sobre ETA y sus asesinatos. Eso si, entendí que había caminos recorridos más allá y que hasta entonces no conocía, como el caso de Elorrieta y Uriarte.

Han sido más los hitos recorridos, de distinta intensidad. Reuniones, lecturas, y, entre otros, el hecho de ver algunos documentales, como el que se encuentra en Netflix titulado “ETA”, o uno más reciente, sobre los hijos de los presos y la mochila que han de cargar para acudir a visitar a sus padres.

Nunca he dejado de pensar lo mismo sobre la violencia, los asesinatos y cualquier acto de violencia o generador de miedo.

Sigo recorriendo el camino y observo los detalles. Porque construir la paz es como hacer un arco de sillares sin cemento: la estructura se mantendrá firme si cada pieza encaja y se reparte el peso entre todas. Ciertamente no todas aguantan la misma presión, pero si una cae, la estructura completa se desmorona.

Sin olvidar que la clave es la paz, ni las víctimas generadas, ni las penas de obligado cumplimiento; sin dejar de lado todos y cada uno de los puntos que deben ser escuchados; todo proceso tiene varias partes que han de comprometerse a colaborar.

Aquí no se pide borrar memoria, sino todo lo contrario. Mantenerla viva, nítida y transparente para ser conscientes del camino recorrido y de lo que se quiere dejar atrás. Porque será la única manera de tener la certeza de lo que debe ser condenado. Justamente lo contrario que en España sucede con el franquismo, donde el silencio y las cunetas jamás han permitido que se produzcan condenas y se repare (por mínimo que sea) el dolor de las víctimas.

Construir un país de paz requiere construir un país de respeto, de reconocimiento y memoria, justo en la administración de la justicia, garantizando condenas, así como su cumplimiento dentro siempre del ámbito y los parámetros de la ley. Por eso defiendo la igualdad de todos ante la ley: tanto los terroristas de ETA deben pagar por el daño causado, como todos los asesinos que regaron este país con más de 300.000 víctimas que aún no han sido sentenciados. Quiero justicia. Y por eso también quiero que nadie pague por lo que no ha hecho: y esto significa que igual que no pediré cuentas a los nietos de los fascistas por las aberraciones de sus abuelos, tampoco puedo callar ante la condena que cumplen los cientos de chavales y chavalas, así como sus familias, teniendo que trasladarse de punta a punta del país para ver a sus seres queridos. Porque aunque pueda costar entenderlo, hasta los asesinos tienen hijos, familia y amigos que les quieren; como aquéllos tuvieron hijos a los que hicimos Ministros, nietos a los que ídem de ídem, y nietos a los que hoy les condenan por corrupción y no sólo no les aplican ningún tipo de alejamiento penitenciario, sino que ni siquiera pisan la cárcel. Será que me cuesta entender ciertas cosas. Pero lo que nunca, jamás me generará ninguna duda es que siempre estaré del lado de los inocentes, de los demócratas y de quienes defiendan la paz. Con todos ellos nos queda un camino por recorrer.

]]>
<![CDATA[Repasando nuestro Canal de Youtube:Entrevista a Ynestrillas]]>

]]>
El reconocido político y abogado se ha enfrentado a las preguntas del director de Sierra Norte Digital....Más de 6000 visitas

]]>
info@sierranortedigital.com
<![CDATA[El hundimiento catal谩n no favorece a Arag贸n. Por Ramiro Grau Morancho]]>

]]>
         Yo pensaba, la ignorancia es muy atrevida, que la fuga de empresas de Cataluña iba a beneficiar a Aragón, pues dada la proximidad, muchas se trasladarían aquí, pero no ha sido así.

         Más de tres mil empresas se han ido de Cataluña, por ahora, pero se pueden contar con los dedos de la mano las instaladas en Aragón.

         Y no me extraña. Nadie quiere salir de Guatemala para ir a Guatepeor…

         Un gobierno regional absolutamente inepto, formado además por un cuatripartito, en el que están Podemos (el perejil de todas las salsas), el PSOE, en el papel del tonto útil, IU, o lo que queda de ella, que no es mucho la verdad, y esa fantasmagórica CHA, Chunta Aragonesista, que no levanta cabeza desde que perdió el tirón electoral de Labordeta, por muerte natural, que todo hay que decirlo.

         ¿Quién puede fiarse de un gobierno autonomice que ha tardado más de tres años en renovar la Cámara de Cuentas regional, por ejemplo, y es incapaz de cambiar el Justicia de Aragón, que lleva casi 20 años en el cargo, y que aspira a ser vitalicio, a este paso…?

         Una región donde disminuye el paro, a fuerza de aumentar el número de empleados públicos, pues el gobierno regional es el primer empleador, como por otra parte sucede en la práctica totalidad de los autonosuyas, en acertada expresión de don Fernando Vizcaíno Casas (a cada cual, lo suyo).

