Sierra Norte Digital Llevamos 1,623 días y 19,262 artículos publicados

Principal < Política < Política

El futuro éxodo societario de Cataluña. Por Diego Fierro Rodríguez

12 de octubre de 2017 -
1:22 min.
Muchos acontecimientos se están desarrollando en las últimas semanas en torno al proceso independentista catalán. El conflicto generado en España está teniendo consecuencias muy directas en diferentes aspectos que afectan a los ciudadanos de Cataluña de una manera bastante contundente.

El artículo 285 de la Ley de Sociedades de Capital señala que cualquier cambio en los estatutos sera competencia de la junta general. El segundo apartado del mismo precepto establecía, hasta hace unos días, que, salvo disposición contraria de los estatutos, el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional y, ahora, por el Real Decreto-ley 15/2017, de 6 de octubre, de medidas urgentes en materia de movilidad de operadores económicos dentro del territorio nacional, el artículo citado indica que el órgano de administración será competente para cambiar el domicilio social dentro del territorio nacional, salvo disposición contraria de los estatutos y que se considerará que hay disposición contraria de los estatutos solo cuando los mismos establezcan expresamente que el órgano de administración no ostenta esta competencia.


Hay muchos que piensan que el traslado masivo de sedes tendrá grandes repercusiones. Sin embargo, hay juristas que consideran que el cambio podría ser inocuo desde perspectivas mercantiles y fiscales, según la normativa, si se mantiene en Cataluña el centro de las actividades y gestiones principales.

Ciertamente, además de ser útil para evitar que los notarios de Cataluña se aburran durante estos días, el Real Decreto-ley 15/2017, que ha facilitado mucho el cambio de domicilio societario, va a servir para evitar que las grandes compañías se desconecten de la Unión Europea. De esta manera, esas sociedades no perderán las grandes ventajas del mercado único que hay entre los Estados miembros de la organización y ampliarán sus opciones ante la incertidumbre provocada por el proceso secesionista.

Hay que destacar que, si Cataluña llegara a independizarse, el cambio de sede de las sociedades podrá haber sido el primer paso antes de huir de ese territorio. Los futuros efectos, en ese caso, serian devastadores para el empleo y para la fiscalidad en un Estado catalán.
desplazarARTÍCULO POSTERIOR

¿Alarma, excepción o sitio para Cataluña? Por Diego Fierro Rodríguez

img

Diego Fierro

Licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga y colaborador de diversos medios de comunicación

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2017  |  Sierra Norte Digital  | Powered by