Sierra Norte Digital Llevamos 1,835 días y 21,587 artículos publicados

Principal < Política < Política

Deliveroo y los contratos de trabajo. Por Diego Fierro Rodríguez

14 de mayo de 2018 -
3:25 min.

El modelo de negocio de Deliveroo y de otras compañías, que basan su funcionamiento en la economía colaborativa, se aprovecha de contratos civiles o mercantiles que se celebran con personas que, sujetas a un régimen de trabajo autónomo, cumplen sus obligaciones sin las garantías que recogen las normas laborales y las normas de la Seguridad Social para los trabajadores por cuenta ajena. De ese modo, el empleador o empresario tiene menos costes y menos obstáculos para obrar, en la medida en que no tiene que satisfacer las cuotas de la Seguridad Social y disfruta de más libertad para modificar o extinguir la relación contractual con la otra persona.

Víctor Sánchez trabajaba con Deliveroo por una relación contractual no sometida al Derecho Laboral hasta que la compañía decidió prescindir de sus servicios por dirigir actividades en contra de la utilización e falsos autónomos. Este hecho le llevó a presentar una demanda contra Deliveroo para que se declare la existencia de una relación laboral en su caso, de forma que podría hundir todo el sistema de funcionamiento de la compañía.

 

La configuración de las obligaciones y prestaciones del contrato del arrendamiento de servicios regulado en el Código Civil se diferencia claramente de la que tiene el contrato de trabajo, ya que los que trabajan por cuenta ajena cumpliendo ciertos requisitos tienen una mayor protección. En el contrato de arrendamiento de servicios, el esquema de la relación contractual es un genérico intercambio de obligaciones y prestaciones de trabajo con la contrapartida de un precio o remuneración de los servicios, mientras que, en el contrato de trabajo, ese esquema se presenta de forma idéntica, pero con particularidades, ya que consiste en el intercambio de obligaciones y prestaciones de trabajo dependiente por cuenta ajena a cambio de retribución garantizada.

El Tribunal Supremo ha dictado numerosas sentencias en las que siempre analiza la cuestión del mismo modo. Cuando concurren, junto a las notas genéricas de trabajo y retribución, las notas específicas de ajenidad del trabajo y de dependencia en el régimen de ejecución del mismo, hay un contrato de trabajo, sometido a la legislación laboral. En sentido contrario, para la declaración de existencia de arrendamiento de servicios y no de una relación laboral se exige que la prestación del demandante se limite a la práctica de actos profesionales concretos, sin sujeción ninguna a jornada, vacaciones, ordenes, instrucciones practicando su trabajo con entera libertad, realizando su trabajo con independencia y asunción del riesgo empresarial inherente a toda actividad de esta naturaleza.

 

Como indica la Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de noviembre de 2009, la dependencia y la ajenidad constituyen elementos esenciales que diferencian la relación de trabajo de otros tipos de contrato. Tanto la dependencia como la ajenidad son conceptos de un nivel de abstracción bastante elevado, que se pueden manifestar de distinta manera según las actividades y los modos de producción, y que además, aunque sus contornos no coincidan exactamente, guardan entre sí una estrecha relación. Eso termina provocando que, en la resolución de los casos litigiosos sobre esta materia, se recurra con frecuencia para la identificación de estas notas del contrato de trabajo a un conjunto de indicios o hechos indiciarios de una y otra. Estos indicios pueden ser comunes en muchas situaciones, pero destacan los que existen como específicos de ciertas actividades:

  • La ajenidad implica el enriquecimiento directo para el empresario por las labores del trabajador. La Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de marzo de 2009 establece que “los indicios comunes de la nota de ajenidad son, entre otros, la entrega o puesta a disposición del empresario por parte del trabajador de los productos elaborados o de los servicios realizados [STS 31/03/97-rcud 3555/96-]; la adopción por parte del empresario y no del trabajador de las decisiones concernientes a las relaciones de mercado o de las relaciones con el público, como fijación de precios o tarifas, selección de clientela, indicación de personas a atender [SSTS 11/04/90; 29/12/99-rcud 1093/99-]; el carácter fijo o periódico de la remuneración del trabajo [STS 20/09/95-rcud 1463/94 -]; y el cálculo de la retribución o de los principales conceptos de la misma con arreglo a un criterio que guarde una cierta proporción con la actividad prestada, sin el riesgo y sin el lucro especial que caracterizan a la actividad del empresario o al ejercicio libre de las profesiones [STS 23/10/89]”.
  • La dependencia implica el sometimiento del trabajador a las instrucciones y a las reglas organizativas del empresario. La Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de marzo de 2009 establece que “los indicios comunes de dependencia más habituales en la doctrina jurisprudencial son seguramente la asistencia al centro de trabajo del empleador o al lugar de trabajo designado por éste y el sometimiento a horario”.

 

Parece correcto decir que los que desarrollan labores de reparto con Deliveroo deberían estar sujetos a las normas laborales y al régimen general de la Seguridad Social, ya que los afectados trabajan por cuenta ajena y dependiendo de las instrucciones de la compañía. Por ese motivo, habría que actuar consecuentemente y garantizar la protección de los derechos laborales de muchos que han estado trabajando con condiciones que no se ajustan al ordenamiento jurídico.

Envíanos tus vídeos, fotos y noticias por WhatsApp al 696190037

O si lo prefieres al correo: aromero@sierranortedigital.com

desplazarARTÍCULO POSTERIOR

El Presidente de la "República catalana" nombra Primer Ministro. Por Ramiro Grau Morancho

img

Diego Fierro

Licenciado en Derecho por la Universidad de Málaga y colaborador de diversos medios de comunicación

TE PUEDE INTERESAR
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2018  |  Sierra Norte Digital  | Powered by