         En Aragón sufrimos de hidrocefalia, pues tenemos una gigantesca urbe, con más de la mitad de la población: 700.000, para un total de 1.300.000 habitantes.

         Y digo habitantes, y no contribuyentes, pues posiblemente los 300.000 que superan el millón son extranjeros, y la mayoría de ellos no contribuyen nada, sino que más bien viven de las ayudas sociales, fruto de nuestro estado de bienestar, por no decir estado de despilfarro…

         Nunca he entendido que haya que ayudar a personas que no han aportado nunca nada, ni a hacienda ni a la seguridad y lo que es peor, tampoco piensan hacerlo, pues han venido a España no para vivir con nosotros, sino para vivir de nosotros, que no es exactamente lo mismo.

         (Salvo honrosas excepciones, que también las hay, por supuesto, y todos conocemos extranjeros muy trabajadores. Yo me honro con la amistad de algunos de ellos, pero por desgracia, no son la regla general, sino la excepción).

         Los empresarios catalanes que han huido de su región, con muy buen criterio, buscan tierras dónde haya seguridad jurídica, y estabilidad política –normalmente suelen ir unidas la una y la otra-, y obviamente no van a ser tan tontos de venir a Guatepeor.

         Esta es, creo, la explicación del escasísimo traslado de empresas catalanas a Aragón, pese a la proximidad geográfica.

         De cualquier forma, y como yo no estoy en posesión de la verdad, me gustaría oír opiniones más autorizadas que la mía al respecto, ya que yo manifiesto únicamente una opinión, pero no poseo datos concretos que la avalen, como podría ser la realización de encuestas a esos empresarios, etc.

         Un buen campo de investigación para los sociólogos, por cierto…

]]>
<![CDATA[Pensiones dignas y poderes f谩cticos. Por Rafael Simancas]]>

]]>
Bastó que Pedro Sánchez apuntara someramente durante un desayuno informativo las claves de la apuesta socialista por garantizar pensiones dignas, para que se desataran las críticas instantáneas y furibundas desde la derecha, la explícita y la fáctica. Que si demagogia, que si revanchismo, que si seguidismo podemita…

Era lógico y previsible. Por varias razones. Hablar del sistema de pensiones es hablar del modo de vida de nueve millones de españoles y de quienes de ellos dependen. Muchos votos. Hablar de solidez en el sistema público de pensiones supone afectar intereses económicos muy privados y muy relevantes. Y si quien habla es alguien con serias posibilidades de convertirse en el próximo Presidente del Gobierno de España, los nervios se disparan.

Y esto irá a más. Porque el PSOE está empeñado en sumar voluntades para ganar las próximas elecciones, y quiere hacerlo desde una izquierda de gobierno, pero una izquierda valiente. Tan valiente como para ponerse al lado de los pensionistas de hoy y de mañana, a pesar de las diatribas, las campañas orquestadas y las apuestas evidentes de los poderes fácticos por la derecha vieja o nueva, azul o naranja, tradicional o transformista.

¿Por qué? Porque el PSOE es esto, precisamente. Desde hace 140 años, los socialistas han hecho frente a quienes tachaban de demagogia la jornada semanal de 40 horas, las vacaciones pagadas, la sanidad universal, la educación gratuita, las ayudas a la dependencia… y las pensiones dignas. Ese es el papel del partido de la igualdad, del partido constructor del Estado de Bienestar en España, del partido del crecimiento justo, del partido que defiende los derechos de aquellos a los que nunca defendieron ni defenderán esos poderes fácticos.

Porque, ¿cuál es el propósito y la estrategia de la derecha en materia de pensiones? Hablando claro: se trata de crear las condiciones que lleven a reducir el gasto público en prestaciones. ¿Las  razones? A menor gasto público, menos impuestos para los que más deben contribuir. Y a menos atractivo en las pensiones públicas, más negocio para quienes comercializan las pensiones privadas.

¿Cómo lo hacen? Cuando gobiernan los suyos, como ahora, disparan el déficit de la Seguridad Social recortando sus ingresos y esquilmando el Fondo de Reserva: cuotas reducidas por la precariedad salarial, reducciones de cuotas empresariales, cobertura de parados a la baja… Y una vez el déficit se convierte en estructural, avivan el discurso sobre lo “insostenible” de nuestro sistema de pensiones. “Algo habrá que hacer…”. ¿Qué? Recortar las prestaciones, desde luego.

En resumen: la derecha plantea encontrar un sistema de pensiones a la medida de su sistema económico, fiscal y laboral.

El PSOE, por el contrario, plantea buscar un sistema económico, fiscal y laboral a la medida del sistema de pensiones dignas al que no estamos dispuestos a renunciar.

La propuesta de Pedro Sánchez que tanto ha asustado a los poderes fácticos tiene dos objetivos: asegurar prestaciones dignas a los pensionistas y equilibrar las finanzas de la Seguridad Social.

