Sierra Norte Digital Llevamos 1,805 días y 21,244 artículos publicados

Principal < Sucesos < Sucesos

La asesina de Gabriel, escribe una carta en la que acusa a España de racismo y xenofobia....

12 de abril de 2018 -
3:42 min.

Ana Julia Quezada, la presunta asesina del pequeño Gabriel Cruz, ha enviado una carta a El programa de Ana Rosa desde la cárcel en la que pide perdón a Ángel, el padre del niño, Patricia, su madre y a todos. "Sé que no tengo excusa por el accidente", afirma en la carta, en la que sigue insistiendo en que la muerte del pequeño fue un accidente, pese a las pruebas recabadas.

Nada que ver con lo descrito en el auto del juez, que señaló claramente la premeditación: Ana Julia habría cavado la fosa en la que escondió el cuerpo de Gabriel en Rodalquilar antes de llevar al niño allí, presumiblemente engañado, y darle muerte. "Asesinato alevoso", aseguró la Fiscalía.

"Hola, Ana Rosa", comienza la extensa carta de dos folios, escrita a mano y enviada desde la cárcel de El Acebuche después de que el propio programa le remitiera una a ella, Ana Julia expresa su amor por Ángel, por el que dice seguir enamorada, y le pide perdón: "Quité a la persona que amo lo más grande que uno puede tener, un hijo". Ana Julia no menciona en ningún momento el nombre de Gabriel.

"¿Que cómo estoy? Pues te puedes imaginar, nada bien. Ante todo pedir perdón a toda la familia de Gabriel y a todas las personas que he hecho daño. No puedo hablar mucho por el secreto de sumario", continúa.

Recuerda a su hija, a la que "echo mucho de menos" y lanza un mensaje muy claro: "Creo que cometas el delito que cometas nos tienen que tratar como personas". En este sentido, asegura ser consciente de que va a pasar el resto de su vida en prisión, "pero eso es lo que menos me importa". "Tengo mucho que contar", añade la presunta asesina que pide ser escuchada.

"Me asusté, me bloqueé y la bola se fue haciendo cada vez más grande", asegura para explicar por qué no se lo confesó a su pareja o a la Guardia Civil.

Según ha explicado Ana Rosa, Ana Julia también envió una segunda carta en la que se muestra mucho más dura. La presunta asesina escribió esta segunda misiva después de estar en el patio y ver los informativos. Fue el día en que se emitieron las imágenes del 'linchamiento' en un acto popular en Coripe (Sevilla) de una muñeca que representaba a Ana Julia.

La ex pareja de Ángel se enfada, se indigna y cambia radicalmente el tono. "

Impresionante las imágenes que he visto hoy. Cogen una muñeca de plástico negra, la ponen en una plaza y la queman, como si me quemaran a mí". En esta segunda carta Ana Julia sí nombra a Gabriel: "Lo mío con Gabriel lo dije y siempre lo diré, fue un accidente. No soy más monstruo que esas personas y lo hice por un accidente. Ellos lo harían queriendo, son más monstruo que yo

Impresionante las imágenes que he visto hoy. Cogen una muñeca de plástico negra, la ponen en una plaza y la queman, como si me quemaran a mí".

En esta segunda carta Ana Julia sí nombra a Gabriel: "Lo mío con Gabriel lo dije y siempre lo diré, fue un accidente. No soy más monstruo que esas personas y lo hice por un accidente. Ellos lo harían queriendo, son más monstruo que yo.

Al escribir esta carta me tiemblan las manos. Así que disculpas cuando hay gente de color blanco que cometen esos crímenes nunca he visto tantas barbaridades. Eso se llama racismo y xenofobia".

Sí, Ana Julia apela al racismo y a la xenofobia para tapar su crimen. "Soy negra, cometí un delito sin querer, lo único que pido es que se me juzgue y se me trate como se me tiene que tratar en mi situación (...) ¿Que no hay racismo en España?Ahora lo pongo en duda, menos mal que aquí en la prisión me siento bien y me tratan como es debido porque son profesionales".

La autopsia del pequeño Gabriel desvela que el niño murió asfixiado por estrangulamiento el mismo día de su desaparición, "una o dos horas después de comer". El magistrado Rafael Soriano, en el auto de ingreso en prisión, aseguró que de su comportamiento "se infiere una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar la comisión del crimen".

El juez instructor destacó que enterró su cuerpo sin vida en un "hoyo que previamente había hecho con una pala" y luego quiso deshacerse del cadáver en un invernadero de acuerdo a las intervenciones telefónicas practicadas y cuyo contenido está en una pieza separada.

Ana Julia se convirtió en sospechosa desde el principio para la Guardia Civil al no tener una coartada clara en el momento de los hechos y al asegurar que había perdido su móvil en dos ocasiones. Todas las miradas se posaron de nuevo en ella cuando apareció la camiseta blanca del niño, que contenía restos de ADN de Gabriel.

La aparición de la camiseta forzó a la Guardia Civil a rastrear en el interior de las balsas sin resultado alguno y, durante los dos días que duró la búsqueda los interrogantes en torno a la prensa y las circunstancias de su hallazgo, incomodaban al entorno de la familia.

Tras 12 días con el alma en vilo, agentes de la Guardia Civil detuvieron a Ana Julia Quezada en la localidad de Vícar (Almería), a unos 60 kilómetros de Las Hortichuelas. La pareja del padre de Gabriel Cruz fue sorprendida mientras trasladaba el cadáver del niño en el maletero de su coche.

Envíanos tus vídeos, fotos y noticias por WhatsApp al 696190037

O si lo prefieres al correo: aromero@sierranortedigital.com

TE PUEDE INTERESAR
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2018  |  Sierra Norte Digital  | Powered by