Sierra Norte Digital Llevamos 1,713 días y 20,244 artículos publicados

Principal < Sucesos < Sucesos

Diana y Marta, crimen y ¿castigo? Por Eduardo García Serrano.

10 de enero de 2018 -
2:08 min.

Nada sé de ciencia jurídica ni de la complicada geometría del Derecho. Desconozco también la contabilidad penal de la que emana el saldo a pagar en la balanza del crimen y el castigo pero sí sé, al igual que Sócrates, que el hombre nace con la memoria de lo que es justo. Y ésa memoria instintiva y atávica, telúrica y genética me confirma que lo que es justo y la justicia son cosas diferentes. Sobre todo en España.

Por eso una apariencia de justicia  es siempre una forma de crueldad consciente que, sin duda, cabe en los códigos y en las leyes con los que se juzgó a los asesinos de Marta del Castillo y se juzgará al monstruo antropomorfo que asesinó a Diana Quer. Hay una distancia que ni los legisladores ni los jueces se toman la molestia de recorrer, la infinita distancia del dolor de Marta, de Diana y de los padres de las chicas, reducidos a la devastadora soledad de la irremediable ausencia de sus hijas mientras la copa de vida de los asesinos la colmará de esperanza y libertad un sistema político judicial que cree que los asesinos deben ser reinsertados, aunque la sociedad a la que dicen servir crea firmemente que para crímenes como los perpetrados con Marta y Diana sólo hay un castigo...innomidado pero secretamente murmurado.

He ahí la primordial perversión de los legisladores a los que el pueblo español vota cada cuatro años, insensatos alejados de la realidad que siguen contemplando al delincuente con la blanca inocencia de la leche fresca. Legisladores que se esconde bajo la excusa de una utopía: la culpa de que haya delincuentes y asesinos la tenemos todos los que no somos delincuentes ni asesinos. Utopía sintetizada con mucho éxito en esa frasecita acuñada por Concepción Arenal para consumo de imbéciles sin fronteras que dice “odia el delito y compadece al delincuente”. Ése es el belén del buenismo imperante. ¡No, hombre, no!. Odia el delito, compadece a la víctima y castiga al delincuente.

Existe una diferencia entre lo que probablemente sea bueno, la cándida milonga del asesino que se arrepiente, se hace neurocirujano estudiando en la cárcel y finalmente se reinserta, y lo que sin duda es beneficioso para la sociedad: que pague con toda la dureza a que en cada caso haya lugar el crimen que ha cometido para que la sociedad recobre, no la apariencia, y sí la certeza de la seguridad. Sí, de la seguridad, eso de lo que los giliprogres se ríen tanto, pues la seguridad es el ombligo y el corazón de la libertad.

¿Cómo se refleja en un código el dolor y el horror de los padres de Marta y Diana? ¿Cómo se mide, cómo se aquilata en un código el espanto paralizante que precedió  a la muerte de Marta y Diana, y el desprecio de sus cuerpos arrojados como un fardo de basura a un vertedero? ¿Qué les debería esperar a sus asesinos? Virgilio, el gran poeta romano, me da la respuesta desde los anaqueles de mi biblioteca con una claridad y una firmeza que harían desmayarse a todos los giliprogres de España: “Si hay una fuerza de rectitud, beberás hasta el final la copa del castigo”.        

TE PUEDE INTERESAR
desplazarARTÍCULO ANTERIOR

Ahora mismo cerrada la AP-6 desde Adanero hasta Guadarrama sentido Madrid por el accidente de un mercancías peligrosas

desplazarARTÍCULO POSTERIOR

Rascafría investigará a la ex alcaldesa Beatriz Aguirre y su equipo

img

Eduardo García Serrano

Eduardo García Serrano es un periodista español de origen navarro, hijo del también periodista y escritor Rafael García Serrano. Es director del programa Buenos días España en Radio Intereconomia, además de tertuliano habitual de El Gato al Agua en Intereconomia Televisión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTARIOS
Sierra Norte Digital

Editado por SIERRA NORTE DIGITAL, S.L. C/Miralrio, 10. 28730 Buitrago del Lozoya. (Madrid). Tel: 918680138. info@sierranortedigital.com

© 2018  |  Sierra Norte Digital  | Powered by