Lo primero se logra derogando la reforma impuesta por el PP en 2013, que ha convertido a España en el único país europeo que no vincula la subida de las pensiones ni con precios ni con salarios. Hay que garantizar el poder adquisitivo de las pensiones haciendo que suban conforme al coste de la vida, acabando con el límite del 0,25% que empobrece día a día a los pensionistas.

El segundo propósito se logra racionalizando gastos y aumentando ingresos. Los gastos a racionalizar son los gastos administrativos que se cargan indebidamente a las cuentas de la Seguridad Social, y los regalos millonarios que se hacen a muchos empresarios en forma de reducciones de cuotas.

Y los ingresos a aumentar han de llegar por varias vías: derogando la reforma laboral que tira a la baja los salarios (y sus cotizaciones); intensificando la labor de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para evitar fraudes; destopando cotizaciones; y con impuestos, sí, porque los impuestos están para cumplir objetivos de interés social, como el de ofrecer un digno descanso a quienes llevan toda la vida trabajando duro.

El planteamiento del PSOE es valiente, pero es riguroso. Los números salen. Los ejemplos de lo que se quiere hacer aquí se pueden encontrar en nuestro entorno europeo. ¿Mucho gasto? Ahora gastamos en pensiones poco más del 11% del PIB, y hay margen hasta el 14 o el 15% de Italia, Francia o Alemania. ¿Impuestos con compromiso finalista? ¿Incluso a la banca? Lo hacen los británicos sin que se hunda la City. Lo hacen los franceses sin que quiebre la República y su grandeur…

La batalla será dura. Pero ¿qué batalla de las que merecen la pena no ha sido dura para el PSOE en sus 140 años de historia?

Que vayan preparando sus adjetivos para las propuestas que quedan, en lo laboral, en la educación, en la sanidad, en el ingreso mínimo… Van a necesitarlos todos.

]]>
<![CDATA[En Catalunya todo son interrogantes. Por Beatriz Taleg贸n]]>

]]>
Primero se nos contaba que las tensiones entre los de Puigdemont y ERC harían inviable, seguramente, la conformación de un gobierno. Ya avisábamos desde el principio de estos rumores de que, si bien era cierto que había cierta discusión sobre el hecho de que ERC instaba a Puigdemont a volver de Bélgica para ser investido, tal y como había prometido a sus votantes durante la campaña, las “tensiones” no pasaban de ahí. Ambas formaciones tenían muy claro desde el principio que llegarían a un punto de encuentro, a pesar de los debates que se produjeran. 

Y así ha sido. Esta semana se ha producido el acuerdo entre ERC y JunsXCat. Sin mayor problema, al menos que haya trascendido. 

En una semana en la que Mundó, cabeza visible en la lista de ERC, ha presentado su renuncia al acta de diputado y también a la vida política. Alega razones personales que no han trascendido por el momento, dejándonos una sensación extraña. Intuyendo que algo lo suficientemente importante ha debido sucederle como para dar un paso a un lado después de todo el trabajo realizado. 

Veremos intentos de desinformación, confusión, bloqueo y boicot por todos los medios posibles al avance de lo que ha sido decidido en las urnas, una vez más

Un paso al lado también ha sido el que ha dado Artur Mas, al renunciar a la presidencia del PDeCAT. Señala que ante la situación jurídica en la que se encuentra, días antes de conocer la sentencia del caso Palau, ve pertinente apartarse para que los procesos judiciales no sirvan de excusa para obstaculizar los procesos políticos. Está por determinar su culpabilidad, pero en cualquier caso, creo que ha sido positiva su decisión, y que desde partidos como el Popular deberían tomar buena nota. Así es como debe actuarse si no se quiere enfangarlo todo. 

Forcadell también ha decidido apartarse de la presidencia de la Mesa del Parlament, negociación que también acaba de producirse. Marta Rovira y Carles Puigdemont han acordado, según informa la prensa, en una cena en Bruselas, la formación de la Mesa. Se reparten a partes iguales los miembros, y se anuncia que será presidida por ERC. Queda claro, así, que el próximo 17 comenzará a caminar la legislatura a pesar de que se susciten dudas sobre la toma de posesión de Puigdemont por vía telemática y aún no quede claro si los consejeros que le acompañan en Bruselas podrán votar desde allí. 

Arrimadas lo ha intentado también estos días. Pero no ha conseguido recabar los apoyos suficientes para conformar Mesa en el Parlament. Supongo que esto será una sorpresa para quienes han querido creerse la versión de que Ciudadanos había ganado las elecciones en Catalunya. Como tantas veces hemos dicho, la realidad es tozuda, y poco a poco terminan por demostrarse los hechos: que quien ganó realmente las elecciones fue el bloque republicano. Y precisamente por ello la semana próxima conformarán la Mesa del Parlament y dará así lugar al inicio de sus tareas gubernativas. Las del gobierno soberanista y republicano. 

