Sierra Norte Digital Llevamos 1,678 días y 19,877 artículos publicados

Principal < Política < Política

Crisis Moral. Por Antonio Zugasti

06 de diciembre de 2017 -
1:54 min.

El politólogo y lingüista estadunidense Noam Chomsky, uno de los intelectuales de primera línea que crítica con más fuerza el capitalismo, cerró los trabajos del Festival Ciudad de las Ideas, también conocido como “De las mentes brillantes”, alertando sobre tres crisis que amenazan a la humanidad. En primer lugar, una crisis moral que lleva a la deshumanización. A esto se unen el cambio climático, que ya está aquí, y la posibilidad de una pandemia.

Desde luego en lo de la crisis moral y el cambio climático Chomsky tiene toda la razón; sobre la pandemia no me atrevo a opinar, aunque supongo que él tendrá datos suficientes. El cambio climático se está viendo en todo el mundo. La sequía que estamos padeciendo es un ejemplo, y los expertos afirman que, si no ponemos remedio, la cosa irá a más.

Pero lo más grave, porque está influyendo en todo lo demás, es la crisis moral y la deshumanización de un mundo envenenado por el espíritu capitalista. La corrupción salta a la vista todos los días. Pero lo peor no son unos políticos corruptos y unas empresas corruptoras. Lo peor es que ese clima de corrupción se ha extendido a los millones de personas que votan a esos políticos corruptos. Las clases sociales más altas tienen que reconocer que esos políticos son unos ladrones, pero parece que les importa poco. Prefieren decir: “Si, son ladrones, pero son nuestros ladrones, los que mejor defienden nuestros intereses”. Y ante la defensa de los propios intereses la moral y la ética caen por los suelos. Sin embargo, lo más lamentable son los millones de trabajadores que también votan a los corruptos. No sólo han perdido el sentido ético, sino una mínima sensatez, y piensan que con un partido de derechas van a poder vivir mejor, que sus intereses estarán más seguros en manos de esa gente.

No es sólo esa corrupción que sale en los periódicos. Es el clima moral de una Europa insensible ante los miles de víctimas que perecen en el Mediterráneo huyendo de la guerra o de la miseria. Insensible también ante los cientos de miles que se hacinan ante unas fronteras cerradas por el egoísmo y el temor de nuestra sociedad. Por no hablar de los laboratorios farmacéuticos que hacen negocio con la enfermedad. O las fábricas de armas, que lo hacen con la guerra. O las multinacionales que provocan sangrientos conflictos en África para apropiarse de sus recursos naturales. Sin olvidar las grandes empresas mineras o petrolíferas, que niegan el cambio climático para poder seguir con sus negocios contaminantes y suicidas.

Una sociedad moralmente enferma termina hundiéndose. Un mundo justo, solidario y libre sólo puede construirlo una sociedad moralmente sana. Una tarea fundamental de la izquierda es reconstruir esa sociedad moralmente sana con su denuncia, su palabra y su ejemplo. Es algo decisivo, en ese envite nos lo jugamos todo.

TE PUEDE INTERESAR
desplazarARTÍCULO POSTERIOR

La legislatura del fraude. Por Rafael Simancas

img

Antonio Zugasti

83 años aprendiendo de muchas batallas perdidas,  y también de alguna ganada. Y he aprendido sobre todo que la felicidad en la vida no depende de victorias o derrotas, sino de los ideales por los que luches y la esperanza que te anime

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by