Veremos, pues, intentos de desinformación, confusión, bloqueo y boicot por todos los medios posibles al avance de lo que ha sido decidido en las urnas, una vez más. Y veremos cómo tendrán que lidiar con todas las dificultades existentes e imaginables para poder poner en marcha la tarea de gobernar. 

Dudas, muchas dudas. Sobre todo porque es muy complicado tener certezas cuando quien ha de aplicar e interpretar la ley lo hace de manera poco comprensible

Mientras tanto, estas teclas se pulsan mientras comparecen ante el Tribunal Supremo "los Jordis”: nada de lo sucedido hasta ahora nos da buenas señales al respecto de su puesta en libertad. Sobre todo a tenor de lo acontecido el pasado día 4 con Junqueras, a quien el Supremo mantuvo la prisión provisional incondicional e indefinida. Con un auto, dicho sea de paso, sorprendente, donde se reconoce que el que fuera vicepresident no cometió violencia alguna, pero que por apoyar los postulados independentistas y la hoja de ruta que tenían establecida desde el Govern liderado por Puigdemont, han sido culpables, dicho de algún modo, de “despertar a la bestia”, de desatar la violencia. Y que aunque él no hubiera sido violento, sus ideas, sus planteamientos y sus posicionamientos políticos han desembocado la violencia. O sea que se le pretende juzgar por un delito que requiere de violencia, se reconoce que no la ha ejercido, pero igualmente se sigue queriendo juzgar a Junqueras por ello. Es más, incluso sin que podamos tener claro que haya cometido delito alguno, por no cumplirse los requisitos establecidos en el Código Penal, está en prisión preventiva por el riesgo de que vuelva a delinquir. ¿Cómo es posible volver a delinquir si no queda claro que haya delinquido? 

Dudas, muchas dudas. Sobre todo porque es muy complicado tener certezas cuando quien ha de aplicar e interpretar la ley lo hace de manera poco comprensible. Sobre todo cuando el canal de información suele ser más bien un elemento de distorsión. 

Tendremos que esperar un poco más para ver cómo se desarrollan los acontecimientos. Y debemos estar atentos para no perder detalle, porque nada es lo que parece, o más bien, lo que algunos quieren hacer que parezca. 

]]>
<![CDATA[Algunos se sienten orgullosos de su pasado de terror, odio y crimen. Por Javier Garc铆a Isac]]>

]]>
No encuentro explicación para justificar lo injustificable. No encuentro argumentos válidos para el crimen, el asesinato o la violación. Después de intentar comprender a todos aquellos que desde una perspectiva política se encuentran orgullosos de una ideología que asesinó como mínimo, a más de cien millones de personas durante el pasado siglo XX, que es la responsable directa de la privación de libertad en países de medio mundo, que apoyo guerrillas asesinas y desestabilizadoras, guerras absurdas, movimientos terroristas, que fue connivente con el narcotráfico, el secuestro y la extorsión y que generó un modelo económico ruinoso y esclavista, no encuentro otro razonamiento que el de la “cosificación”.

Cuando una persona justifica crímenes, violaciones, secuestros y llama hombres de paz a miembros de bandas terroristas culpables de casi mil muertos en España, cuando una persona se siente orgulloso del pasado de terror, odio y crimen de su partido político, cuando amenaza con repetir esos hechos con frases tristemente conocidas como “ardereis como en el 36” , cuando sujetos e individuos se ríen del dolor ajeno y banalizan el crimen de un hombre por llevar simbología española que ellos consideran ofensiva, cuando estos mismas personas, individuos o sujetos pertenecen a colectivos cuyo falso argumentario es la defensa de la libertad, los derechos humanos, el animalismo, o las mujeres, y hacen y dicen lo contrario de lo que predican, solo se puede encontrar una justificación para su injustificable conducta. Cosifican a todo aquel que no piensa como él. Que no se ajusta a su modelo ideológico de ser o de pensar.

Cuando alguien cosifica a una persona, esta pierde su condición de ser humano, pierde todo derecho, se convierte en una cosa prescindible, cuya eliminación o no, dependerá de la conveniencia del momento y si “la cosa” es prescindible o incluso dañina. No se tiene conciencia de estar haciendo algo malo, no se tiene conciencia de estar matando o violando a nadie, el sujeto “cosificado” es una cosa, no una persona. Solo así, uno puede llegar a entender, que jamás respetar o justificar, como después de lo que sabemos, después de lo sucedido a lo largo de casi cien años, se sigan mostrando orgullosos de ese pasado de terror, odio y crimen.

En España, una parte importante de la población, está o estamos sufriendo una “cosificación” lenta y paulatina, que está cogiendo cada vez más impulso en los últimos tiempos, entre otras cosas por la inoperancia de las autoridades, que con su falso buenismo, colaboran en este proceso de cosificación del diferente, del disidente. Se reescribe peligrosamente la historia, se le quita reconocimiento y calles a víctimas, se las cosifica y se justifica su muerte y crimen, y se les sustituye por verdugos, genocidas y criminales.

Solo con la justificación de la cosificación, uno deja de tener conciencia, deja de tener remordimientos. Puede pertenecer a colectivos que defiendan los derechos humanos, estar en contra de la pena de muerte y a favor de la libertad, pero solo de la suya, no de los que él considera cosas, y a la vez, ver el aborto como un derecho y no como un drama, estar próximos a grupos terroristas o incluso próximo a regímenes de países donde precisamente no existen ni derechos humanos ni libertades. Pero eso es lo de menos. Las cosas no tienen derecho, y cosa es todo aquel que no admita lo que yo digo o pienso. Todo diferente a los dogmas de los que considero políticamente correcto, que es lo menos correcto política y socialmente hablando. Si no despertamos pronto, pasaremos de ser cosas, que es donde nos encontramos en este momento, a ser cosas prescindibles, que es hacia dónde vamos.

]]>
<![CDATA[Espa帽a o ex-Espa帽a es un Estado fallido. Por Ramiro Grau Morancho]]>

]]>
Se denomina estados fallidos a aquellos que desde un punto de vista formal tienen las estructuras propias de un Estado, pero que, en la práctica, funcionan al margen de las Instituciones, que realmente no son independientes, y están colonizadas u ocupadas por los poderes fácticos, que son los que realmente mandan.

         Son aquellos países donde el presidente del gobierno dice que “estoy seguro de que a la Infanta Cristina le va a ir bien”, como así sucedió, y donde el Fiscal y la Abogado del Estado, en lugar de defender el interés público, se dedican a defender el interés particular de los delincuentes y defraudadores fiscales y económicos, por ejemplo.

         O donde las instituciones destinadas a defender a los consumidores y usuarios, como la CNMC y la CNMV, en lugar de hacer su trabajo se dedican a amparar a los grandes bancos y empresas del Ibex 35, una buena parte de las cuales actúan en régimen de oligopolios, abusando de su posición dominante: grandes bancos, compañías eléctricas, del gas, etc.

         Un estado fallido es aquel donde los presidentes del gobiernos y ministros actúan siempre en beneficio de los poderes económicos, que una vez cesados o dimitidos, tras haber acreditado sobradamente su incompetencia, son “recompensados” con la sinecura de un asiento en los consejos de administración de esas empresas a las que tanto han favorecido durante su mandato, con retribuciones de varios cientos de miles de euros al año…, a cambio de asistir a dos o tres reuniones, obviamente sin enterarse de nada…

         España, o la ex España, es un estado fallido, pues hay dos regiones en las que se obliga a todos los españoles, nativos o forasteros, a “sumergirse” en el idioma vernáculo, puesto que prácticamente se persigue la hermosa lengua española, que es la segunda del mundo, después del inglés, o la tercera, si incluimos el chino, aunque todos sabemos que no hay quien pueda estudiar, entender y aprender ese idioma.

         España es un estado fallido, pues hay cinco policías distintas, por ahora, y vamos camino de posibles enfrentamientos con las armas en la mano entre alguna policía autonómica, o más bien separatista, y la policía nacional y guardia civil, o incluso el propio Ejército, o lo que queda de él, tras haber sido triturado y convertido en poco más que una ONG.

         España es un estado fallido, pues los extranjeros tienen más derechos que nosotros, los españoles de origen, de pura cepa, ya que ellos solo tienen “derechos”, mientras que nosotros solo tenemos obligaciones y deberes…

         En definitiva, la ex España es un estado donde cuando hay un temporal, la máxima autoridad del estado tiene los cojones de decirle a los ciudadanos “que no haber salido de viaje”, como si ellos no tuvieran competencia o responsabilidad alguna.

         ¡Bienvenido a la ex España, nación de naciones y país de gilipollas, donde ya no cabe un tonto más!

]]>
<![CDATA[La violencia izquierdista generar谩 m谩s violencia. Por Ramiro Grau Morancho]]>

]]>
Hemos asistido en los últimos meses a varios asesinatos y atentados contra personas particulares, por el único “delito” de ser de derechas, o miembros de grupos identitarios, llevar tirantes con la Bandera Nacional o portar con orgullo la citada enseña.

         Han aparecido miserables que amparándose en el supuesto anonimato de las redes sociales, han hecho manifestaciones celebrando esos asesinatos y lesiones, basándose en que los agredidos eran “fascistas”, falangistas, o de grupos identitarios.

         Incluso en algún caso se ha llegado a reprochar al muerto que traficara con drogas, lo que es rotundamente falso, pero no por parte de particulares, sino de todo un Concejal del Ayuntamiento de Zaragoza…, lo que nos demuestra claramente que miserables ocupan escaños curules.

         Algún profesor de la Universidad del País Vasco ha justificado en las redes ese asesinato, lo que evidencia, una vez más, que cualquier imbécil, e incluso delincuente, puede ser profesor en universidades públicas.

         Hace varios años se crearon unas fiscalías especiales contra el odio y los delitos ideológicos, de las que tenemos pocas noticias de su actividad. No es de extrañar, pues lo único que han hecho ha sido actuar contra grupos de derechas, o personas caracterizadas por la defensa de unos determinados valores y principios, es posible que equivocadamente, pero con toda honestidad, y dando siempre la cara. Es el caso del librero, escritor y editor don Pedro Varela, por ejemplo, con cuya amistad me honro, a quien han reducido prácticamente a la indigencia, a la muerte civil, cerrando su editorial, clausurando la librería EUROPA de Barcelona, de su propiedad, e impidiendo que siga escribiendo y publicando libros. ¡Todo en un alarde de democracia…!

          ¿Se imaginan ustedes que pasaría si alguien se atreviera a pedir la clausura de algún diario abiertamente separatista, o de la TV3, por ejemplo, una televisión al servicio de la dictadura nazi separatista catalana…? No quiero ni pensarlo.

         Pues bien, a lo que íbamos. Lo cierto es que cuando se han denunciado comentarios ofensivos, vejatorios y delictivos contra doña Inés Arrimadas, por ejemplo, las penas que se han impuesto han sido realmente irrisorias, como si los hechos no fueran extremadamente graves.

         Dice la Biblia que quien siembra vientos, recoge tempestades.

         Y esta situación en la que estamos, de extrema violencia contra quienes no pensamos igual que lo que opinan los grupos mayoritarios, o sus amos, puede acabar degenerando en un clima de extrema violencia, con asesinatos incluidos.

         Supongo que nadie pensará que los grupos “fascistas” (según ellos), falangistas, identitarios etc., van a seguir poniendo la otra mejilla. Eso está bien para los curas, pero no para la sociedad civil.

         Toda acción lleva aparejada una reacción, y conviene no olvidarlo.

         De cualquier forma, ¿qué vamos a esperar de un ministro del interior absolutamente inútil, y de un gobierno más preocupado por tapar sus muchas vergüenzas que otra cosa…?

]]>
<![CDATA[Bailando con lobos...entre dos aguas. Por Ricardo Sa茅nz de Ynestrillas]]>

]]>
Iceta reclama que el Estado perdone parte de los 52.000 millones de euros que debe Cataluña…Iceta pedirá el indulto para Junqueras, Forn y los Jordis si el PSC llega a la Generalitat…

¿Alguien da más? ¿A que se debe tanta ambigüedad y tanta concesión absurda y superflua? Pues a lo mismo de siempre, a intentar acaparar réditos electorales, a rascar poder al precio que sea, aunque éste sea el de traicionar a tus votantes, a todos los españoles y al proyecto común que debería estar representando España y del que se halla huérfana.

Estas actitudes parecen poner de manifiesto el hecho de que parece que está ya todo pactado de antemano en lo que se refiere al tema del secesionismo catalán: la dejación de funciones del gobierno a la hora de combatirlo; de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes, que es la función principal por la que se les contrata; la tardanza en la aplicación del art. 155 de la CE y la tibieza y cobardía con la que ha sido aplicado, permitiendo que TV3 siga difundiendo sus mentiras y publicitando su traición a los españoles; el escudarse detrás de los jueces para eludir emprender las acciones a las que por su cargo está obligado el gobierno, como son garantizar la unidad e integridad territorial española y el derecho de decidir del verdadero sujeto de la soberanía nacional, que es el pueblo español en su conjunto; y hasta el hecho de convocar elecciones inmediatamente, casualmente antes de terminar el año en que acabará definitivamente el secreto bancario en Andorra.

Mi sensación es que todo esto no son sino pasos para que los llamados partidos constitucionalistas, otorguen a la oligarquía y burguesía catalanas todo lo que desean en aras de tapar mutuamente sus vergüenzas de corrupción y malversaciones de toda clase y de toda la que, de forma añadida a la podredumbre ya existente, se descubra cuando a principios de 2008 se levante el secreto bancario en Andorra

Mi sensación es que todo esto no son sino pasos para que los llamados partidos constitucionalistas, otorguen a la oligarquía y burguesía catalanas todo lo que desean en aras de tapar mutuamente sus vergüenzas de corrupción y malversaciones de toda clase y de toda la que, de forma añadida a la podredumbre ya existente, se descubra cuando a principios de 2008 se levante el secreto bancario en Andorra creo que dejando al descubierto hechos que dejarán pequeño (discúlpeseme el no buscado juego de palabras) a Jordi Pujol y sus loterías recurrentes.

Pero lo peligroso de este juego de Iceta y de sus socios, es que la idea que se transmite es que de alguna manera los independentistas tienen razón, que se roba a Cataluña -encarnada en las personas de sus despóticos señores feudales-, que se la ningunea, que se la maltrata y que por tanto sus oligarcas gobernantes requieren más mimo y cariño, perdonarles sus delitos de alta traición contra el pueblo español y sus afán desmesurado de enriquecerse a costa suya, perdonando su deuda con el Estado que, a nadie se le olvide, somos todos. El Estado no es otra cosa (en la teoría) que la sociedad organizada.

Ahora, ¿Roba España a Cataluña? rotundamente no. Cataluña aporta a la solidaridad regional la mitad que la Comunidad de Madrid según se desprende del cálculo de las balanzas fiscales correspondientes al ejercicio fiscal 2014 publicado por el Ministerio de Hacienda.

Por un lado, el 75% de lo recaudado en Cataluña se devuelve directamente vía Fondo de Suficiencia y devoluciones del Estado. Sin mencionar la parte indirecta que le toca a Cataluña vía Presupuestos Generales del Estado. Por otro lado, el otro 25% restante, debería de servir para compensar el injusto reparto del IVA entre CCAA, ya que no se tiene en cuenta ni donde se genera el valor añadido del producto, ni donde se vende, sólo vale donde tiene la sede fiscal la empresa. Y es ahí, donde Madrid y Barcelona, especialmente, se favorecen de ser los dos mayores núcleos empresariales de España.

En caso de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aceptara quitas, la comunidad más beneficiada sería Cataluña, que adeuda 52.499 millones, seguida de la Comunidad Valenciana con 35.405 millones y Andalucía, con 24.030, y también Castilla-La Mancha todas ellas presididas por socialistas, y, sin embargo, sería discriminatoria para todas las demás, una muestra más de que Iceta sigue barriendo para casa…

Es decir, todo lo que tiene que ver con el independentismo, tanto del lado de los separatistas como del lado de los separadores interesados en réditos electorales y más dinero, huele a podrido y a estafa sistemática, a todos los niveles y desde todos los aspectos que se contemplen, desde el histórico, hasta el social, económico, político o humano.

]]>
<![CDATA[S铆 creo que Junqueras sea un hombre de paz. Por Beatriz Taleg贸n]]>

]]>
Así se ha presentado Oriol Junqueras ante la sala segunda del Tribunal Supremo. El 4 de enero, día en que no había sido citado para dar respuesta al recurso de apelación que el vicepresident presentó en su día. Pero él solicitó estar, acudir al señalamiento que sí tenía su abogado. Ayer quedó visto el recurso al auto de prisión que dictó hace un mes, el 4 de diciembre, el juez instructor del caso (Llanera). El resultado es el que hoy conocemos. Se mantiene la prisión preventiva incondicional.

Esto significa que hasta nuevo aviso, Oriol Junqueras no va a poder participar de la actividad política que tiene como responsabilidad. Y por el momento no está condenado por ningún delito, y por lo tanto, no debería ver limitado ninguno de sus derechos salvo el de su libertad de movimiento y comunicación, puesto que se entiende que, de no estar en prisión, sería peligroso (de esto hablaremos luego). Más allá de la idea que usted, querido lector, pueda tener respecto a la sensatez o insensatez (incluso legalidad o ilegalidad y sacrosanta constitucionalidad, si usted quiere) de lo realizado por los independentistas catalanes, estará de acuerdo conmigo en que el hecho de tener en prisión a alguien que no es peligroso, es excesivo (por no decir otras cosas que me parecen más exactas). ¿Cuál es el peligro, el grave peligro que corremos la sociedad de poner a Junqueras en libertad, con su familia, con sus hijos? ¿Formar un gobierno legítimamente elegido en el que, además, este señor ha obtenido —junto a su formación— prácticamente un millón de votos, un 21%? ¿Poner en marcha el programa con el que se ha presentado a las elecciones? ¿Cuál es el peligro tan terrible? ¿Que se fugue a Bruselas, o a cualquier otro país de la Unión Europea, y resulte imposible hacerle volver convirtiendo España en el hazmerreír de Europa?

Sí, este debe ser el peligro que corre la sociedad española si el señor Junqueras saliera de España. Más o menos el mismo peligro que debe suponer para la imagen de España el hecho de que Puigdemont pudiera volver —previo tour por todos los países europeos en los que haya podido tomarse un café tranquilamente mientras camina en absoluta libertad por la calle y rodeado de periodistas que muestran al mundo la vergüenza española— y resultase detenido cuando se dirige a ser investido president por haber ganado unas elecciones democráticas (y forzadas, por cierto, por el propio gobierno español).

Es tan atroz el hecho de que cuatro personas se encuentren en prisión “preventiva” durante dos meses y sin visos de saber hasta cuándo... Es tan vergonzoso ver cómo se pisotea el Derecho, cómo se destroza nuestro propio sistema (o como se empeña en no regenerarse) con tal de forzar las cosas para imponer el peso de vaya usted a saber qué... La imagen de una rabieta llevada a las últimas consecuencias. Haber pasado, en definitiva, de la batalla política de la baja estofa a los juzgados, en los que, dicho sea de paso, hasta los propios jueces denuncian las presiones que sufren y la debilidad de su independencia.

Es tan bochornoso que hasta los medios de comunicación deben inventarse la verdad. Más que nunca. Es tan grande la presión para que lo hagan que algunos hasta se confiesan avergonzados por las burdas manipulaciones que se ven obligados a realizar.

Todo este teatro está montado en cartón piedra. Sería todo interesante, incluso apasionante, si no fuera porque se ha trascendido la pugna política al dolor, a la privación de libertad de hombres de ley, de paz, de palabra. Hombres comprometidos con la idea que defienden; en definitiva, de una democracia, una sociedad que quiere cambiar y que ellos están comprometidos firmemente a construir.

Esta situación resulta brutal tanto en la distancia corta como a larga distancia. Desde fuera de España lo que aquí ocurre está comenzando a verse como un problema. No ya como un conflicto entre España y Cataluña sino como un problema hacia los pilares más fundamentales de Europa. Que España se permita la desproporción y los excesos que se está permitiendo solamente tendrá efectos negativos: sin duda para los soberanistas catalanes, dolidos en primera persona; pero también para el pueblo catalán en su conjunto, pues prácticamente todas las medidas que de manera excesiva se proponga aplicar el gobierno español serán para todo el territorio. Para España es una derrota el constatar que no tiene herramientas como para no haberse planteado este escenario: confirma así que no tenemos políticos de altura, que nuestras justicia es capaz de adaptarse a los primeros, que los medios matizarán todo para que parezca necesario y que la sociedad asumirá y tragará con lo que le echen.

Discúlpeme, pero todo esto no describe a un país democrático. Sin embargo, sí creo que Junqueras sea un hombre de paz.

]]>
<![CDATA[Cristina de borb贸n,la Infanta beata y...Manos Limpias. Por Ramiro Grau Morancho]]>

]]>
Soy católico practicante…, y pecador. Quienes me conocen saben perfectamente que no soy un Santo, pero procuro ordenar mi vida con arreglo a las enseñanzas de la Iglesia Católica y de Jesucristo.

         Ayer vi la Misa Papal, que se transmitió por la 2con ocasión de la Fiesta de la Epifanía del Señor, y me quede gratamente sorprendido por la presencia en la Misa, y en un lugar destacado, de la Infanta de España, Cristina de Borbón y Grecia, su marido, Urdangarín, y al menos dos hijos del matrimonio, al comienzo de la Eucaristía, pues luego tuve que salir a cumplir con las obligaciones de estas fiestas, que a Dios gracias ya terminan, pues cada día me cansan y aburren más.

         Andar abrazándose con personas a las que durante todo el año procuras evitar, pero que en estas fechas no te queda más remedio que verlas, es realmente agotador.

         Pues bien, a lo que íbamos, nuestra beata Infanta está en Italia de vacaciones, por todo lo alto, y con toda su familia. Supongo que pagadas con el dinero de todos los españoles, pues el Emérito no destaca, precisamente, por ser muy generoso con sus hijos, aunque puedo estar equivocado...

         Lo que sí es obvio es que los escoltas, coches oficiales, etc., los pagamos todos los españoles, y la verdad es que ya estoy cansado de mantener a cuerpo de rey a más de medio centenar de personas, por lo menos, además de a cuatro reyes, por ahora, una princesa menor de edad, pero que cobra más de cien mil euros anuales, no se a cuento de qué, etc.

         Los católicos cuando pecamos debemos confesarnos por ello, cumplir la penitencia y, muy importante, hacer propósito de enmienda, es decir de no volver a caer en el pecado.

         No basta con ir a misa vestida rigurosamente de negro, y con mantilla en la cabeza del mismo color…, si no hemos enmendado nada, y me refiero a devolver el dinero sustraído, ni hemos cumplido pena alguna, ni ingresado en prisión preventiva, o sufrido detención policial, ingreso en los calabozos de la comisaría o centro de detención correspondiente, etc.

         Aquí el único que ha sufrido ocho meses y medio de prisión preventiva fue un señor de 74 años de edad, don Miguel Bernad Remón, con cuya amistad me honro, y a quien ahora la fiscalía pide nada menos que 24 años y 10 meses de prisión…

         Como quiera que actualmente tiene 75 años de edad, deben de pensar que llegará a los 100 años, para así poder cumplir los casi 25 años de prisión.

         ¿Y quién es este señor? Pues sencillamente, el denunciante de la Infanta beata, doña Cristina de Borbón y Grecia, y de su esposa, el Urdanga.

         De toda esta historia, solo hay cinco personas que me inspiran afecto, respeto y pena: don Miguel Bernad Remón, y los cuatro hijos del matrimonio antes citado.

         Rezaré para que esta historia termine de la forma menos gravosa para todos ellos.

         Y respecto a los ex Duques de Palma, ¿pues que quieren que les diga? Pues que apechuguen con las consecuencias de sus actos. Menos hipocresía y fariseísmo, y más devolver el dinero sustraído a los demás.

]]>